ELLAS DECIDEN, Ultimas Noticias

La barista de Iguazú que superó la discriminación y hoy se luce en Buenos Aires

La barista de Iguazú que superó la discriminación y hoy se luce en Buenos Aires
Compartí este articulo en:

La gastronomía es un rubro que se resiste a indagar las razones por las que muchas mujeres no llegan a puestos de mando. Maltratos, sueldos más bajos, tratos sexistas, poca flexibilidad horaria y tendencia a la invisibilización, en el foco de una agenda urgente.

En octubre de 2019 se realizó en Buenos Aires la premiación de los 50 Best Latinoamérica, el ránking de los 50 mejores restaurantes de la región. Esa semana se realizaron las #50BestTalks, charlas en las que 5 chefs intercambiaron su mirada sobre la actualidad gastronómica. Luego de las exposiciones individuales llegó el momento de la mesa redonda, y ante el cuestionamiento por parte de la moderadora acerca de las medidas que toman -o han tomado- para reducir la brecha de género en sus restaurantes, las respuestas de la mayoría fueron, por lo menos, tibias. A pesar de la sabida desigualdad de género en el rubro -muy visible en el listado regional, donde los restaurantes liderados por mujeres no llegan a la decena-, muchos de los y las chefs apuntaron que no tenían en cuenta el género a la hora de contratar empleados para sus restaurantes y que por eso no tenían políticas especiales para cuidar la paridad.

La única de las presentes que habló del tema fue Elena Reygadas, mexicana y propietaria de Rosetta. Votada como Mejor Chef Femenina de Latinoamérica en 2014, señaló a la maternidad como uno de los principales motivos por los cuales hay menos cocineras profesionales en los restaurantes. Y apuntó contra los horarios nocturnos y las largas jornadas como las principales barreras que desalientan a las mujeres a proyectar una carrera gastronómica. A su vez, contó que en Rosetta buscan que las mujeres que son madres  puedan elegir los horarios que les permitan compatibilizar el trabajo y la maternidad, a la vez que cuestionó que todavía en el siglo XXI las tareas de cuidado recaigan mayoritariamente en las mujeres. El ejemplo, meramente ilustrativo, demuestra que si bien las mujeres han logrado hacerse lugar en las cocinas como profesionales, la gastronomía es aún un rubro masculinizado que se resiste a indagar las razones por las que muchas mujeres no llegan a puestos de mando. Maltratos, sueldos más bajos, tratos sexistas o invisibilización son sólo algunas de las situaciones que muchas mujeres deben enfrentar cocinas adentro en los restaurantes.

No es casualidad que sólo una decena de cocineras se destaque en un listado que abarca a más de 100 restaurantes a nivel internacional. Al recibir el reconocimiento como Mejor Chef Femenina del Mundo en 2019, Daniela Sotto-Ines, a cargo de los multipremiados restaurantes Cosme y Atla, en Nueva York, sostuvo ante un auditorio repleto: “Como mujer mexicana, liderando un equipo diverso, creo que cada día, con cada comida, con cada servicio, podemos combatir la ignorancia y el prejuicio que nos dice que nuestras voces no deberían ser escuchadas, que nuestra felicidad y nuestros sueños no importan”. Garima Arora, propietaria del restaurante GAA de Bangkok (Tailandia), reconocida como Mejor Chef Femenina de Asia en 2019, declaró: “Las mujeres todavía arrastramos muchas etiquetas”.

Como contracara, son numerosos los colectivos de mujeres en distintas partes del mundo que se han nucleado en torno a la gastronomía para intentar cambiar esta realidad y visibilizar el trabajo de las mujeres en los restaurantes: Mujeres en Gastronomía, en España; Plataforma La Higuera, en Perú; Equity At The Table (EATT), en los Estados Unidos y Parabere Forum, en Francia. En la Argentina, da sus primeros pasos Miga (Mujeres Impulsoras de la Gastronomía Argentina) y se consolida el pionero Mapa Barmaids, dos colectivos que visibilizan el trabajo femenino en restaurantes, cocinas, barras, bodegas y demás eslabones de la cadena gastronómica, como la producción de alimentos.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy les presentamos a @sanchezvaleriam, barista oriunda de Puerto Iguazú, Misiones, que como tantas chicas se vino a trabajar en gastronomía a BA. Pero también como tantas otras se encontró con prejuicios y maltrato al llegar. Una realidad que no siempre miramos. . "En 2014 vine a vivir a Capital Federal, tuve una breve ilusión con un café muy chiquito que está ubicado en el centro en el cual me sentú menospreciada y maltratada por mi edad, pero también por mi origen, entonces decidí buscar trabajo en otro rubro. Tardé un año en regresar al barismo y me prometí a mí misma que nadie me sacaría fácil del oficio". . Hoy Vale trabaja en @thesheltercoffee y en su proyecto personal #sectorbarista llevando café especial a todo tipo de eventos privados. Además es parte del staff y asesora de la rama formación del Mapa 🤓 Pueden visitarla en cualquiera de los locales de Shelter. . "Diariamente todas vivimos situaciones incómodas, principalmente con los clientes, pero creo que la clave de la igualdad de género en todas las ramas es seguir educando". . Argentina está llena de mujeres trabajadoras, talentosas y creativas, queremos conocerlas 💕 ➡️Contanos tu historia llenando el formulario del Mapa (link en bio)

Una publicación compartida de Mapa de Barmaids & Afines AR (@mapadebarmaids) el

El trabajo de estos grupos, sumados a las jóvenes de nuevas generaciones que apuestan a construir redes solidarias de apoyo y así abrir la puerta a más mujeres, parece indicar que hay una luz al final del túnel. Quedará por ver si la onda expansiva del feminismo a nivel local y mundial ayuda a empujar de una vez por todas al machismo fuera de las cocinas para lograr ámbitos donde todos puedan desarrollarse y crecer profesionalmente sin discriminación por género.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*