ECONOMIA, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Las tres líneas de acción que definen el plan eléctrico 2020 para Misiones

Las tres líneas de acción que definen el plan eléctrico 2020 para Misiones
Compartí este articulo en:

Varios documentos se apilan sobre el amplio escritorio. Contienen la planificación de las obras que Energía de Misiones está lista para emprender en 2020. Guillermo Aicheler asegura que no sabe si continuará en la presidencia de la empresa eléctrica provincial, pero tiene preparadas las líneas de acción necesarias para el desarrollo energético y los recursos necesarios para iniciar las obras. “Hay muchas cosas para hacer, pero estamos en menos del 50% de lo que hay que hacer”, define.

¿Cuáles son las prioridades para el año que se inicia?

Hay que terminar la reposición de postes, iniciar algunas obras nuevas, por ejemplo, una línea Roca-Corpus, la extensión de postes hacia Profundidad, la necesidad de generar acciones concretas para que las tres líneas de 132 que se tienen que construir en Misiones, puedan obtener las líneas de financiación necesaria, que eso es Nación. Por ahí aprovechando la presencia de futuros ministros, secretarios…

Aicheler se ilusiona con lo que hasta ahora es un rumor aunque cada vez más firme: que el misionero Sergio Lanziani sea designado ministro de Energía en el gabinete de Alberto Fernández. 

El ex presidente de la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo, asegura que logró inyectar un poco del espíritu cooperativo al trabajo de Energía de Misiones. “Cuando yo llego la gente atacaba todo, absolutamente todo. Lo que hacía EMSA como empresa era malo. Lo que hemos logrado en este tiempo, es comprensión entre gremio y empresa y desde entonces no paramos de hacer trabajos y hemos logrado que Redes y Rurales, que son dos sectores de trabajo, que antes no se podían juntar prácticamente, hoy trabajen juntos. Había un comportamiento estanco que había que romper. Tener actitudes de disrupción, hemos hecho eso, como dice el presidente de la Legislatura. Permanentemente exijo eso a mí persona y a mí personal. En líneas generales, que tenga un permanente juego de ideas nuevas, de proyección de trabajo, con la necesaria libertad para que la empresa empiece a ser reconocida como eficiente, capaz, transparente y honesta, eso tiene que ver con el trabajo que estamos haciendo con los empleados. Al principio yo pedía una acción y había una lentitud en los trabajadores, que tenía que ver con los atrasos de horas extras, de vacaciones, todo lo que pertenecía al personal estaba atrasado 7, 8 meses. Nosotros en los primeros 6 meses nos hemos abocado, en ordenar el interior de la empresa, para poder enfocarnos hacia fuera. Hemos hecho sacrificios, incorporamos personal solo en los lugares necesarios, incorporamos personal con la idoneidad  y preparación necesaria, con exámenes de aptitud psicofísicos, eso nos ayudó a tener una mejor calidad de trabajadores, obviamente pagando lo que se debía”, enumera. 

Aicheler insiste en el punto. “A un personal que se le debe, trabaja de mala gana. Les dimos guantes, cascos, elementos de seguridad, lo seguimos sosteniendo en el tiempo, hemos hecho trabajar a la sección que hace de la seguridad del personal, hemos avanzado en un cambio de mentalidad fundamental, tener una mentalidad proactiva, no quedarnos en las críticas que estaban en la empresa, sino enfocamos la mirada en el usuario que tiene derecho a entrar a su casa, apretar al botón y tener luz. Obviamente, no quiere decir que hemos solucionado absolutamente todo”.

El presidente de Energía de Misiones reconoce que todo eso no hubiese sido posible sin el respaldo del Gobierno y del gremio eléctrico. “He tenido la comprensión necesaria, y hoy con nuevo secretario general, empezamos a ser un equipo”.

“He buscado la cooperativización de mi pensamiento y mi gestión en la cooperativa la he trasladado acá, porque sin cooperación de los actores que componen esta empresa es imposible, primero se debe pensar en equipo. El técnico plantea necesidades de insumos, el de finanzas le dice hoy no puedo, mañana sí y la de recursos humanos, tercera gerente general, aporta su mirada. Esto es lo que hemos transformado de adentro hacia afuera”.

Aicheler admite que la empresa hoy puede cubrir sus costos operativos con lo que factura -unos 700 millones de pesos mensuales-, pero el problema es que sólo se recauda en tiempo y forma, un 60 por ciento. “Sumado a eso la suba de costos y de insumos, nos obliga a repensar toda acción que llevamos a diario. Estos últimos tiempos fue muy difícil llevar adelante un proyecto, porque hoy tenía un valor y a dos días tenía otro valor, esto implica una reingeniería diaria.

“Eso hace que muchas veces tengamos que hacer acciones de corte de energía, porque hay gente que muchas veces dice: “No, para qué voy a pagar, no me están cortando”. Hay que hacer los cortes necesarios, así la gente se vuelve a reintegrar. Además, entender que al no pagar al tiempo y forma el usuario, se endeuda y es cada vez más difícil. Pero tenemos la comprensión necesaria con los que tienen las necesidades reales, que están siendo atendidos, con un subsidio a la tarifa del Gobierno provincial, que ronda los 70 millones mensuales, además de otros planes, como el Ahora Pan, que ayuda a sostener la actividad económica”, explica.

El funcionario destaca que ya 40 mil usuarios se bajaron la aplicación de Emsa a través de la cual se pueden consultar las facturas o realizar pagos. “Todo está pensado en función de tener cada día más facilidades de información, y comunicación con el usuario, esto nos está dando muy buenos resultados y creo que es algo que tenemos que incentivar en este 2020”. 

“Si bien tenemos que hacer obras, el entendimiento que hoy pudiésemos tener del Gobierno nacional, que es lo que uno espera, que la provincia marginal sea atendida como tal, nosotros, por ejemplo, no tenemos gas en la provincia, que de pronto debería ser un tema central en la Nación, que la energía y el gas son dos elementos de desarrollo para la provincia, y las herramientas y la capacidad para proveer energía no la estamos teniendo. Si nosotros quisiéramos tener una provincia que verdaderamente busca el desarrollo deberíamos construir estas tres grandes líneas de 132, si no es imposible el desarrollo turístico en el Moconá, por ejemplo, donde tenemos una estación transformadora nueva pero no tenemos energía. Tenemos modernas estaciones transformadoras que no podemos inaugurar por la sencilla razón que no tenemos energía”.

¿Cuánto saldrían estas tres obras?

Puede rondar en 180 millones de dólares, pero son financiamientos nacionales. Y la Nación recauda más por tarifas. Durante la gestión de Macri las tarifas aumentaron 2800 por ciento. Y eso no fue trasladado del todo en Misiones, por el cuidado del Gobierno provincial. Pero sí es un problema para las cooperativas y son las que tienen mayores dificultades de pagarnos a nosotros, con ello nosotros tenemos dificultades de pagar a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico. Necesitamos seguir teniendo ayuda, porque no hemos cerrado deudas anteriores, aunque hemos cerrado acuerdos, caso AFIP, caso FATIF, que es lo que estamos negociando ahora, que no es poco dinero. Todo lo que es deudas viejas por la AFIP, nosotros estamos regularizando, o hemos regularizado. Pero tuvimos una etapa que no podíamos descontar un cheque en el banco, se nos había cerrado prácticamente la cuenta, eso se ha superado, eso nos permite mirar al futuro. También estoy esperando terminar de pagar la deuda con la paraguaya ANDE, que tenemos 1.7 millones de dólares, que estamos pagando 100 mil dólares mensuales. Nos están quedando 4 o 5 cuotas, que nos va a permitir pensar en otras inversiones con esos 100 mil dólares.

La Nación reclamó que provincias, entre ellas Misiones, le debían plata a Cammesa ¿Es así?

Esa es una mirada nacional, obviamente en algún momento porque teníamos esa dificultad de que las regalías no venían en tiempo y forma, que el gobierno tenía que pasarnos a nosotros, no se pagaba en tiempo y forma, no era un monto actualizado. Cammesa nos aplicaba intereses y mora, fue una bola de nieve de incrementos. Hoy lo que buscamos es pagar Cammesa, los valores mensuales que rondan los 300, 400 millones mensuales que estamos pagando, y acordar en diez años el saldo de lo que debemos, pero tenemos que ser conscientes que somos una provincia marginal, repito esta palabra, que tuvo dificultades, que tiene exceso de calor, la gente usa más energía porque no tiene gas, son cuestiones que hemos tenido que conversarlo a nivel nacional, que creo que estamos llegando a un buen acuerdo, uno más de los que hemos tenido que solucionar. Ahora espero que lo de FATIF podamos cerrar acuerdos, que lo está presentando la provincia con gran criterio. El incremento del consumo, la verdad que nos hace un agujero negro mensualmente, lo mismo que los daños por tormentas. 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*