ELLAS DECIDEN, EN FOCO, Ultimas Noticias

Los abusos no ocurren solo en televisión

Los abusos no ocurren solo en televisión
Compartí este articulo en:

La denuncia por violación a una menor, compañera de elenco del actor Juan Darthés en una gira por Nicaragua de la recordada serie para chicos “Patito Feo”, no hizo sino otra cosa que visibilizar una práctica repudiable por supuesto, pero muy común, más de lo que quisiera cualquier mujer, de abuso sexual, de acoso, de abuso de poder, que no discrimina profesión, condición social o edad.

La actriz Thelma Fardin se animó a ponerle nombre y apellido a un delito. Pero como ella, miles de mujeres sufren en el anonimato abusos o violaciones a diario en sus trabajos, en sus hogares, en la calle. Son llamadas a oficinas, a habitaciones, a espacios en soledad para “negociar” un trabajo, un aumento de sueldo, una promesa de ascenso, un futuro mejor. O simplemente son sometidas y obligadas a acceder. Ese “mirá como me ponés” se disfraza de seducción para hacer responsable a la víctima. Por muchos años e incluso hasta hoy se escuchó y se escucha decir que “algunos No, de las mujeres en realidad quieren decir sí. Que las mujeres tienen la fantasía de ser abusadas. Que la culpa es de ellas por ponerse polleras cortas y los hombres son hombres”.

La prueba de un caso de abuso o violación es la víctima. Sin embargo cada vez que alguna se anima a denunciar es interpelada. “¿Por qué habla en televisión? Seguramente quiere prensa. ¿Por qué no lo denunció antes? ¿Si le pegaba o la violaba por qué no renunció a su trabajo? ¿Por qué no se fue de la casa? No sé, me hace un poco de ruido”. Ah, y si una mujer o una niña pobre es violada por un familiar, o alguien cercano, “hay que entender el contexto”.

Deslegitimar para no salir de la zona de confort. Nosotros debemos interpelarnos porque todos fuimos criados y formados en una sociedad machista. ¿Por qué es tan difícil creerles a las mujeres? ¿Por qué la mujer tiene que explicar que no le gusta que le peguen, o que la acosen en la calle, o que la abusen? Golpear y maltratar es violencia de género. Matar no es crimen pasional, es femicidio. Acosar o abusar sexualmente no es seducción y violar es un delito.

No tiene que ver con quitarles la posibilidad a los hombres de defenderse ante una denuncia. Es su derecho por el principio de inocencia que rige en la Argentina. Tiene que ver con no culpar a la víctima por el delito.

No es (solo) contra Juan Darthes, es contra una práctica que somete, naturaliza el maltrato, ningunea, ridiculiza para poner en un lugar de inferioridad a la mujer, viola y mata. En Misiones, en Buenos Aires, en este país o en Nicaragua.

 

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*