EDUCACION, Ultimas Noticias

Vamos a ZoomAr: Un encuentro donde primaron las historias de autosuperación y el cuidado del ambiente

Vamos a ZoomAr: Un encuentro donde primaron las historias de  autosuperación y el cuidado del ambiente
Compartí este articulo en:

Vamos a Zoomar NEA, un ciclo de charlas y actividades para el NEA que pretende incentivar a las nuevas generaciones

En la tarde del sábado, más de 1000 personas asistieron al Conocimiento, para participar de las actividades propuestas en el evento impulsado por TECHO, la Familia Bercomat y el apoyo de las Naciones Unidas, que tuvo como objetivo crear una experiencia con potencial transformador en la audiencia.

El evento consistió en una doble jornada: en la primera parte tuvo lugar en el Teatro Lírico del centro, una docena de expositores presentaron temáticas diversas, además de reconocimientos y entrega de premios, mientras que la segunda parte, que se realizó en el Centro de Convenciones, generó un espacio más recreativo, con espectáculos en vivo, foodstrucks, stands con juegos y actividades diversas.

Durante el ciclo de charlas, Mariano Peluffo y Belén Hernández oficiaron de presentadores y moderadores de las exposiciones que fueron desde experiencias de autosuperación a un llamado de consciencia sobre el daño que está sufriendo el medio ambiente, donde los 12 disertantes fueron pasando y dejando su mensaje en un tiempo no mayor a 10 minutos que, aunque parezca poco, tuvo como resultado un importante impacto en la audiencia.

En el inicio de las disertaciones, la encargada de abrir la ronda fue Griselda Acuña, periodista, jefa de la sección Actualidad del diario El Territorio, dónde cuestionó sobre el concepto de lo que se considera “normal” en la sociedad, basándose en su experiencia como una persona con discapacidad, por haber nacido sin el brazo izquierdo. En ella plantea la necesidad de ser conscientes de las capacidades y limitaciones que tiene cada persona que sufra algún tipo de discapacidad y la importancia de integrarse a la sociedad, a pesar de esto y de no temer a reclamar los derechos que le corresponden por esta condición.

En el segundo término, Fredi Vivas, CEO de Rocing Data, habló sobre un tema que se encuentra en vigencia en la actualidad, como ser la Big Data, cómo funcionan, cuáles son sus usos actuales, tanto en el escenario público en la política, como en el privado, por empresas como Facebook, Google o Netflix. Vivas afirmó que esta revolución de la información se puede considerar como la cuarta revolución industrial, por lo que señaló que estas innovaciones podrían tener otros usos, más relacionados a lo social y resolver problemáticas, como ser analizar los motivos de la deserción universitaria, entre otros aspectos.

Norma Varela fue la tercera oradora, quien a sus 71 años afirma haber encontrado motivaciones para mantenerse activa y “seguir viviendo”, según ella misma confiesa. “Yo era psicóloga y luego el sistema me niveló junto al resto, poniéndome en el status de jubilada”, señaló en tono jocoso, para visualizar ese sector etario de la sociedad que, a falta de políticas de bienestar, resultan ser descuidados.

En cuarto lugar, estuvo Martín Kowaleski, un biólogo, antropólogo, activista e investigador del Conicet, quien expuso sobre la migración de distintas especies animales a espacios urbanos, debido al impacto que tienen las acciones humanas sobre el medio ambiente. A través de datos precisos, producto de su investigación, presentó la degradación que sufre la biodiversidad provincial, que genera la deserción de estas especies de su hábitat, para trasladarse a las ciudades. “Hay grupos, activistas que realizan acciones concretas en respuesta a esta problemática, por se precisa que todos pongamos de nuestra parte para generar una acción de alto impacto”, señaló.

Una de las oradoras de mayor renombre fue la atleta olímpica Jennifer Dahlgren, quien fue record woman sudamericana de lanzamiento de martillo, además de ser representante del país en los Juegos Olímpicos, de la misma disciplina en varias ediciones. Durante su emotiva charla contó sobre cómo fue forjando su carácter, a pesar del “éxito” deportivo y como las inseguridades la fueron acompañando durante muchos años, a pesar de ser una deportista consagrada de elite. “Mi supuesta superación por mis inseguridades eran muy frágiles, ya que recostaba mi autoestima en algo tan frívolo como el éxito”, resaltó Dahlgren.

Por su parte Wiliam Ramos, explicó como él y su familia se sumaron como voluntarios, luego de que la organización TECHO le había construido una casa, en su Chaco Natal. William protagonizó una de las exposiciones más emotivas, que se vio interrumpida en ocasiones por lágrimas, al recordar cuando voluntarios se acercaron a ayudar a su familia.“Ser voluntario es dar todo sin esperar nada a cambio, ser voluntario es dar eso que tenés y recibir un agradecimiento genuino de quien ayudas”.

Otra de las personalidades destacadas de la noche fue Charo Bogarón, cantautora, bailarina, periodista y actriz, conocida por su participación en Tonolec, junto a Diego Pérez. Charo destacó lo importante que fue para ella aceptarse como mujer guaraní, de entender que la belleza pasa por ser uno mismo y no como lo impone una sociedad. Entre medio de canciones, destacó como la música le sirvió como herramienta unificadora de criterios.

Fredy Pérez fue otro disertante que habló de la superación personal, a pesar de las dificultades y adversidades que le toca a cada uno. Fredy es trompetista y pintor, pero además tiene un comedor en Santa Ana y explicó cómo puede realizar todas sus actividades, a pesar de que un accidente a los 24 años, lo postró a una silla de ruedas. Ya cerca de culminar las rondas de disertaciones, Alejandro Chaskielberg, un fotógrafo que recorrió el mundo con sus trabajos, contó experiencias vividas en sus distintos viajes, haciendo un fuerte énfasis en lo vivido en Japón luego de que un tsunami azotara sus costas. Durante su charla reflexionó sobre cómo buscó recuperar las historias del lugar, a través de la fotografía.

“Vivir en manda” fue el título de la disertación de Cecilia Solá, docente y escritora, que en su discurso realizó paralelismos entre una manada y el movimiento de lucha de género que integra. “En la manada uno cuida de sus pares, lo identifica, lo atrae y lo pone a resguardo, lo mismo pasa con nosotras”, destacó.

La anteúltima oradora fue la más joven de la noche. Nicole Becker es una joven estudiante de derecho y activista de Jóvenes por el Clima en Argentina que, con sus 18 años, interpeló a la audiencia sobre la degradación del medio ambiente. “Podría darles recomendaciones cotidianas, para que cada uno realice desde su casa que, aunque todavía es necesario, no alcanza para remediar todo el daño hecho. Nos quedan 11 años, que parecen muchos, pero no lo es”.

Por último, Sergio Feferovich, pianista y director de orquesta, cerró la lista de disertantes con una dinámica musical, en la que destacó la importancia de unificar ideas para conseguir resultados “más interesantes”. Durante su exposición hizo uso de sus conocimientos musicales para cautivar a los presentes, como antesala de la segunda parte de las actividades.

Grandes Zoomadores

En medio de las disertaciones se realizó también la entrega de los Premios Grandes Zoomadores a cuatro de los 180 proyectos del NEA que participaron de la convocatoria de iniciativas con impacto social alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Los premiados fueron, la fundación UNARTE, que utiliza el arte como una herramienta de transformación social; la FUNDACIÓN ARELI, que asiste a víctimas de violencia de género, CAMINOS DE TIZA, una propuesta de Educación Comunitaria Itinerante que se desarrolla en contextos de marginalidad (basurales, colonias, barrios y la selva misionera) y ESCUELA DE CARNAVAL dedicada a la formación en arte y oficios relacionados al Carnaval (diseño, bordado, herrería artística, emplumado, construcción de carrozas, etc.)

Un festival para todos

Durante la segunda parte, que tuvo lugar en el edificio contiguo, tanto los disertantes, como presentadores y público en general, disfrutaron de un espacio de intercambio, recreación y degustación a cargo de emprendedores locales que deleitaron a los presentes con sus ofertas gastronómicas.

En el predio también se realizaron diferentes juegos, actividades recreativas con la constante animación de Mario Alcaraz, quien micrófono en mano y seguido de una cámara recorría los diferentes espacios para interactuar con las personas. Del mismo modo, en el escenario principal, Katana, Paola González y la Charo, realizaron presentaciones musicales en vivo.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*