COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

La estrella Polar

Compartí este articulo en:

Dicen que fue el primer instrumento de navegación, las constelaciones estelares.

Los antiguos navegantes se referenciaron con los cuerpos celestes para poder dar rumbo a sus travesías, las estudiaron desde muy antiguo. Las cuatro posiciones en que se ubica la tierra corresponden al inicio de las cuatro estaciones del año. y corresponden a doce  diferentes representaciones de constelaciones, llamada Zodiaco, que eran parte de las antiguas estrellas fijas en las fechas correspondientes a cada signo zodiacal.

En nuestro hemisferio fue la cruz del sur la referencia usada por los navegantes para surcar estas aguas en su travesía por el nuevo mundo, hasta la aparición de nuevos instrumentos, como la brújula.

Las referencia a la parábola de la navegación y sus vicisitudes, como descripción de la coyuntura, es hoy más actual que en otros momentos de nuestra historia institucional. Hoy claramente se hace referencia al Titanic, para describir la sensación que tienen vastos sectores de la población, los medios, periodistas y analistas políticos, para graficar que le pasa a la conducción de nuestro país. Avizoran la inminencia de un choque –con la realidad sin dudas-, que podría hundir a este barco llamado Argentina, con efectos, valga la comparación usada, trágicos, devastadores para el conjunto de quienes estamos subidos en este barco.

No existe rumbo económico. La producción no tiene crédito, los comercios no tienen consumidores, los jubilados no tienen reparación histórica, los niños no tienen más jardines de infantes, ni escuelas, la salud no tiene recursos, no hay ciencia ni tecnología, no hay inversión, ni innovación.

En ese contexto resulta claro que quien conduce los destinos de la Nación no tiene a mano ningún elemento de navegación que lo ayude –se perdió el sentido común-.

Sin embargo, en nuestras tierras, la conducción política parece tan clara y precisa que no da margen a incertidumbre. Las cuentas ordenadas, crecimiento en un contexto adverso, ayuda y financiación para nuevos emprendimientos, escuelas, inversión en salud, seguridad, gasto público controlado, superávit.

La claridad en convocar a extrapartidarios en este contexto nacional, para sumarlos, en la provincia, al modelo Misionerista, se muestra como un predicamento lúcido de lo que se necesita, la Unidad que promueva el bien común como síntesis de lo diverso.

Resulta entonces casi necesario, apoyar el modelo de construcción amplio y diverso que propone el Misionerismo, que colocándose, nuevamente a la vanguardia, muestra el camino, cual estrella usada por los navegantes, para con los hechos, refrendar las palabras. Mientras en el ámbito nacional se debaten entre la Grieta y la Alternativa, en Misiones, y al cierre de frentes electorales, esa alternativa ya se puso en marcha.

La visita de dirigentes nacionales con aspiraciones –y ya han pasado por estas tierras, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Felipe Solá, Alberto Fernández-, da la sensación que vienen a observar, aprehender, a imitar, el modo dinámico en que se van fijando los rumbos. Consciente o inconscientemente saben que el Misionerismo representa un modelo de construcción social-económico-político que se muestra exitoso en un contexto adverso y eso es notorio.

Como los navegantes que observaban a las estrellas, la dirigencia Misionerista mira a la gente, la escucha, pone atención a sus demandas, está cerca, y ese es el instrumento valioso que se destaca.

La conducción política Misionerista, sin dudas sabe navegar en aguas tormentosas.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*