ECONOMIA, LA CHACRA, Ultimas Noticias

¿Nace un polo oleoquímico en Misiones?

¿Nace un polo oleoquímico en Misiones?
Compartí este articulo en:

“El Polo oleoquímico de El Soberbio es el último eslabón de una cadena productiva basada en la extracción de aceites esenciales”, explicó Roberto Tarnowski, subsecretario de planificación industrial de Misiones. 

Este polo está pensado por cinco para diferentes puntos de la provincia. 

El objetivo es procesar citronella, cedrón y menta; más otras nuevas especies en estudio. 

El Polo también está planificado como un ámbito de capacitación para los productores esencieros de la zona y como campo demostrativo para mejores cultivares y prácticas agrícolas. 

“También se trata de prestar servicio de destilación de aceites esenciales para aquellos grupos o zona rurales que no tengan la maquinaria adecuada; y la etapa final que es la rectificación: separar los componentes activos que tiene el aceite esencial y venderlos por separado para obtener mayor precio en el mercado”, describió el funcionario.

Se trata de una política impulsada por el Ministerio de Industria de la Provincia que busca llevar al siguiente paso a los productores esencieros. 

Uno de los pasos fue lograr la asociación de los esencieros ya que individualmente se vuelve compleja la negociación o montar infraestructura para este tipo de industria. 

“Hay varios grupos consorciados con destiladores de tecnología muy obsoleta. Tenemos identificados a cinco grupos potenciales, colonos que están en una misma zona rural, bastante distanciados entre ellos, con lo cual el traslado de la hoja verde es clave para poder hacer en un solo destilador; y en forma asociada obtener el aceite esencial”, explicó Tarnowski. 

Los colonos venden su producción a intermediarios o también la ofrecen en las ferias, o en bidones que distribuyen en Posadas. 

Este polo está en una fase inicial. El primero de los cinco programados está en Monteagudo Bajo. Allí se está armando el centro donde estará el destilador de acero, con lo cual, no sólo van a tener mejor rinde, sino también mejor calidad y mayor eficiencia. 

“El plan es replicar esa experiencia en los otros cuatro polos que también trabajan con esa materia prima. Entonces van a tener la posibilidad de comercializarlo a través del centro tecnológico oleoquímico o hacer la rectificación; y con ese producto incentivar otras industrias de valor agregado como repelente, espirales, crema, jabones, y otros productos que tienen alta demanda”. 

La industria de las esencia no tiene techo, dicen los especialista. Es que los perfumes y aromas se utilizan en varios sectores. Desde lo gastronómico hasta en la perfumería. “Hay productos que la química no puede reproducirlos de manera artificial. Son aceites vegetales que tienen una gran demanda en la Argentina y en el mundo. En el país, se está importando mucho de este producto. Por eso queremos poner en condiciones a nuestros productores, que ingresen al mercado porque la compra es instantánea”, indicó Tarnowski. 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*