ECONOMIA, Ultimas Noticias

Con cuatro grupos interesados, el martes se sabrá quiénes compiten para poner en marcha el Puerto de Posadas

Con cuatro grupos interesados, el martes se sabrá quiénes compiten para poner en marcha el Puerto de Posadas
Compartí este articulo en:

El próximo martes 29 de mayo se abrirán los sobres y se conocerán los nombres de las empresas que presentaron propuestas para poner en marcha y operar el Puerto de Posadas.

Será el puntapié inicial de un proceso de selección que –de completarse con éxito- terminará hacia septiembre u octubre con la adjudicación de la terminal portuaria a un grupo empresario que deberá invertir entre $60 y $250 millones y armar una operación hoy inexistente, a cambio de una concesión por 20 años (extendible por otros 20).

Hasta ahora, según pudo conocer Economis, cuatro grupos adquirieron los pliegos para participar del proceso. El próximo lunes 28 al mediodía vence el plazo para entregar las propuestas y recién al día siguiente se abrirán los sobres con las ofertas y se sabrá si los cuatro interesados decidieron presentar propuestas o alguno optó por no participar.

Dos de estos cuatro grupos son conocidos. Uno es Argenmar (de origen holandés y argentino) y Fénix (capitales paraguayos) que ya participaron el año pasado del primer intento de licitación, que se declaró desierto en la etapa preliminar de evaluación de antecedentes.

En tanto, los otros dos grupos que pagaron los 50.000 pesos de rigor para hacerse de los pliegos son el Grupo Christophensen, de origen uruguayo, un conglomerado de servicios marítimos que opera hace más de 100 años en el Rio de la Plata y tiene cuatro terminales portuarias, según su página web.

El cuarto es la Compañía Argentina de Servicios Portuarios o Casport Group, que opera dos puertos, uno en San Nicolás (provincia de Buenos Aires). Casport se presenta como un grupo de capitales nacionales creados en el año 2000 y que opera el puerto de Acindar en Villa Constitución y el de San Nicolás, que también pertenece a una empresa privada (Central Térmica Alicurá).

Luego de la apertura de los sobres una Comisión Evaluadora estudiará los antecedentes de cada grupo, para decidir si tienen capacidad y solvencia para hacerse cargo del puerto. Una vez superada esa etapa, se abrirá el sobre 2, con la oferta técnica y económica para operar el puerto.

En otras palabras, qué piensan hacer con el puerto, cuánto cobrarán a los barcos y dadores de carga, qué servicios y de qué forma los ofrecerán, a cuánta gente piensan contratar, etc.

¿La segunda será la vencida?

Es el segundo intento de esta licitación fundamental para Misiones, ya que el año pasado se declaró desierto el proceso a pesar de que Argenmar y Grupo Fénix habían presentado propuestas y reúnen antecedentes probados en la operación portuaria.

En su momento, Luis Lichowski comentó a Economis que era conveniente modificar algunos aspectos legales de los pliegos para no avanzar en un proceso que podía tener algunos vacíos. Lichowski es el principal impulsor de la búsqueda de un operador que ponga en marcha el Puerto de Posadas en su rol de titular de la Administración del Puerto de Posadas y Santa Ana (APPSA).

Reactivar el Puerto de Posadas es una de las más ambiciosas iniciativas de la gestión Passalacqua para apuntalar el perfil productivo de la provincia, ya que el objetivo del puerto es bajar los costos de transporte y hacer más competitiva a la producción misionera, en especial la oferta exportable como pasta celulósica, madera, yerba, té y tabaco.

Según los expertos, no es una tarea nada fácil. El transporte fluvial quedó desactivado en Misiones en los años 80. Desde entonces creció el transporte por camiones, al mismo tiempo que los costos de la operación fluvial subieron apuntalados por regulaciones y normas burocráticas que crecieron al mismo tiempo que los barcos de bandera argentina dejaron de zurcar el río Paraná y Paraguay.

El desafío del nuevo operador será atraer la carga y asegurarle un costo de transporte menor al del camión, asegurar una determinada frecuencia y ganarse la confianza de los dadores de carga en cuanto a los tiempos y calidad del servicio. No es una tarea nada fácil y por eso es que Misiones no espera hacer un negocio con la licitación del puerto. El verdadero negocio es dar con la empresa que traiga su experiencia, contactos y prestigio para lograr poner en marcha el puerto, además de una cierta cantidad de dinero para equipar la terminal.

El dinero que invertirá el nuevo operador estará destinado a comprar maquinarias como grúas y a construir un depósito fiscal que también será operador por el ganador de la licitación. En tanto, la provincia tomará a su cargo la construcción de las oficinas para organismos como Aduana, Migracinones, AFIP, etc.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*