POLITICA

Macri anunció créditos hipotecarios en cuotas bajas, pero los salarios ¿alcanzan?

Macri anunció créditos hipotecarios en cuotas bajas, pero los salarios ¿alcanzan?
Compartí este articulo en:

El Gobierno anunció la creación de un fondo compensador para atenuar el impacto de la inflación sobre las cuotas de los 35.000 créditos hipotecarios UVA otorgados bajo el sistema Procrear. El sistema alcanzará a los préstamos ya otorgados y a los que se concedan a partir de ahora. El presidente Macri lo catalogó como «un gran anuncio» a través de su cuenta en Twitter, pero, con una caída de los salarios de más del 10%, es difícil acceder a uno de ellos.

El Presidente de la nación Mauricio Macri anunció a través de su cuenta en Twitter un nuevo paquete con foco en el acceso a la vivienda: llamado para los créditos Procrear para 10.000 familias, un sistema de protege a los deudores de hipotecas en UVA, un proyecto de Ley para alquileres y líneas de subsidios para refacciones.

«GRAN ANUNCIO! CRÉDITOS HIPOTECARIOS CON CUOTAS DE $13.000. Hoy estamos muy contentos porque presentamos 10.000 nuevos créditos hipotecarios para compra de viviendas de uso familiar, con cuotas promedio de $13.000 por mes», fue el primer tuit del Presidente.

Y siguió: «En este caso, las familias solo necesitarán el 10% del valor de la propiedad para ingresar al crédito. Hasta un 20% del valor total será aportado por PROCREAR».

«Además, para cubrir cualquier riesgo, desarrollamos un seguro especial contra las eventuales distorsiones entre el valor de la cuota del crédito y los incrementos salariales que pueda producir la inflación», agregó.

«Es una gran noticia. La vivienda es la pieza clave para la estabilidad de la familia y la familia es la pieza clave del cambio», finalizó en un cuarto tuit.

Los mismos tendrán un plazo de 30 años a una tasa del 7,5% que se sumará a la actualización inflacionaria que aplica el índice UVA. La inscripción se abrirá a mediados de junio y se ejecutará a través de los bancos públicos como el Nación, el Provincia y el Ciudad.

El mayor incentivo es el subsidio del 20% que ofrecerá el Estado al total del crédito, que solamente podrá estar destinado a una primera vivienda de hasta 4,9 millones de pesos y a argentinos nativos o naturalizados con ingresos formales de entre 2 y 7 salarios mínimos.

Según explicaron ayer el ministro de Interior Rogelio Frigerio y el secretario de Vivienda, Ivan Kerr, el sistema funcionará así: A partir de los próximos créditos Procrear al valor de cada cuota se añadirá un seguro por un costo equivalente al 1,5% de dicha cuota. En el caso que se tomó como ejemplo -préstamo a 30 años por 2 millones, cuota de $ 14.000, el costo del seguro será de $ 210 pesos.

Este fondo entrará en acción a partir de que el salario pierda 10 puntos porcentuales contra la inflación. Ejemplo. Si la inflación acumulada desde el inicio del crédito es del 40%, y el índice salarial creció solo 25%, el seguro cubrirá el 5% excedente, dado que el deudor debe soportar por sí mismo un desfasaje de hasta 10 puntos entre salario e inflación . De este modo, el deudor nunca pagará una cuota superior a la que surgiría del ajuste por el índice salarial más el 10%. Según explicaron desde el Gobierno.

El objetivo de la Rosada es que el programa acapare el gasto de los créditos que otorgará la Anses, y así logre un efecto más potente en la alicaída industria de la construcción que hace 6 meses muestra un altísimo desplome.

¿Y los salarios?

El anuncio fue cuestionado por los usuarios de la red social, que alegaron que acceder a un crédito era «imposible» en un país donde «el salario no alcanza». Otros fueron más allá y fueron más pesimistas, alegando que para poder conseguir un crédito «primero necesitamos trabajo».

Y es que en esa línea, según el primer dato oficial que publicó la Secretaría de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, el Ripte (Remuneración Imponible Promedio para el Trabajador Estable), detalló en febrero que la aceleración de la inflación y pautas paritarias que quedaron por detrás de la suba esperada de los precios al consumidor, determinaron que el salario real cayera 11,54% interanual el año pasado.

A su vez, el salario mínimo vital y móvil perdió 13,6%, al subir 27,59%, a 11.300 pesos.

En el promedio del año, los salarios quedaron menos rezagados frente a la inflación: fue de unos 7 puntos, por haber avanzado 27,09%, en comparación con una tasa de inflación promedio de 34,24%.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*