COLUMNISTAS, ECONOMIA, Ultimas Noticias

¿Cómo operar con la Factura de Crédito Electrónica?

Compartí este articulo en:

Existe un instrumento novedoso llamado Factura de Crédito Electrónica creado por la ley 27440, Ley de Financiamiento Productivo, sancionada en el 2018 que ayudará a las Pymes que venden sus productos o servicios a “Empresas Grandes” a poder cobrar a través del Mercado de Capitales.  

Dicha Factura de Crédito va a permitir el cobro anticipado de los créditos y de los documentos por cobrar de las MiPymes, emitidos a sus clientes y/o deudores “Empresas Grandes” definidas en un listado confeccionado por la AFIP en base a su facturación del año 2017. 

En todas las operaciones comerciales que existan entre una MiPyme y una “Empresa Grande” será obligatorio emitir una FCE que constituye un título ejecutivo y valor que podrá ser negociado a través de la bolsa. Para ello, las voluntades de ambas partes deberán expresarse de manera electrónica y la MiPyme deberá tener una “cuenta comitente” y registrar un CBU. 

Una vez que la pyme carga la Factura de Crédito Electrónico, en ese momento la Empresa Grande recibe la notificación de dicha factura y tiene 4 opciones: la rechaza por algún error en lo pactado, la acepta expresamente, la acepta tácitamente una vez pasados los 30 días de emitida y la 4ta opción es pagarla por transferencia o cheque. Una vez aceptada la FCE pasa a Caja de Valores donde se convierte en un título ejecutivo que se puede esperar al vencimiento o negociarla en el mercado de capitales por un pago anticipado similar al descuento de un cheque de pago diferido.

¿Cuáles son los beneficios?

La gran ventaja es que abre la puerta a todas las Pymes que operen con empresas grandes, a trabajar con el mercado de capitales como un elemento tan importante como el banco, mercado que para muchas es completamente desconocido. Dichas facturas se podrán negociar tanto en pesos como en dólares.

Además, como las receptoras de dichas facturas son empresas con muy buena facturación, el trámite de aprobación crediticia queda totalmente anulado, ya que dichas facturas se negociarán por bolsa sin aval alguno, ni cupos.

Queda por verse cuestiones impositivas de dicho instrumento, que existan compradores fuertes en el mercado que permitan regular la tasa y un correcto funcionamiento de la plataforma del Mercado Argentino de Valores para una correcta implementación.

Por lo pronto todavía no hubo negociaciones de este tipo ya que el monto mínimo para facturar era de $6.000.000 pero a partir de julio ya es de $2.000.000 para la mayoría de los casos y dicho monto mínimo seguiré reduciéndose hasta facturas de $100.000 para fines de este año.

Resta anticipar a las pymes que negocian bienes o servicios que acudan a una sociedad de bolsa y tener dicha cuenta comitente activa para poder negociar las facturas. Tenemos un Mercado de Capitales muy chico y necesitamos hacerlo crecer para que haya más competencia y mejores beneficios para nuestras pymes.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*