COLUMNISTAS, ECONOMIA, Ultimas Noticias

¿Qué pasará si no se consigue renegociar la deuda?

Compartí este articulo en:

Con el año nuevo abundan las notas y artículos periodísticos que hablan de las proyecciones económicas para el 2020. El denominador común en el análisis de las perspectivas para la economía argentina es una condición: la gran mayoría de los analistas subraya como hecho clave que el Gobierno sea capaz de renegociar los vencimientos de la deuda pública. En general, se esbozan frases como “si Argentina logra renegociar los vencimientos de la deuda, entonces…” “crecerá la economía”, “bajará la inflación”, etc.

¿Por qué es tan importante que el nuevo gobierno pueda renegociar la deuda? 

El gobierno de  Mauricio Macri deja un stock de deuda pública mucho mayor del que recibió al asumir la presidencia en 2015. En ese año la deuda pública era del 52% del PIB, mientras que en el segundo trimestre de 2019 el ratio alcanza al 81%, es decir que se incrementó en casi 30 puntos porcentuales. Además de ello, también empeoró su composición, ya que se incrementó la deuda contraída en moneda extranjera y cayó la deuda contraída en pesos. La deuda contraída en moneda extranjera pasó de 160 mil millones de dólares en 2015 a 247 mil millones de dólares en 2019 (54% más). Mientras que la deuda en pesos cayó un 18%. 

Además de esto, también se incrementó el stock de deuda protegido por legislación extranjera, en detrimento de la deuda bajo legislación nacional, lo que implica que ante un conflicto entre los deudores y el Gobierno argentino, será la justicia de algún otro país quien decida, así como sucedió en su momento con los Fondos Buitres, lo que puede generar graves perjuicios para las cuentas del tesoro.

Además de todo lo anterior hay tres puntos clave por lo que es necesario renegociar la deuda:

  1. Vencimiento a corto plazo:

Según estimaciones realizadas por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, entre el 2020 y el 2023, Argentina deberá afrontar pagos de deuda por un monto cercano a los U$S200.000 millones, de los cuales, de los cuales U$S150.000 millones (el 75%) se trata de vencimientos pactados en moneda extranjera.

Fuente: UNDAV

  1. El bajo nivel de Reservas del Banco Central:

La fuga de capitales durante el gobierno de Mauricio Macri hizo que los niveles de reservas del Banco Central (que son los activos en moneda extranjera que tiene el Gobierno para hacer frente a los pagos de deuda) cayeran considerablemente.  Al 27 de diciembre de 2019, las reservas del BCRA eran de U$S45.190 millones, mientras que los vencimientos de deuda para el 2020 alcanzarían los U$S63.000 millones (U$S30.000 en moneda extranjera).

  1. Caída del PIB

La economía Argentina no está mostrando capacidad de recuperación de la crisis, si se comparan los datos del PIB real del tercer trimestre del 2019 con el mismo periodo del año anterior, dicha variable ha decrecido en un 1,7%. Se observa para el mismo periodo una caída en la formación bruta de capital del 10,2%, del consumo privado en 4,9% y del consumo público en un 0,9%. Mientras que la economía no vuelva a retomar la senda de crecimiento, el gobierno será incapaz de ahorrar para afrontar los compromisos de deuda, eso sin considerar la grave crisis social con tasas de desempleo y pobreza crecientes.

El temido default

Si no se logra renegociar los vencimientos de deuda, extendiendo los plazos, Argentina podría enfrentar un nuevo default (suspensión del pago a acreedores), como sucedió en 2001. La consecuencia más importante (y casi única, pero no por eso poco grave), es que el Gobierno pierde acceso a los mercados de deuda. Esto le obliga a tener un déficit cero o a emitir moneda para cubrir su déficit fiscal (lo cual puede acelerar la inflación). Tampoco las empresas y familias podrán acceder a los mercados externos de crédito, por los que en una situación de default la economía se cierra y depende casi exclusivamente de sí misma, lo que podría ser un problema aún más grave si los bancos del país dependen mucho de la financiación exterior, ya que podrían quedarse rápidamente sin dinero. Todo ello hace que la moneda del país se deprecie y que la prima de riesgo se dispare, por lo que los activos del país (como las acciones de las empresas) pasan a valer mucho menos.

Bajo esta situación, es mucho más difícil que la economía pueda crecer.  Es más, probablemente la economía se estanque y aumente los niveles de pobreza de la población.

Conclusión

Los analistas no exageran al decir que el factor determinante para que la economía argentina vuelva a crecer es “Renegociar la Deuda”. Eso también explica por qué las nuevas autoridades económicas le dan tanta importancia a este problema. Puede parecer una variable que no afecta la vida de los argentinos cotidianamente, pero de la renegociación del pago de la deuda depende el crecimiento de la economía, la caída de la inflación y, por ende, la creación de empleos, la recuperación del salario real y la caída de la pobreza, entre tantas otras variables económicas.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*