ECONOMIA, Ultimas Noticias

Mesa Forestal: sin soluciones a las demandas forestales, ahora Macri quiere reactivar el ex Puerto de Loma Negra

Mesa Forestal: sin soluciones a las demandas forestales, ahora Macri quiere reactivar el ex Puerto de Loma Negra
Compartí este articulo en:

El presidente Mauricio Macri les dijo hoy a los empresarios forestales de todo el país y a gobernadores y ministros de Corrientes y Misiones que quiere reactivar el ex puerto de Loma Negra, situado junto a la represa de Yacyretá. Macri les dijo a los empresarios y funcionarios que él mismo se va a poner al frente de las conversaciones con Mario Abdo, para conseguir el visto bueno de los paraguayos, algo fundamental para avanzar en el proyecto.

Además, avisó que ve con buenos ojos que se le otorgue la operación al paraguayo Grupo Fénix, el grupo que participó en las dos licitaciones para quedarse con el puerto de Posadas, que nunca se pudo adjudicar (las dos veces se interrumpió el proceso).

«Si hay una empresa interesada en trabajar, entonces no hay que poner trabas y hay que ponerse en marcha», les dijo Macri a los empresarios. El presidente está tan entusiasmado con la idea que incluso arriesgó una fecha para inaugurar el puerto: febrero del año próximo.

Ese puerto se creó especialmente para la construcción de la obra civil de Yacyretá, quedó desactivado y hoy está bajo dominio de la EBY.

Esta fue una de las escasas novedades de la sexta reunión de la Mesa Forestal que se llevó a cabo en la Casa Rosada. Ya sin tanta expectativa por la llegada de inversiones, Macri quiere poner el foco en bajar los costos logísticos y apuntalar exportaciones que no recobran vigor pese a la escalada del dólar.

Bitrenes y barcos

En especial en el sector forestal. Reactivar el transporte fluvial es uno de los medios para lograr ese fin, en paralelo al uso de los bitrenes, ya habilitados en Misiones -el gobernador Hugo Passalacqua extendió la autorización para la circulación en rutas provinciales- y en las últimas horas en Entre Ríos y Corrientes. 

Durante las anteriores cinco reuniones de la Mesa Forestal, todas presididas por Macri, el primer mandatario siempre siguió de cerca la evolución de la licitación del puerto de Posadas, tema que incluso tocó en otras reuniones con empresarios misioneros, como el cónclave con el consorcio tealero en Campo Viera hace dos meses.

Un grupo de empresarios, entre ellos la UTE conformada por Amazon y Grupo Fénix que pujó por el puerto de Posadas, le había arrimado al Presidente la alternativa de reactivar el puerto de Ituzaingó. Fue hace menos de un mes y Macri se entusiasmó de inmediato con la iniciativa que -aseguran-, no excluye al trabajo que Misiones realiza para reactivar el Puerto de Posadas. Pero las dudas invaden a los empresarios locales.

El nombre del Grupo Fénix surgió porque es uno de los pocos operadores que puede garantizar la llegada al puerto de containers vacíos a bajísimo costo. Hoy, cuando una industria maderera de Corrientes o Misiones carga un container debe traer la «lata vacía» de Buenos Aires, incrementando fuertemente el costo de la operatoria. Esto en un negocio de volumen, con márgenes bajos, amenaza permanentemente con hacer inviable el negocio.

Ya en aquel primer encuentro, Macri prometió ponerse al frente de las gestiones con Mario Abdo para poder consensuar la utilización de la terminal bajo dominio de la entidad binacional.

Ituzaingó es, además, una localidad que está pujando para lograr la radicación de una gran inversión en una industria productora de pasta celulósica y papel kraft. El proyecto que cuenta con más posibilidades es Ysyry Cuatiá, impulsado por media docena de empresarios misioneros y correntinos.

El gobernador correntino, Gustavo Valdéz -oriundo de Ituzaingó- impulsa también esta radicación. En la votación del último Presupuesto Nacional, la provincia de Corrientes obtuvo avales de la Nación por 300 millones de dólares destinados exclusivamente a aportar financiamiento para esta inversión.

Significa que Corrientes puede emitir deuda por ese monto (debe obtener los fondos del mercado internacional), siempre y cuando las condiciones financieras lo permitan.

Empresarios, sin respuestas

Más allá de la idea de reactivar Ituzaingó, la agenda de la Mesa Forestal es muy extensa y no hubo avances en otros puntos. Los empresarios salieron cabizbajos del nuevo encuentro con el Presidente. Pese a representar al sector «más mimado» por Macri, los números revelan que ha sido un «año perdido» en materia de rentabilidad y nuevas inversiones. Los detalles del encuentro, revelados por uno de los asistentes, dan cuenta de un sinnúmero de demandas que no fueron resueltas.

«Presidente, se cayeron inversiones del plan Renovar por falta de recursos nacionales», se quejó un empresario. «Que financien las provincias, que son las que van a recibir la energía», le respondió el mandatario. En Corrientes están buscando financiamiento de Dinamarca y parece que el camino se allanó por una ecuación negativa: la caída del PBI -por la devaluación- permite el acceso a una línea de créditos del país nórdico. «No hay mal que por bien no venga«, dijo el Presidente con una media sonrisa.

Los empresarios recordaron la promesa, realizada en Misiones en abril, de que el NEA iba a sufrir incrementos escalonados de energía para compensar la caída de subsidios y los mayores costos de logística. «Yo nunca dije eso«, se atajó Macri para sorpresa de los interlocutores.

Otro de los reclamos hechos por los empresarios misioneros fue el escaso avance en la construcción de viviendas de madera. De las prometidas, apenas hay 250 en ejecución y en Entre Ríos. El Gobierno nacional renovó la promesa de que en 2019 se dará el salto en la licitación de viviendas de madera.

Peor fue el planteo de los productores forestales por el estado de la 25080, ley que será prorrogada en sesiones extraordinarias. Pero de los 400 millones prometidos por Macri -también en en abril en su visita a Puerto Iguazú-, apenas llegaron 28 millones a Misiones y un poco más a Corrientes. Y, más allá de la continuidad de la ley, no están garantizados los recursos presupuestarios para el año que viene. Una luz de esperanza se encendió con las Aseguradoras, que están dispuestas a poner -voluntariamente- parte de su recaudación en el fomento de plantaciones. De hecho, los primeros bonos verdes por 111 millones de pesos, se depositaron hace unas pocas horas. Sin embargo, la modificación fiscal, que obligará a las cooperativas a pagar Ganancias, puede echar por tierra todo el acuerdo.

“Lejos fue el peor año para la 25.080”, se quejó uno de los asistentes ante la coincidencia de los demás empresarios. También fue uno de los peores años para la industria del mueble, con una caída de casi el diez por ciento de la actividad y despidos en una de cada tres empresas.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Un Comentario

  1. Así es Señores, nada es gratis en esta vida, a caso el sector foresto-industrial está pagando el silencio por no haber defendido las inversiones forestales que luego se radicaron en Uruguay (aún rechazadas por Misiones y E. Ríos). No solo fue el silencio, para asegurarse la caída del sector y alejar todo proyecto, se sancionan dos leyes letales como la prohibición de compra de tierra por parte de extranjeros y la ley de insalubridad laboral para la industria de celulosa en la Prov. de Misiones. Una vez más nuestro país borra con el codo aquello que intenta escribir con la mano, contradiciendo años de esfuerzo y políticas forestales desarrollistas. Hoy quisiéramos que la voluntad de un Presidente pueda devolvernos esa oportunidad que por desunión o falta de consensos y por no asumir el costo del enfrentamiento se la dimos al carnaval del país. Por ahora ese el precio que pagamos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*