COLUMNISTAS

Un pedido sin respuestas

Compartí este articulo en:

Al Consejo Deliberante de la Municipalidad de Posadas:

Tengo el agrado de dirigirme a los miembros de ese honorable Consejo con el fin de proponer las siguientes iniciativas:

1) Denominar a la Ciudad de Posadas con el nombre de Roque González atendiendo a que su actual nombre se refiere a uno de los personajes que mayor daño hizo a la Provincia de Misiones, regalando sus tierras cuando era territorio a parientes y asociados- En general, las negociaciones del Estado Nacional favorecieron a Corrientes cuando se trataba la federalización del Territorio de Misiones para convertirlo en Provincia. Era urgente poblar el Territorio de Misiones enclavado en una zona conflictiva de límites con el Imperio de Brasil.

El Gobierno de Corrientes, al enterarse que el Poder Ejecutivo Nacional no reconocería venta alguna hecha por el Gobierno de Corrientes con posterioridad al 1º de julio de 1881, en sesión secreta de su legislatura, autorizó al gobierno a vender la tierra a 500 patacones la legua. Cuando el Gobierno Nacional reclamó, ya se habían concretado grandes ventas, con el objeto de enajenar la mayor cantidad posible, antes de que el Congreso se abocara al tratamiento del Proyecto de Federalización. La Legislatura autorizó al Gobernador Gallino, a vender todas las tierras fiscales de Misiones a razón de lotes de 25 leguas, enajenándose así, 750 leguas, o sea 18.750 km2, quedando Corrientes en posesión de las localidades de Yapeyú, La Cruz y Santo Tomé.

Treinta y ocho compradores se repartieron las 750 leguas en una escandalosa en una escandalosa enajenación a vil precio.

El apresuramiento y equivocaciones en la mesura, hicieron que sobrara algunos remanentes que se convirtieron en tierras fiscales de la provincia. Así volvió al fisco una ancha franja de tierras a lo largo del “dorsal central” del territorio.

2) Denominar a calles de Posadas con los siguientes nombres: Risieri Frondizi, filósofo argentino nacido en Posadas en 1910. Obtuvo el diploma de profesor de filosofía en el Instituto Nacional de Profesorado de Buenos Aires en 1935. Su formación filosófica fue amplia y su cambio impresionante, donde tuvo que enfrentar circunstancia difíciles , tanto en lo económico como político. Gracias a una competitiva beca que ganó, pudo realizar estudios en la Universidad de Harvard bajo un grupo distinguido de filósofos. En 1937 fundó el Departamento de Filosofía y Letras de la Universidad de Tucumán que más tarde se convirtió en la Facultad de Filosofía. Las principales universidades del mundo lo invitaron a ingresar en las mismas y teóricos físicos como Openheimer compartieron con él, el debate sobre los valores. Durante la llamada Revolución Libertadora, con el avallasamiento de la autonomía universitaria se exilió y se radico en Estados Unidos donde ejerció la docencia en la prestigiosa Universidad de Harvard. Tan ilustre y prestigioso posadeño merece que una calle, avenida, o secciones del Parque del Conocimiento lleven el nombre de uno de los posadeños más ilustres.

Otro ilustre prominente posadeño fue don Rodolfo Torres, médico que se desempeñó el Hospital Madariaga con dedicación y servicio a sus pacientes. Fue Gobernador del Distrito 484 de Rotary Internacional que comprendía las provincias de Misiones, Chaco, Corrientes, Formosa y la República del Paraguay. Durante el Ciclón que azotó a la ciudad de Encarnación, organizó desde Posadas la ayuda humanitaria a la misma, asistiendo a heridos, enfermos y desamparados. También una calle de Posadas y Encarnación merecen llevar su nombre.

Sin otro particular, les saludos con la mayor consideración.

Miguel Schmalko-Consejero y ex presidente de la FEBAP y CACEXMI (Federación Económica Brasil, Argentina, Paraguay y Cámara de Comercio Exterior de Misiones)

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*