COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

De la grieta al cráter y de las sorpresas a la incertidumbre

Compartí este articulo en:

Si las elecciones fueran los Juegos Olímpicos, venimos de cosechar una enchapada en oro, varias de plata y muchas de bronce, le dije a Jaime durante la charla telefónica que tuvimos el domingo por la noche.

¡Tenés razón! -me contestó el ecuatoriano- ¿Cómo no me avivé de instruir a TN de semejante notición? En esta época hay que ser creativos -le dije- y disfrazar las decepciones en conquistas a como dé lugar.

Por ejemplo, estamos difundiendo por las redes sociales noticias de obras realizadas en el país; así, menos a los que viven en Misiones, sólo le decimos al resto que hicimos obras de agua potable en Posadas, sino nos deschabamos. Por supuesto que es una mentirita total, el que vive en la Patagonia ¿qué sabe? Y así vamos mandando noticias por redes salvo a las provincias donde supuestamente se hacen las obras.

La verdad es que el 90 por ciento de esos trabajos son continuación de las iniciadas en la anterior gestión o con fondos compartidos con las jurisdicciones. Pero repito, mucha gente “no sabe ni debe saber”. Nosotros siempre subestimando y que se coman el verso.

Hace unos días, la ministra de economía de nuestro país, Christine Lagarde, en consonancia con nuestro esquema de desaciertos, reconoció que se equivocó y que subestimó la realidad del país y, consecuentemente, el programa de austeridad y reformas –ponele-. Una verdadera lástima porque nos prestaron la mayor cantidad de guita de la historia del país, sino no pasaba nada.

El dato más significativo -y vean cómo lo escribo- es el “aumento” del encogimiento o contracción o apocamiento de esa “lluvia” de inversiones, la que “acumuló un alza” de su rotunda caída del 20,8 por ciento.

La inversión cae porque la actividad económica está en el fondo del pozo, los costos financieros son muy caros y las perspectivas a futuro son inciertas o no lucen muy bien.

Por eso, es hora de que los “cambiemos una chota” o “juntos por la nada misma” nos pongamos las pilas. Si bien nunca trabajamos mucho, es momento de ponerse los cortos y salir a full a la cancha. Tenemos que hacer entrar en la gente eso que surgió de las entrañas del marketing político de Marquitos Peña: la plataforma electoral es y será “la defensora del cambio”.

El tema es que esta “propuesta” o “plataforma electoral” no está pegando en la gente. Más bien le está cagando a palos a la mayoría de los argentinos, que se expresaron en las urnas con total contundencia contra el modelo de cambio valija por maleta, en aquellas provincias que ya están “eligiendo su camino”.

En términos comparativos, es más o menos como haber promocionado y vendido gaseosa a base de azúcar para diabéticos y que luego de tres años y medio haya varias muertes por coma hiperglucémico. O sea, el grueso de los consumidores se enteró que en realidad la bebida era ciento por ciento azucarada. Y que -a esa gente- le hayamos dicho, siga tomando nuestro dulce néctar y sea un “defensor del almíbar”.

Por otro lado, en el armado nacional de frente a lo que se viene, Massa perdió en el último tiempo -a mi modo de ver- todo crédito que supo cosechar. Sólo le faltó tantear a Nicolás del Caño para ver si acordaba con él y lo único que logró fue casi destruir el germen de una alternativa a la polarización.

Pareciera que Sergio siempre llega muy tarde al asado, cuando todos comieron, y le dan lo que quedó en la parrilla, ya sea un chori o un pedazo de vacío medio seco.

Ahora con Pichetto en la fórmula, el Mauricio le metió -más vale tarde que nunca- la tan detestada “política partidaria y de tracción” al Gobierno.

Antes que él aceptara sondeamos a muchos; el senador era el último de la lista y por suerte dijo que sí “inmediatamente”. Los UCR, por su parte, terminaron de fulminar el centenario partido, por no hacer política y dedicarse a juntarse para no convenir nada. Algo así como meterte solo al horno, y con papas…

Calculo que, con esta amarilla jugada, no tienen tiempo de rajar de nuestro espacio de “cambiamos para empeorar” y que reñirán -por el apoyo electo/ territorial al gato- alguna dirección general en la “secretaria de corte y confección” de un eventual futuro gobierno; y si no, irán a pedir puestos –tal cual su costumbre- en Jujuy, Corrientes o Mendoza, aunque con menos chances en este último. Señores, expiró parte de la letra del himno: “Que se rompa pero que no se doble” y ha quedado en el pasado.

Los contundentes triunfos electorales de algunas provincias opositoras son una clara señal de que los gobernadores electos ya se pronunciaron adhiriendo a la formula F&F.

Entonces, el anuncio de Pichetto como vice de Macri, nos permite ver -en principio- otra vez un escenario de bifurcación electoral. Papita para el gato ¿Suma votos? No. ¿Hace grieta? Si. ¿Puede terminar en cráter? También, y marca el lugar donde cayó la bomba y los que pueden terminar adentro.

Quienes hasta hace dos días se decían de todo y se puteaban, ahora se juntan por el “bien común”. Eso sí, ninguno habla de cómo cornos se soluciona el brete en que nos han metido a todos, todas, todes y todys.

Sobre el filo del cierre de frentes electorales se sumó la dupla Lavagna – Urtubey para competir en las PASO de agosto próximo. Veremos que pasa, -dijo el aduanero-. Les tengo fe.

La política es territorial y hoy la llave de los territorios la tienen los gobernadores y líderes provinciales. Algunas provincias, como Misiones o Córdoba, se tuvieron que enfrentar al dilema electoral -y no tanto- de ser coherentes con sus adherentes compitiendo con “boleta corta”, evitando tener referentes nacionales y enviando un mensaje claro de hartazgo a la famosa “grieta” y al centralismo con que se gobierna el país cada vez más.

Lo concreto es que las tres principales fórmulas presidenciales tienen peronistas. La disponibilidad y necesidad de los compañeros es indiscutible y se ve amplificada por la desidia política de los PRO, radicales, etc. para advertir las señales de alerta generadas por las idas y venidas.

Mis amigos seguidores, el escenario político electoral es complejo. Entiendo que no tienen la menor idea para dónde agarrar, aunque todavía hay tiempo. Este es sólo el comienzo de la historia que termina con alguien adentro del cráter. De esto sí estoy seguro.

Como siempre digo, “del otro lado de la reja está la realidad y de este lado también. Lo único irreal es la reja”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*