EL PAIS

En medio del debate por la compra de dólares que realiza el BCRA, el lunes llega nueva misión del FMI

En medio del debate por la compra de dólares que realiza el BCRA, el lunes llega nueva misión del FMI
Compartí este articulo en:

La delegación se reunirá con funcionarios y representantes del sector privado. El Gobierno espera el aval para recibir 11.000 millones de dólares en marzo

Una nueva misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitará la Argentina este lunes. Y lo hace en medio de un debate inesperado: el de la compra de dólares por parte del Banco Central debido a la caída del precio de la divisa debajo de la banda de flotación. Muchos economistas se preguntan si la inyecciones de pesos no es inflacionaria.

La llegada de los técnicos del organismo de crédito internacional se da en el marco de la tercera revisión del programa económico que respalda el multimillonario préstamo a tres años otorgado al país el año pasado.

«Un equipo del FMI encabezado por Roberto Cardarelli estará en Buenos Aires el próximo 11 de febrero en el contexto de la tercera revisión del plan económico de Argentina que respalda el Acuerdo Stand-By de 36 meses», indicó una vocera del Fondo.

«Durante la misión, el equipo del FMI se reunirá con funcionarios del gobierno y el Banco Central, así como con representantes del sector privado, la academia y sociedad civil», se añadió en una declaración.

La expectativa del mercado es que el equipo económico del Gobierno obtenga el visto bueno por parte de la misión del FMI respecto de la nueva política de compra de dólares por parte del Banco Central.

En la última reunión del Comité de Política Monetaria se decidió llevar de u$s50 millones a u$s75 millones el tope diario que el Central puede comprar en la plaza para tratar de sostener el tipo de cambio que, aun así, se mantiene por debajo del piso de la banda de flotación.

En otras palabras, el Central inyecta cada día unos $2.800 millones, lo cual ha generado un debate entre los economistas: esa forma de aumentar, lenta pero sostenidamente, la base monetaria, ¿es inflacionaria?

La postura oficial del Banco Central -y se presume que también la del Fondo- es que no lo es, porque esos pesos van a satisfacer un aumento genuino de la demanda de dinero por parte del público, y ayudarán a la recuperación de la actividad sin que eso implique presión para los precios.

Pero no todos opinan así. Hay economistas -incluso algunos allegados al Gobierno- que creen que el Central está subestimando la gravedad potencial de inyectar dinero en el mercado.

Estos críticos sostienen que la situación actual es pasajera y que más temprano que tarde volverá a haber una tendencia del público a dolarizarse. Y que esos pesos que vuelca el Central cumplen hoy un rol marginal en tratar de evitar que baje la cotización, pero que mañana podrían transformarse en más nafta en la hoguera de una corrida cambiaria.

El objetivo de los funcionarios argentinos es que, en la próxima reunión, haya un apoyo más explícito por parte del FMI en el sentido de que la política del titular del BCRA, Guido Sandleris, es la adecuada para este momento y que no entraña riesgos.

El año pasado, en medio en medio de una corrida cambiaria que comenzó en abril y que depreció la moneda un 51%, el gobierno de Mauricio Macri acudió en dos oportunidades al FMI por un auxilio que suma en total unos 56.000 millones de dólares hasta 2020, de los cuales Argentina ya recibió 28.000 millones.

A cambio, se comprometió a llevar adelante un plan de austeridad que implica lograr el equilibrio fiscal en 2019.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, reiteró el 24 de enero «el firme apoyo» del organismo multilateral al plan de reformas económicas de Macri.

«La sólida implementación del plan de estabilización de las autoridades y la continuidad de las políticas han sido muy útiles para Argentina y seguirán siendo esenciales para mejorar la resistencia de la economía a los shocks externos, preservar la estabilidad macroeconómica y fomentar el crecimiento a mediano plazo», dijo tras reunirse en el Foro Económico Mundial en Davos con el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central argentino, Guido Sandleris.

Entonces, el Fondo emitió un comunicado en el que la titular del organismo se explayó sobre el encuentro: «Conversamos sobre la economía global y los recientes desarrollos económicos en Argentina», indicó entonces Lagarde.

Y añadió: «Felicité al ministro Dujovne y al presidente Sandleris por los pasos de políticas decisivas que se han dado y el progreso hasta el momento, que han ayudado a estabilizar la economía».

En el marco del acuerdo con el FMI, Argentina espera un desembolso de 11.000 millones de dólares en marzo, la mitad de los aportes del Fondo previstos para este año, que estará surcado por las elecciones presidenciales.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*