ECONOMIA, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

El Señor Bambú

El Señor Bambú
Compartí este articulo en:

Corrían los años 80 cuando a Cristián Benson, un porteño que vivía en Recoleta con sus padres, se le ocurrió viajar a Misiones para conocer una chacra que había pertenecido a su abuelo pionero, una finca  a la que nadie parecía prestarle mucha atención en la familia.

“Quedé fascinado, fui por tres días y me quedé varios años, desde entonces siempre vuelvo a Misiones”, explicó a Economis, Benson, un experto en sistemas que asesora a grandes empresas.

Hace unos años Benson estaba por cortar las largas tacuaras que ocupaban una parte de su chacra en Caraguatay cuando de repente algo sucedió. Esos “clicks” que se generan internamente y que pueden significar el comienzo de algo importante, esas cosas que modifican el rumbo de una vida.

“Me sentí atraído por algo, el tamaño, la textura, las formas y sentí que era una pena cortarlas”, rememoró. Al final decidió dejarlas como estaban y se puso a investigar. Primero en internet, después consultando a especialistas de otros países del mundo: Asegura que descubrió que no se había equivocado. “Hay un gran valor económico en las tacuaras”, enfatizó.

El tema siguió creciendo y ocupando cada vez más tiempo. De un hobby, empezó a transformarse en un proyecto. Tiempo después, ya muy relacionado con actores importantes internacionales, y habiendo analizado lo ocurrido en otros países, decidió crear la Asociación del Bambú Argentino, ABA.

“Aclaro que cuando hablamos de bambú, estamos hablando de todo tipo de cañas o tacuaras, como se le dicen acá”, explica Benson en la redacción de Economis.

La ABA es una entidad que creó Benson y otros “creyentes” en sus ventajas, para aglutinar los esfuerzos de cientos de personas dispersas que, como él, empiezan a darse cuenta del valor económico de la tacuara o caña. Aseguran que nadie está mejor informado que ellos para saber lo que está pasando a nivel nacional o regional sobre el tema.

“El bambú puede utilizarse como comestible, cosechando sus brotes, para fabricación de fibras, ya hay ropa interior, medias, sábanas y toallas reemplazando al algodón hace varios años en producción comercial continua”, señala Benson, explicando usos que acá no se conocen mucho.

Pero también el bambú se utiliza en otras latitudes como reemplazo de la madera en la construcción: “Como columnas, vigas armadas, para fabricar aberturas, muebles y pisos con gran éxito ya que la fibra es larga, lo que los hace más duro y resistente que muchas maderas. Por ese mismo motivo, el papel fabricado con fibras de bambú es de siete a nueve veces más resistente que el papel de pasta celulosa”, acota.

El miércoles 1º de mayo durante su discurso de apertura en la Asamblea Legislativa, el gobernador Hugo Passalacqua sorprendió a más de uno al referirse al potencial del bambú en Misiones.

“Tenemos la convicción de que el bambú será una importante herramienta de desarrollo que va desde la gastronomía, construcción y muebles”, señaló, al referirse a la prueba piloto que está realizando el Estado provincial, que plantó 100 hectáreas y está capacitando en la cosecha y manejo de este cultivo.

Plan Nacional del Bambú

Benson empezó desde hace un tiempo una cruzada “evangelizadora” para convencer a autoridades, asociaciones de productores y colonos del potencial del bambú como una fuente alternativa, sustentable y muy amigable con el medio ambiente, de ingresos para sus chacras.

Acá aún las cañas o tacuaras –no se usa la palabra bambú- solo por falta de información son vistas como algo que puede servir apenas para artesanías, muebles de bajo costo o ciertas soluciones baratas para guardar alimentos para los animales, por ejemplo. Hasta ahora casi nadie se percató, como Benson, en el potencial de esta hierba.

El bambú es una hierba, por lo que se le dice pasto gigante”, explica, aportando ya con ese dato un conocimiento que no está tan difundido ni siquiera entre quienes a diario tocan alguna tacuara.

“Como todo pasto, crece rápidamente. Tenemos una planta en plena producción en 4 años y en 6 con una producción estabilizada”, ilustra, señalando un punto de ventaja respecto a las especies arbóreas de más rápido crecimiento en la provincia, aún en suelos pobres.

“Existen en el mundo unas 1500 especies distintas, desde enanos hasta gigantes y entre otras características, la que más puede preocupar y atender, es que sea invasor o no. Solo algunas pocas lo son”, señala.

Benson reunió en la ABA los esfuerzos de varios especialistas e impulsores del bambú que buscan aprovechar su potencial, entre ellos, Vicente Teruggi.

“En otros países de la región el bambú genera muchas oportunidades de negocios y empleo. Sabemos que en Misiones crece de todo y bien. Tenemos el clima ideal para cientos de especies de bambú maderable y no invasor, cuyos brotes también son comestibles. Además, tenemos una industria metalmecánica con años de experiencia en máquinas para la industria forestal que serían fácilmente adaptables a la industria del bambú, desarrollando nuevas oportunidades en la industria”, señala.

El plan de Benson consiste en implementar en la provincia, preferentemente en el interior, un centro de capacitación para trabajar el bambú que otorgue los conocimientos para darle valor agregado a esta materia prima y a la vez genere nueva mano de obra especializada.

“En Brasil, ya hay industrias de herramientas madereras que desarrollaron una línea para el bambú”, comentó.

“Tenemos que trabajar en la concreción de un Plan Estratégico del Bambú, mediante el cual se puedan coordinar los esfuerzos dispersos hoy en el país, bajo un marco que potencie y haga estallar el cultivo, tal como sucedió con la soja, que hace pocos años era solo un poroto que se consumía en algún lugar del mundo”, explicó el titular de ABA.

Benson está proponiendo que tras discutir y consensuar un plan con todos los actores de la cadena productiva del bambú, se otorguen beneficios impositivos que igualen al que hoy tienen otros cultivos forestales.

“Pero además, lo primordial es promover capacitaciones y conferencias, incluirlo en agendas y programas de desarrollo, de incentivos a diseñadores, divulgación, investigación, etc”, señaló.

Y para cerrar dio un dato elocuente del dinero que está moviendo este cultivo en el mundo.

El bambú mueve más de 70.000 millones de dólares en el mercado mundial, tenemos que aprovechar nosotros también porque tenemos todas las condiciones”, completó Benson, quien participa de la Asociación Mundial del Bambú, que lo lleva a viajar varias veces al año a países como México, Colombia o Indonesia.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

2 Comentarios

  1. Darío Baumgratz

    Muy bueno! Hay potencial para el bambú en la provincia. También sirve para hacer carbón.
    Tengo varias plantas de Dendrocalamus asper, uno de los bambú mas grandes. Pero aún no tengo lugar donde plantarlos.

  2. Buenas noches Sr Benson
    Dispongo de un campo de unas 50 hectáreas en Nordelta y me gustaría saber si es factible sembrar bambú en vez de arboles – sauces-para celulosa de papel .
    Se agradece la información brindada y divulgación .
    saludos FABIAN maila:[email protected]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*