DEPORTES

[VIDEO] La violencia sacudió al fútbol misionero

[VIDEO] La violencia sacudió al fútbol misionero
Compartí este articulo en:

Lo que tendría que ser una fiesta, terminó con un árbitro en el hospital y un jugador en la comisaría. La final de la Liga Posadeña de fútbol se empañó por una brutal y cobarde agresión a Gabriel Cortinez, a escasos minutos del final por parte de Luis Maciel, futbolista de Sporting de Santo Pipó. ¿El resultado? Solo quedará para la estadística, el 3-1 de Mitre sobre los pipoceños, ya poco importa.

El encuentro llegaba al final. Se disputaba el tercer minuto agregado de los 5 que adicionó Gabriel Cortinez, cuando expulsó a Matías Benítez por doble amarilla, situación que poco le agradó a Maciel y tras ser amonestado le propinó un golpe de puño en el rostro dejándolo tendido en el terreno de juego. Inentendible e inexplicable reacción.

Lo que ya es habitual y una constante en el certamen domestico es la falta de ambulancia. Cerca de 50 minutos permaneció el referí en suelo a la espera de ser trasladado al Hospital Madariaga, allí se destacó la labor del arquero de Sporting, Jorge Maslovski que junto al enfermero del partido, le practicaron los primeros auxilios. En tanto que Maciel permaneció hasta la medianoche del domingo demorado en la unidad policial de la 17ma.

Afortunadamente, Cortinez, se encuentra lúcido y en su domicilio particular, de todas maneras continuará controles y chequeos médicos: “Siento mucha tristeza por lo sucedido”, lamentó, en contacto con Doble Cinco. El árbitro terminó con un fuerte traumatismo en la mandíbula e incesante dolor de cabeza y al mismo tiempo agradeció el acompañamiento permanente de la nueva comisión del SADRA filial Misiones, la cual asumirá funciones a mediados del 2019.

Desde el organismo, esperan que la Liga Posadeña “tome una sanción ejemplar contra el jugador y la institución de Santo Pipó”, indicó el secretario general, Gastón Ramírez, quien además sostuvo que en el transcurso del lunes se reunirá con árbitro de la final: “No es un hecho aislado, hace tiempo se vienen suscitando estas acciones”, sentenció.

En esta temporada se registraron incidentes en la cancha de Deportivo Ágil (Gobernador Roca), con el árbitro Alejandro Sanabria o bien en Villa Sarita, con la prepotencia cara a cara del presidente de Guaraní Antonio Franco con el referí, Juan Vázquez, eso sin contar las agresiones en el fútbol infantil y sin remontarnos un tiempo atrás.

¡Ah! El domingo se jugará la revancha en Santo Pipó, desde las 17 horas y en caso de que triunfe el bicampeón posadeño habrá tercer partido, caso contrario el Auriazul levantará el título por imponerse 3-1 con goles de Matías Fesztein, Ulises Silveira y Manuel Sánchez Ocaña, mientras que Pablo Reis empató transitoriamente el juego.

Nuevamente se repite un acto de violencia en el fútbol posadeño, misionero y argentino. Si el fútbol no termina con la violencia, la violencia terminará con el fútbol.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*