COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

El mensaje de Francisco

Compartí este articulo en:

Apoyar a Misiones a redoblar tantos años de cuidado del  medioambiente y de nuestra biodiversidad, reserva única de un valor incalculable para la Argentina toda” fue el mensaje del Papa a los misioneros. Terminaba la reunión de casi 45 minutos con el gobernador Oscar Herrera Ahuad en el hogar de residencia de Francisco y la cumbre resultó ser muy enriquecedora. La gira del Gobernador misionero cerró en el Vaticano pero antes mantuvo varios encuentros de primer nivel en los que el cuidado de los recursos naturales y la lucha contra el hambre estuvieron en primer plano. Se acuñó el concepto de “diplomacia ambiental misionera”, definieron en la comitiva.

“Solicité ayuda para seguir el camino del cuidado y protección del medioambiente. Seguimos con el compromiso inalterable de defender nuestra naturaleza y nuestra Biodiversidad”, explicó el mandatario misionero.

El Papa recibió regalos realizados por la comunidad mbya guaraní a través de la fundación Artesanías Misioneras y preguntó por la protección de la selva y el desarrollo de la agricultura familiar, además de dialogar sobre Scholas Ocurrentes, la red de escuelas patrocinada por la Iglesia Católica que podría tener un encuentro en Misiones. 

El encuentro con el Papa fue además un espaldarazo a las políticas públicas llevadas adelante en Misiones, con la inclusión y el cuidado del medioambiente como banderas principales. Pero para sostener esas políticas hacen falta recursos y es ahí donde la vidriera del encuentro con Francisco puede ser fundamental. Misiones necesita ser reconocida en Argentina y el plano internacional, por la protección de sus bosques, que tiene legislación específica y numerosos actores privados que también aportan su esfuerzo. Que el Gobernador haya estado en momentos en que la mirada global haya estado puesta en el Vaticano, hace la cumbre más oportuna.

Fue la coronación de una gira que incluyó reuniones en la embajada argentina en Italia, un encuentro con la ministra de Turismo de la zona de Lazio (encantada con las Cataratas del Iguazú y fascinada con la idea de usar la selva como locación para el cine italiano) y con ejecutivos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, con los que se trabaron acuerdos para fortalecer la lucha contra el hambre a través de la agricultura familiar, en el marco de la emergencia alimentaria. Seguramente habrá novedades en esa línea de la agenda.

Además del Papa, la reunión con Canciller Marcelo Sánchez Sorondo, marca la relevancia que adquirió la visita de Herrera Ahuad al Vaticano. El obispo nacido en Buenos Aires apartó varias reuniones de su agenda para almorzar con el mandatario misionero en la Pontificia Academia Scientiarum, donde había varias figuras de renombre mundial que coincidian en Roma convocados para el seminario «Nuevas Formas de Solidaridad«, diseñado por Francisco para dar al mundo un mensaje de mayor compromiso. El economista estadounidense Jeffrey Sachs destacado por su trabajo en el campo del desarrollo sostenible, la macroeconomía global y la lucha contra la pobreza, almorzaba en la mesa de al lado. 

En el mismo lugar, horas antes disertó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un discurso que fue leído en todo el mundo como un mensaje dirigido a los acreedores de la Argentina.  

Guzmán alertó sobre “situaciones en las que la carga de la deuda se vuelve insostenible” y advirtió que las normas de la economía global tienen que reescribirse para enfrentar “los desequilibrios de poder y el uso poco saludable del poder”. 

El discípulo de Joseph Stiglitz se concentró en la “ineficiencia” de la “arquitectura financiera internacional para la resolución de crisis de deuda soberana”. Se quejó de que no hay un marco legal, una normativa internacional para resolver estas situaciones de forma ordenada y “lo que vemos es un profundo sufrimiento”, que el mismo Papa Francisco definió como la “angustia de la deuda”. 

“Hay sufrimiento, las sociedades sufren. Les lleva demasiado tiempo a los países en situaciones de crisis de deuda para siquiera comenzar a tratar los problemas y, una vez que comenzaron a abordarlos, la mayoría de las veces reciben alivio insuficiente para reestablecer las condiciones para volver al crecimiento económico y devolver las oportunidades a la sociedad. En este contexto se da el aumento del desempleo, el aumento de la pobreza, el aumento de las desigualdades”, enumeró el joven ministro. 

La palabra clave es “insostenible” y esa es la línea que seguirá Argentina para encarar la negociación con los acreedores. Es un concepto avalado por el propio Papa Francisco, que en el mismo seminario sostuvo que «es ciertamente justo que las deudas se paguen, pero no es lícito exigir o pretender su pago cuando éste vendría a imponer, de hecho, opciones políticas tales que llevaran al hambre y la desesperación a poblaciones enteras». Francisco también usó la palabra “sostenibilidad” de la deuda a largo plazo «mediante el financiamiento, el alivio de la deuda o la reestructuración, según corresponda».

A pocos metros escuchaba Kristalina Georgieva, que esta vez sí parece ser “distinta”, aunque qué me van a hablar de amor después de la generosa Christine Lagarde. 

De todos modos, la nueva jefa del FMI parece estar mucho más alineada con Francisco que con Wall Street. 

Necesitamos empujar al mundo para que sea más inclusivo, más integrado y ciertamente operar con un mayor sentido de responsabilidad para el futuro de nuestro planeta. Somos de mente fuerte, pero de corazón blando. Este ya no es el FMI de nuestras abuelas”, describió con crudeza.

“La pregunta que hay que plantearse es la siguiente: ¿Cuáles son las nuevas prioridades para la economía mundial? Permítanme responder brevemente. En palabras del Papa Francisco, «la primera tarea es poner la economía al servicio de los pueblos», se definió, antes de trazar tres ámbitos de acción: 

i) crecimiento inclusivo: ayudar a los países a promover una cultura de solidaridad; 

ii) integración: fomentar una globalización de esperanza; y 

iii) acción por el clima: cuidar de nuestra casa común.

Georgieva parece ser la interlocutora ideal para la Argentina del momento. “Somos conscientes de la difícil situación socioeconómica que enfrenta la Argentina y su población y compartimos plenamente el objetivo del presidente Alberto Fernández de estabilizar la economía, proteger a los más vulnerables de la sociedad y garantizar un crecimiento más sostenible e inclusivo. En este sentido, las medidas adoptadas hasta el momento van en la dirección de restaurar la estabilidad macroeconómica y proteger a los pobres”, señaló después de un encuentro a solas con Guzmán.

La renegociación de la deuda que propone el Gobierno con el FMI es postergar al menos por cuatro años los vencimientos de la deuda contraída por Mauricio Macri y conseguir una quita moderada con otros acreedores a cambio de una postergación de los pagos. El Fondo, que también se juega su prestigio como prestamista, parece estar de acuerdo. Cerrado ese acuerdo, dicen en el oficialismo, sería el minuto cero de la administración de Fernández, que pasó los dos primeros meses de gestión en un lento acomodamiento y que dedicó los últimos días a conseguir respaldos de los principales jefes de Estado de Europa, con Ángela Merkel a la cabeza.

Pero en tierra propia, la lentitud de la gestión exaspera más a los de la propia tropa más que a la sociedad que no logra salir de la crisis. Es llamativo que las internas sean más marcadas que el día a día de la gestión. La discusión última es por si hay o no en la Argentina presos políticos. El propio Presidente definió que no, que en última instancia, se trata de detenciones arbitrarias. 

Pero la polémica se reavivó con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien salieron a contradecirlo varios funcionarios de primera línea y hasta Julio De Vido, preso domiciliario con tobillera electrónica. La discusión no es apenas de semántica, sino que plantea un debate de fondo: si son presos políticos, debiera haber un indulto. Pero de cara a la sociedad, un indulto no implica presunción de inocencia. Sería además, pasar por encima de las decisiones de otro poder -por funestas que sean éstas- y someterlo como se despreciaba hasta hace dos meses. 

Las disputas palaciegas alimentan las especulaciones de una prensa que estaba desacostumbrada a contarlas y el regodeo de los dirigentes de Cambiemos que, en el llano, relatan la realidad como si no fuesen responsables del desastre económico y social. 

El internismo contrasta con la idea que intenta cimentar el Presidente. Ocurre en varios ámbitos pero las disputas que salpican a Misiones son llamativas. 

Los aliados del Frente de Todos exigen cargos con celeridad y claman revancha aún con los trabajadores estatales que cometieron el pecado de seguir trabajando con Cambiemos. 

La denuncia realizada por una administrativa de Radio Cataratas contra Mariquita Torres pinta el estado alterado de un sector dirigencial que todavía no encuentra espacio en el Gobierno. “Todos me van a pagar cuando vuelva, volvimos!, volvimos!”, gritó la ex directora de la Radio a los azorados empleados, según consta en la denuncia policial. 

Sin llegar a esos extremos, el nerviosismo alcanza a otros dirigentes, que ven pasar el tiempo sin un sillón oficial y se disputan cargos altos, como la dirección ejecutiva de la Entidad Binacional Yacyretá. 

En Misiones también llama la atención la actitud del secretario de Energía, el misionero Sergio Lanziani. Hasta ahora no tuvo ningún gesto para con la Provincia y hasta desestimó la sugerencia de una tarifa diferencial, a cambio de la promesa de una tarifa “social” para la región, lo que en la práctica, no corregirá ninguna de las asimetrías. 

En las últimas horas trascendió una versión, no desmentida, de que iniciará un reclamo de millonarias deudas misioneras con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico. De ser cierta, la demanda contrasta con la posición que sostenía Lanziani hace apenas unos meses, cuando como ministro de Energía de Misiones, consideraba que la Nación no cumplía con el acuerdo de regalías que permitiría compensar el atraso. Pero ahora está del otro lado del mostrador

Alejado de las internas y urgido por la gestión, Herrera Ahuad se reunió con Guillermo Nielsen, el CEO de YPF, a quien le planteó la demanda misionera  -a la que se sumaron provincias vecinas- de unificar el precio del combustible a valores de Capital Federal para terminar con la asimetría eterna que condena los bolsillos de millones de argentinos alejados de la General Paz. También le reclamó que si el gas de Vaca Muerta viaja a Brasil, el gasoducto debe pasar por la tierra colorada y no por Paso de los Libres, como se analizó en la secretaría de Energía. 

El precio unificado de los combustibles es una demanda que hizo fuerte Herrera Ahuad y a la que adhieren gobernadores y empresarios de todo el NEA. La diferencia de precios se lleva millones de esta zona hacia el centro del país. 

A su regreso a la provincia el Gobernador deberá seguir de cerca las negociaciones por el nuevo precio de la yerba mate. Un grupo de productores comenzó a presionar por una suba récord, de casi cien por ciento para la hoja verde. 

Piden fijar en 29,15 pesos el kilo de hoja verde para el período abril-septiembre 2020.

Se trata de un incremento de casi 100%, respecto al valor oficial actual de 15,25. Una apuesta fuerte de los productores que buscan de esta forma acariciar el viejo anhelo de poner un valor de referencia cercano a los 50 centavos de dólar (a la cotización de hoy, serían $31,50). La reunión, en 25 de Mayo, fue liderada por el diputado provincial Julio Peterson y participaron Juan José Sychowski -quien suena como candidato a presidir el Instituto Nacional de la Yerba Mate-, Martín Dellien, Cristian Klingbeil, Antonio Franca, entre otros.

Los productores le entregaron una copia del acta a Fabián Pawluk, director por la Producción en el organismo yerbatero, como para dejar sentado cuál es el valor que pretenden que sus representantes en el directorio defiendan en las discusiones que comenzarán en unos días más.

Sin embargo, la discusión está lejos de estar zanjada. Otros sectores de la producción advierten que un precio tan alto afectará la economía yerbatera que hoy goza uno de los mejores precios en términos reales en los últimos 20 años.

La sugerencia del grupo reunido en 25 de Mayo equivale a un incremento del 91 por ciento en el precio de la hoja verde, un valor que no coincide con los cálculos que surgen de la grilla de costos de la propia producción, que arrojan un precio de 17,29 pesos, 13 por ciento superior al valor vigente.

En el sector industrial coinciden en que una escalada tan brusca de precio de la hoja verde atentará contra la sustentabilidad de la cadena. «Hay que sostener la actividad hoy, no pretender ganar más en un contexto todavía restrictivo y en el que el Gobierno nacional intenta aplacar la inflación», señaló una fuente industrial. 

Como ejemplo, explicó, si la hoja verde cotizara cerca de 30 pesos, el kilo de yerba en góndola estaría en 400 pesos, prácticamente cien por ciento por encima de los precios actuales en los supermercados.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*