CON SELLO PROPIO, ELLAS DECIDEN, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Floricultura: la producción que expresa sentimientos

Floricultura: la producción que expresa sentimientos
Compartí este articulo en:

Sobre las potencialidades no hay dudas. El desafío es lograr el desarrollo sostenido a gran escala. Se trata de la floricultura, una actividad poco presente en el mercado económico del país.

Misiones busca ser un polo en la producción y comercialización de flores, plantas y follaje. Hasta el último censo nacional agropecuario, la provincia, era la sexta productora de plantas y flores del país; con una característica muy misionera: el 70% son emprendimientos familiares.

Una de las herederas de las flores, es Patricia Caramuto. Ella es florista y lleva adelante el negocio en Posadas. Además es la impulsora de la Mesa para el Desarrollo de la Floricultura en Misiones. La Mesa integra a toda la cadena productiva, además del sector estatal provincial y nacional.

Fue noticia días atrás la conformación de esta mesa que tiene su epicentro en el ministerio del Agro y la Producción de Misiones. El ministro José Luis Garay y la senadora Maggie Solari respaldaron el encuentro, con la colaboración del IFAI y el INTA.

Patricia contó que nació con la floricultura. Hace 50 años su padre cultivaba gladiolos en Santa Fe, y su madre, maestra los vendía en el centro de la ciudad.

“Vinimos hace muchísimos años a Misiones y seguimos en el rubro. Ya hay una tercera generación de floristas en la familia”, contó Patricia.

“Somos muchos actores en la floricultura y tenemos un camino realizado. Pero falta dar el gran paso. Hay grandes y pequeños productores, viveros, florerías, productores de macetas…”, explicó.

“Es una actividad económica agradable, linda, pero requiere determinados conocimientos y de mucho trabajo; pero desarrollado, es una actividad muy rentable”, insistió.

Lo cierto es que Misiones tiene todo para ser la provincia floricultora por excelencia. Tiene recursos humanos, ya que existe un amor arraigado en las familias misioneras por esta producción. Tanto es así que la Facultad de Ciencias Forestales tuvo que reabrir la Diplomatura en Floricultura que se da en Eldorado, ante tantas consultas.

Se calcula que la Provincia tiene 120 emprendimientos en el rubro.
“Esto puede desarrollarse a gran escala. En Misiones hay viveros importantes, gente que produce individualmente, emprendedores. En el rubro florería tenés familias trabajando en toda la provincia. Tenemos floristas con capacitación internacional”, contó Patricia.

Señaló también que el florista es el eslabón entre el vivero y el cliente. “Proveemos arreglos para todo tipo de eventos. Para dar un mensaje, no hay nada mejor que las flores, porque ellas transmiten sentimientos”, definió.

Están todos los ingredientes dados: productores, experiencias, capacitación ¿qué falta?

“Estamos desarrollando una planificación estratégica. Para que sea una actividad más rentable debemos organizarnos”, indicó Patricia.

En el caso de los floristas, el negocio está bastante aceitado: “compramos a los viveros y ponemos el valor agregado haciendo los arreglos. Pero falta tomar a esta actividad como productiva. Nosotros (los floristas) podemos darle valor a, por ejemplo, el follaje que es la tendencia, como el bambú o la caña tacuara”.

Pero falta organizar lo que ya está funcionando, para que tenga el destino deseado. “Es el desafío que tiene esta Mesa”, enfatizó.

Sobre este mercado, Patricia contó que hay estados de Brasil que tiene muy desarrollado el negocio de la floricultura y lograron llegar hasta China. “Paraguay está desarrollando orquídeas y nosotros tenemos todo para hacerlo también. Necesitamos que ese camino sea rentable para toda la cadena productiva”.

Los grandes referentes del sector son Iván Cheroki y el ingeniero forestal Juan Carlos Stutz quien tiene una gran producción en San Ignacio, entre otros emprendedores que se encuentran en el Alto Uruguay.

En Misiones, las especies que más se cultivan son las orquídeas, los lirios, gerberas, follaje, bromelias, entre otras.

Para pensar en un escenario de exportación, la floricultura debe resolver varios inconvenientes, por ejemplo que los aeropuertos tengan cámaras de frío. “Ecuador por ejemplo exporta sus rosas el mundo entero. Las encontrás en Buenos Aires. Nosotros también traíamos flores de otros lugares, cuando acá en Misiones se cultivaban; nos falta comunicación”, señaló Patricia.

“No queremos quedarnos en arreglos para casamientos, queremos producir para exportar”. Para eso se necesita producir grandes volúmenes y lograr mercado en grandes ciudades y solucionar la logística.

La empresa familiar de Patricia tiene muchos años en el rubro. Ella cree que Misiones está a pocos pasos de hacer el salto. “En Misiones, la mayoría de los floristas tiene capacitación internacional. El IFAI nos viene ayudando hace tiempo”.

“No está visibilizada la actividad. Nos gustaría que las universidades tengan ofertas académicas en esto. Para que los jóvenes vean esta actividad como posible: paisajismo, viverismo y otras carreras afines. Hay mucha gente capacitada. Queremos generar mercado y que esto sea rentable”, explicó.

En el país hay 1800 familias productoras. El mercado maneja un volumen de 220 millones de dólares anuales, sólo en flores. La actividad es muy antigua en el país, comenzó con los inmigrantes europeos luego de la Segunda Guerra. Pero está muy relegada, el desafío es que florezca.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*