ECONOMIA, EL MUNDO, EN FOCO, Ultimas Noticias

¿Es fácil hacer negocios en Argentina? Vea el puesto que ocupa el país según el Banco Mundial

¿Es fácil hacer negocios en Argentina? Vea el puesto que ocupa el país según el Banco Mundial
Compartí este articulo en:

Se conoció en la noche del miércoles (23/10) el último informe del Banco Mundial sobre la actividades comerciales denominado «Doing Business 2020», que mide la facilidad de hacer negocios en 190 países.

Doing Business analiza 10 indicadores que miden el número de procedimientos, tiempos, costos y calidad de regulaciones federales y locales que impactan el ambiente de negocios.

En el informe se destaca que en todo el mundo, 115 economías facilitaron las actividades comerciales. Las economías con la mejora más notable en Doing Business 2020 son Arabia Saudita, Jordania, Togo, Bahrein, Tayikistán, Pakistán, Kuwait, China, India y Nigeria.

Solo dos economías africanas se encuentran entre las 50 mejores en cuanto a facilidad de hacer negocios; no hay economías latinoamericanas clasificadas en este grupo.

En América Latina, el país mejor posicionado es Chile, que se colocó en el puesto 59. En la clasificación de la región le siguen: México (60), Puerto Rico (65), Colombia (67), Jamaica (71), Costa Rica (74), Perú (76), Panamá (86). Brasil se ubicó en el sitio 124, Paraguay está en el puesto 125 y Argentina quedó en el 126.

Al referirse a Argentina elogian el avance de Macri en transparentar mecanismos de pago de obra pública. La reducción del papeleo para exportar y otros trámites electrónicos para sellar contratos o avalarlos en la Justicia.

El informe detalla que en este periodo se «introdujo tres reformas importantes. Tratar con permisos de construcción se convirtió en más fácil gracias a una plataforma electrónica para aplicaciones de permisos de construcción. El país facilitó la cumplimiento de contratos mediante la introducción de tarifas de pago electrónico de la Corte. Las autoridades también redujeron el tiempo requerido para el cumplimiento documental de exportación e importación mediante el despliegue de certificados de origen electrónicos y mejorando el sistema de monitoreo de importaciones. El papeleo de importación se redujo de 192 horas a 166».

Pero el panorama no es muy positivo para la región. Según Santiago Croci Downes, Gerente del programa Doing Business Unit, «las economías de América Latina siguen cargadas de ineficientes y engorrosas regulaciones».

Por ello, Downes hizo un llamado a los gobiernos de las naciones de la región a mejorar con urgencia para desarrollar aún más su sector privado y alentar la creación de nuevas empresas.

«Las economías latinoamericanas siguen con un pobre desempeño en áreas como la salida de la insolvencia, protección a los inversores minoritarios y pago de impuestos. Estas son áreas donde las cargas regulatorias ahogan a los emprendedores y quitan recursos a las inversiones productivas», analiza Downes.

Indican que «América Latina sigue retrasada en relación con otras regiones del mundo, pero hay algunos aspectos favorables. Colombia ha implementado un total de 37 reformas desde 2005 y continúa liderando las iniciativas de reforma en la región. México ya no es el país mejor clasificado de la región, quedó en el puesto 60 detrás de Chile, pero por segundo año consecutivo no introdujo ninguna mejora importante para los negocios».

Según el reporte los Gobiernos de 115 economías de todo el mundo pusieron en marcha 294 reformas durante el año pasado para facilitar la actividad empresarial del sector privado nacional, lo que sentará las bases para la creación de nuevos puestos de trabajo, la expansión de la actividad comercial y el aumento de los ingresos para muchos, de acuerdo con el estudio del Banco Mundial.

En esta última edición del estudio se documentan las reformas implementadas en 10 áreas de la actividad empresarial en 190 economías durante un período de 12 meses que finalizó el 1 de mayo de 2019. Los entornos favorables para la actividad comercial están vinculados con menores niveles de pobreza y la eficacia normativa puede estimular la capacidad empresarial, las empresas emergentes, la innovación, el acceso al crédito y la inversión. El estudio es el número 17 de una serie anual en la que se evalúan las reglamentaciones que mejoran o restringen la actividad de las pequeñas y medianas empresas.

“Los Gobiernos pueden fomentar el desarrollo del mercado y su crecimiento amplio mediante la creación de reglas que ayuden a las empresas a ponerse en marcha, contratar personal y expandirse”, indicó David Malpass, presidente del Banco Mundial. “La eliminación de los obstáculos a los que se enfrentan los empresarios permite generar mejores empleos, incrementar la recaudación tributaria y los ingresos, todo lo cual es necesario para reducir la pobreza y elevar el nivel de vida”.

Es importante destacar que el informe Doing Business no pretende ser una guía de inversión, sino una medición de indicadores sobre la facilidad para hacer negocios.

El estudio reveló que las 10 economías en las que la facilidad para hacer negocios mejoró en mayor medida fueron Arabia Saudita, Jordania, Togo, Bahrein, Tayikistán, Pakistán, Kuwait, China, India y Nigeria.

China y Togo se encuentran entre las 10 principales por segundo año consecutivo, mientras que India figura en esa lista por tercer año consecutivo, lo que indica que la reforma de las reglamentaciones comerciales es un proceso plurianual.

Bahrein implementó la mayor cantidad de reformas y mejoró en 9 de las 10 áreas medidas por el informe. Le siguen China y Arabia Saudita con 8 reformas cada uno.

Las 10 economías que obtuvieron el mayor puntaje en las clasificaciones sobre la facilidad para hacer negocios fueron Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong (Región Administrativa Especial de China), Dinamarca, República de Corea, Estados Unidos, Georgia, Reino Unido, Noruega y Suecia. En general, aquellos que presentaron muy buen desempeño tienen procesos en línea para la constitución de empresas, plataformas electrónicas para la declaración de impuestos y procedimientos en línea para la transferencia de propiedades.

Al mismo tiempo, 26 economías tomaron medidas que crearon nuevos obstáculos para el funcionamiento de las empresas. Muchas de ellas incrementaron los costos de la actividad empresarial.

La experiencia de los empresarios difiere ampliamente entre las economías de mejor y peor desempeño. Por ejemplo, el tiempo necesario para crear una empresa es, en promedio, seis veces mayor en las economías que se ubican en los 50 últimos puestos que en las situadas en los primeros 20. La transferencia de propiedades en las economías que ocupan los primeros 20 puestos requiere menos de dos semanas, mientras que en las que se ubican en los 50 últimos puestos se necesitan tres meses. El tiempo necesario para obtener la conexión al servicio eléctrico en una economía promedio de los 50 últimos puestos es dos veces mayor que en una economía promedio de los primeros 20 puestos; además, el costo de dicha conexión expresado como porcentaje del ingreso per cápita es 44 veces mayor.

Las 10 áreas que se miden en el informe son las siguientes: apertura de una empresa, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de los inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de la insolvencia. También se mide otra área, la contratación de trabajadores, pero no se incluye en las clasificaciones.

Las áreas en las que se introdujeron más activamente reformas durante este período fueron las de apertura de una empresa, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad y pago de impuestos. Las reformas referidas al manejo de permisos de construcción y la obtención de electricidad han aumentado significativamente en los últimos años. Muchas de las 37 economías que simplificaron la obtención de permisos de construcción agilizaron las interacciones con los organismos a cargo de la aprobación previa y la inspección. Para conectar a las empresas a la red eléctrica de manera más eficiente, 16 economías realizaron grandes inversiones en la modernización de la infraestructura eléctrica. Un efecto directo: la duración total media de las interrupciones del suministro eléctrico se redujo en más del 8 % entre 2017 y 2018.

Desde su puesta en marcha en 2003, se han implementado más de 3500 reformas comerciales en 186 de las 190 economías analizadas en Doing Business.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*