ECONOMIA, Ultimas Noticias

Norberto Aguirre, intendente de Eldorado, apoya a los empresarios: «La situación es grave, empeora y exige actuar, pero aún no estamos en 2001»

Norberto Aguirre, intendente de Eldorado, quien apoyó y ayudó a la convocatoria y gestionó la reunión con Passalacqua.
Compartí este articulo en:

Norberto Aguirre no es un intendente más de Misiones. Está hace 20 años al frente del municipio más industrial de la provincia, donde tiene que negociar todos los días con una población vulnerable que crece, una clase obrera que padece la crisis laboral y también una importante clase empresaria que exige, controla, participa e influye en las decisiones.

Además, Aguirre sabe de situaciones límite probablemente como ningún otro alcalde. Como se sabe, es veterano de Malvinas. Como parte del Grupo de Artilleria Aerotranportado 4 defendió las colinas que rodean Puerto Argentino y vivió durante más de 40 días bajo los bombardeos constantes de las fragatas inglesas. Participó de una situación extrema como la batalla final por la capital malvinense el 12, 13 y 14 de junio en Sapper Hill, donde el GAA4 tiró con obuses y cañones hasta que agotaron municiones.

Por eso le pedimos que evaluara la gravedad de la situación y una vez más pareció tener las palabras justas para poner blanco sobre negro el verdadero estado de situación de las cosas. Aguirre participó activamente en la organización de la reunión de ayer, convocando a todos los intendentes del Alto Paraná (sólo faltó Filipa de Puerto Iguazú) y también levantando el teléfono para conseguir una reunión del gobernador Passalacqua con los empresarios, que se concretará en los próximos días.

Sus acciones revelan que entiende la gravedad de la situación como pocos y sobre todo, busca alentar a los que tienen el poder para que tomen decisiones. «Hay que estar atentos, este tipo de reuniones sirve para profundizar, escuchar y transmitir. Pero si no actuamos, no sirve de nada», explicó, el alcalde que declaró la «emergencia laboral» en diciembre pasado y se comprometió a no cobrarle tasas a quienes demuestren que atraviesan una severa crisis económica.

En este escenario, Aguirre está junto a los empresarios. «Si a ustedes les va mal, a nosotros también nos va mal», dejó en claro ayer. «Al primer lugar que vienen a pedir respuestas los despedidos o los que la están pasando mal es al Municipio, la primera marcha la hacen acá», explicó el intendente.

Pero también Aguirre puso blanco sobre negro y afirmó que la situación todavía no llegó a ser tan grave como en el 2001. En la reunión contó que «en esa época tuvieron que salir a pedir bolsas de arroz para alimentar a la gente». También dejó en claro que la situación, si bien no es tan grave, puede llegar a eso si no se toman acciones decididas.

-¿Cuán grave es la situación económica y social actual?, le preguntó Economis a Aguirre ayer en la puerta de Amayadap, al cierre del encuentro.

-Mirá, recién me preguntaban si era la primera reunión de este tipo. Yo digo que no, tuvimos a principios de 2001 reuniones mucho más difíciles, con todos estos actores que hoy están reunidos y sobre todo con el sector social. Celebro que hayan asistido sectores sociales de todo el sector político de la zona, sobre todo los intendentes, ojalá esto no caiga en saco roto, los municipios somos los principales fusibles. Cuando despidieron a los 170 empleados de Dass, lo primero que hicieron fue venir a la puerta del Municipio.

-¿Cómo se siente la crisis en la calle?

-Es difícil. Al Municipio le afecta mucho porque significa mayor asistencia (que tenemos que dar), menos impuestos (que recaudamos), se siente. Tenemos planes muy fáciles para pagar los impuestos anuales que comienzan en diciembre y terminan en enero, donde hacemos colchones para poder pagar el aguinaldo a mitad de año. Bueno, lo que se recaudó en diciembre y enero de este año no llega al 50 por ciento de lo que fue en años anteriores, lo primero que hacen (los vecinos) es dejar de pagar impuestos.

-¿Hay bronca con la clase política como en el 2001? Más allá de la injusticia que siempre implica meter a todos en la misma bolsa.

-Mirá, vos me ves que ando solo, no tengo chofer, ni guardaespalda, ni nada. La situación se está agravando, hay impuestos nacionales, provinciales y municipales que molestan, pero hoy lo mas sensible es la cuestión energética. Está golpeando a todos, al sector industrial, al vecino y el laburador, hablaba un empresario de la cantidad de tasas que tenés que pagar en los bancos. La crisis se va profundizando, hay que estar atentos, este tipo de reuniones sirve para profundizar, escuchar y transmitir. Pero si no actuamos, no sirve de nada.

-¿Con el tema energia se podria aliviar mucho?

-Es uno de los gastos que más le pesa a todos, y no te olvides el tema combustible. Nosotros también pagamos, luz, energía, incremento de combustibles, el gasoil, lo que sale una cubierta 3 años atrás, hoy sale 500 o 600 por ciento más caro. Los municipios nos sentimos perjudicados, el tema de las tasas bancarias, todo es una cadena que perjudica al eslabón social.

 

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*