Coronavirus, POLITICA, Ultimas Noticias

¿Qué mundo recibe al Coronavirus?

¿Qué mundo recibe al Coronavirus?
Compartí este articulo en:

Escribe Lic. Ricardo Maldonado – «Entre la extrema riqueza y la miseria extrema se encuentra el canal por el que el virus surge y llega al mundo»

«Una epidemia no la provoca la existencia de un virus, sino un cuerpo social en condiciones de enfermarse y propagarla. La pandemia declarada por la OMS modifica necesariamente nuestra relación con las teorías, las percepciones y los actos socialmente dominantes.

No respecto a las enfermedades sino a la totalidad de la vida social. Si ampliamos la mirada más allá del cuerpo humano vemos la multiplicidad de factores que es necesario contemplar.

La “enfermedad” es un cruce de determinaciones biológicas, ambientales, geográficas, sociales y las epidemias lo exponen. Cuando observamos el mundo que recibe al coronavirus es de suponer que estará contento. De alguna manera el mundo lo recibe con los brazos abiertos.

En los últimos años las reformas sociales han apuntado a fragilizar a los grupos más expuestos a los problemas de salud. En el origen del coronavirus se encuentran relaciones que exceden al propio cuerpo.

Nuestro sistema inmunológico utiliza como una de sus herramientas la temperatura. La fiebre con la que luchamos contra las infecciones es su expresión diáfana. El murciélago con una temperatura corporal que supera en 4 grados la humana es, aparentemente, capaz de portar agentes patógenos que no lo afectan pero sí a nosotros.

La elevación de la temperatura por el cambio climático podría realizar una selección de agentes patógenos de mayor resistencia al calor que los murciélagos portarían sanos, y los humanos sufriríamos como enfermedad. Luego, la urbanización a ritmo alocado en el sudeste asiático complica más aún el escenario con el hacinamiento urbano miserable que lleva a resolver un viejo problema humano (la obtención de proteínas) de manera miserable (caza y venta de animales salvajes).

Una práctica peligrosa pero ahora realizada en un país a la vez conectado interna y externamente por los negocios. Este efecto negativo del atraso (comer cualquier cosa) probablemente también produzca novedades patógenas en otros territorios como el África subsahariana. Pero allí no hay ciudades con 11 millones de personas como Wuhan que tengan plantas de la General Motors. Entre la extrema riqueza y la miseria extrema se encuentra el canal por el que el virus surge y llega al mundo.


Ricardo Maldonado es Lic.. en Psicología (UBA), investigador del CEICS, editor responsable del periódico El Aromo y militante de la organización
Razón y Revolución.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*