POLITICA, Ultimas Noticias

Emergencia Alimentaria: Primera reunión entre Gobierno y organizaciones sociales

Emergencia Alimentaria: Primera reunión entre Gobierno y organizaciones sociales
Compartí este articulo en:

En Casa de Gobierno se realizó la primera reunión conjunta entre autoridades del Poder Ejecutivo y las organizaciones sociales, para avanzar en la reglamentación de la flamante Ley de Emergencia Alimentaria  y Nutricional. Fue convocada por el Gobierno provincial y en representación del Vicegobernador, Oscar Herrera Ahuad -de viaje oficial en el exterior- la presidió el titular a cargo del IPS, Carlos Omar Arce, Vicegobernador electo.La semana pasada el encuentro fue con el gobernador Hugo Passalacqua y autoridades de los organismos que formarán parte del nuevo Consejo Provincial de Seguridad Alimentaria y Nutricional.
Esta vez la convocatoria fue ampliada con los referentes de las organizaciones sociales que trabajan en territorio, y tratan de contener el hambre de las familias en un contexto de pobreza, en barrios de Posadas y del interior de la provincia. Precisamente, la Ley establece que en el Consejo Provincial de Seguridad Alimentaria se incluya a  tres representantes de organizaciones y movimientos sociales. Amplia participación  
La reunión de trabajo encabezada por el doctor Arce, junto al ministro de Coordinación General de Gabinete, Adolfo Pischik contó con la presencia de las ministras de Derechos Humanos, Lilia «Tiki» Marchesini y de Cultura y Educación, Ivonne Aquino; y de Desarrollo Social, Lisandro Benmaor.En representación del ministro de Salud Pública, estuvo el subsecretario de Salud, Germán Bezus; y de Agricultura Familiar, el subsecretario de Desarrollo Productivo, ingeniero agrónomo, Otto Goritz. Además del subsecretario de Protección Civil de la provincia, Enrique Parra, la directora del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC), Silvana Labat y el director  de Sistemas e Información Geográfica, arquitecto Martín Recamán.Representación de movimientos populares
De la reunión ampliada participaron el diputado -autor de la Ley- y secretario general de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita, Martín Sereno, los dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Graciela De Melo; del RENABAP y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Laura Dos Santos; además de La Poderosa; el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Movimiento Popular La Dignidad; Barrios de Pie; la Corriente Peronista Descamisados y la Tupac Amarú.
Una vez afinado el mapeo de los lugares donde los movimientos sociales trabajan territorialmente con las familias carecientes, deben elegir quiénes serán los tres representantes de las organizaciones para el Consejo Provincial de Seguridad Alimentaria. Con esa premisa, este miércoles se volverá a reunir la mesa de trabajo, ya que el Gobernador instó a su gabinete que avancen en la tarea junto a las organizaciones sociales, considerando la oportuna sanción de la Ley.
Contener a los misioneros destinatarios de la norma
 El coordinación general de Gabinete, Adolfo Pischik reconoció que la emergencia alimentaria se transformó en Ley gracias a la lucha de las organizaciones sociales. Explicó que se prevé un incremento del 50% las partidas específicamente para alimentos que se distribuirán en todo el territorio. «Algunas ya cuentan con parte de esas partidas, por lo tanto queremos conocer entre todos qué tenemos para llegar a los misioneros y misioneras destinatarios de la Ley que son los lactantes, niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas, personas mayores y discapacitados que conforman la línea más vulnerable de nuestra población, y el Estado pondrá todo lo que tiene, fortaleciendo los lugares. Creo que esta Ley nos da la posibilidad de trabajar codo a codo y hacer la sinergia suficiente para ser lo más eficientes posibles para cumplir con lo que dice la norma», afirmó el funcionario.

«La Ley se logró por la lucha activa de las organizaciones»
El Vicegobernador electo, Carlos Arce, consideró que para solucionar el problema de hambre, hay que sumar nuevos factores de la población, como dice la Ley, que implica ocuparse de las personas enfermas y de los niños y niñas.
«Sabemos que hay poblaciones de riesgo y el mayor peligro es la malnutrición. Por eso, bienvenido sea el trabajo en conjunto con las organizaciones sociales que tuvieron una lucha activa para lograr la Ley. No sólo Misiones es la primera en contar con esta herramienta, si no que también tenemos a las organizaciones que recorren la provincia y tienen el conocimiento y la información para que los recursos del Estado lleguen a las personas que realmente lo necesitan», manifestó.El compromiso del Poder Ejecutivo con los movimientos sociales es trabajar juntos para que con el Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional se pueda solucionar la emergencia alimentaria en estos 24 meses. «Esto trasciende al 10 diciembre y pretendemos que llegue a todos y todas. No al bolsillo sino a la boca de los y las misioneras que lo necesitan porque más allá de los números existen personas, que si nosotros como Estado no actuamos, no podrán tener la nutrición y la alimentación adecuada. Es nuestra prioridad», afirmó Arce.
Misiones tiene un 36% de pobres
La directora del IPEC, detalló los números de pobreza en la provincia: «Trabajamos en mediciones sobre la pobreza, no como mide el INDEC, sino que hacemos una medición aparte que es la pobreza estructural multidimensional, por lo tanto siempre nuestros números son mucho más altos que los del INDEC.
El último dato que manejamos es del primer trimestre del 2019, y nos dio un 36% de pobres. La pobreza aumentó 2,9% entre el cuarto trimestre del 2018 al primer trimestre del 2019, y también subió la indigencia en un 0,5%; pero como tenemos una inflación que sobrepasa la interanual, el 57,8%. El rubro que más sufrió ese aumento interanual, un 60%, son alimentos y bebidas alcohólicas. La canasta básica alimentaria, ya lo saben todos, es 14.000 pesos que son los ingresos que debe tener de ingreso una familia tipo para poder cubrir las necesidades básicas, solo alimentarias en Misiones», dijo la contadora Labat.
«Trabajamos donde el Estado no llega» 
El secretario general de la CTEP,  Martín Sereno celebró la voluntad conjunta entre Gobierno y organizaciones sociales para llevar una respuesta a la población.
«Si hablamos de los sectores vulnerables, el 40% de la provincia está por debajo de la línea de la pobreza, y el 50% cuando se trata de niños y niñas. Los movimientos populares estamos en los lugares donde el Estado no llega. La Ley pretende combinar esos esfuerzos en lugares en los el Estado debe poner los recursos materiales porque es quien maneja el presupuesto y decide adonde van destinados los fondos. Nosotros -las organizaciones- pondremos la logística, los recursos humanos, y nuestra militancia. Bienvenido sea el trabajo de los y las nutricionistas que es necesario y urgente, igual que el de los y las trabajadores sociales, porque si las organizaciones sociales tuviéramos ese apoyo para hacer informes socio ambientales de cada lugar, hoy todo el mapa estaría cubierto», expresó Sereno.
Políticas para revertir las condiciones de pobreza
Para el autor de la Ley de Emergencia Alimentaria, ésta es una oportunidad para brindar soluciones integrales. Si hay una emergencia alimentaria es porque hay hambre y el hambre se genera porque no hay trabajo ni estructura.
«Así llegamos a esta situación; pero la emergencia alimentaria no es sólo repartir comida como tapando las necesidades como un parche.Creo que es bueno que exista la voluntad del Poder Ejecutivo expresando que lo urgente es sostener el hambre, pero pedimos que desarrollemos al mismo tiempo políticas para revertir la condiciones que generaron el hambre».
Sereno propuso que las verduras, las frutas y la carne se adquieran del trabajo de las organizaciones y movimientos populares, ya que la mayoría produce carne, verduras y frutas. «Que el Estado no le compre a los grandes supermercados, sino a los trabajadores de la economía popular que también es una manera para solucionar el hambre. Es necesario generar mecanismos virtuosos que mejoran la economía de los proveedores hacia a los comedores con esos alimentos», remarcó.
Sin mecanismos virtuosos no hay recursos que alcancen
El dirigente de la CTEP recordó que dentro de la Ley de Emergencia Alimentaria, hay un capítulo sobre Soberanía Alimentaria, que después se desdobló y fue sancionada aparte.
En ella se habla de que parte del paliativo del hambre es proveer a las escuelas y comedores populares con productos comprados a los pequeños productores. «Creo que podemos empezar a generarlo, porque si el Estado sólo invierte en un plato de comida, será un desperdicio de recursos.
Estamos hablando de una provincia de más de un millón de habitantes, con el 40% está por debajo de la línea de pobreza. Es decir son 400.000 personas para las que no habrá recursos que alcancen si no utilizamos mecanismos virtuosos y saludables», resaltó Sereno.En la reunión de este miércoles, las organizaciones sociales irán con la decisión tomada de quiénes serán sus representantes en el Consejo. Todas tienen un mapeo de la cantidad de personas a las que asisten, la localización y las necesidades estructurales. Esta emergencia también requiere que si hay un comedor de 40 chicos que carece de techo, de mesas y con piso de tierra, hay que ponerle estructura, porque de lo contrario el día que llueve, en ese lugar los chicos y chicas no pueden comer.
Nada es más urgente que el hambre  
El legislador reiteró que la emergencia alimentaria no es sólo brindar comida. Entre todas las organizaciones sociales suman entre 10.000 o 15 000 personas que trabajan socialmente. Un recurso humano que el Estado no podría porque serían 15.000 empleados para pagar. «Nosotros debemos proponer, y elegir los tres representantes como indica la Ley. Será un debate interno que daremos entre las organizaciones donde va a primar la generosidad, porque sin ella no haríamos esta tarea solidaria que nos moviliza a todos y todas.
Sabemos que el presupuesto es finito; pero habrá que reasignar partidas de otras cuestiones, porque no hay nada más necesario y urgente que el hambre. Todo lo demás puede esperar. Los médicos que integran este Gobierno saben que si un niño o una embarazada no se nutre bien, tiene el destino signado para toda la vida, Y en el caso de un adulto mayor la decadencia aumenta rápidamente».Sereno sostuvo que también se puede mirar el lado más frío, es decir económicamente, y en ese caso al Estado le saldría más caro atender las enfermedades que prevenirlas con una alimentación saludable. «Por eso conviene priorizar todas las partidas que sean necesarias», enfatizó el diputado del PAyS.
«En algunos barrios se triplicó la pobreza»
«A todos nos preocupa y ocupa como salir de esta situación de hambre y pobreza. Algunas organizaciones recibimos aportes alimentarios de la Nación y de la provincia y estamos organizados en todo el territorio. La CCC en Posadas organiza 60 merenderos y la ayuda no alcanza. En muchos casos los compañeros y compañeras ponen plata de su bolsillo, o hacen ventas los fines de semana. No nos quejamos porque la pobreza demanda y estamos acostumbrados a la lucha», indicó la dirigente de la CCC, Graciela De Melo.Esa organización recibe de Nación entre 12 a 13 mil kilos de alimentos que se distribuyen en merenderos y comedores de toda provincia, y «no es nada» para la pobreza que existe en Misiones. La CCC como el resto, poseen relevamientos de departamentos y barrios. «Y no logramos llegar a todos por falta de recursos. El pobre, el campesino, el tarefero, los pueblos originarios no tienen ni para alimentar a su propia familia».La emergencia es toda una red que encierra a quienes viven precarizados y eso incluye falta de servicios básicos.El trabajo está en cada merendero y comedor de los barrios más lejanos. «Los ministros e intendentes conocen nuestros reclamos. Confiamos en que si trabajamos juntos será posible encontrar una salida al hambre y la miseria», dijo De Melo.Emergencia de alimentos y de servicios básicos
Una de las referentes del RENABAP en Misiones, Laura Dos Santos señaló que en los barrios además de alimentos hay carencias de energía eléctrica y agua potable. «Todos los días vemos familias a las que le falta comida; pero también viven sin luz y sin agua. Existe una emergencia real en los asentamientos. Somos varias organizaciones que formamos parte de la CTEP y entre todas  trabajamos para paliar el hambre en los barrios. La CTEP no recibe alimentos de la provincia. Nación nos envía donaciones y en los últimos meses recibimos sólo yerba y choclos, cuando en Misiones tenemos yerba y cultivamos choclo. Eso demuestra que hay un gran desconocimiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación», cuestionó.La joven señaló que en los barrios, las vecinas y los vecinos se organizan a través de la venta de panes o de pollos; a veces hasta llegan a «truequear» lo que mandan desde Nación, y cambian un paquete de yerba por una leche. «No es verdad que venden las mercaderías -como dicen algunos- lo hacen porque los pibes y pibas no pueden vivir  solo a base de mate cocido y choclo», hizo hincapié la militante del MTE.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*