ECONOMIA, EMPRESA, Ultimas Noticias

Alertan que «se agravará el problema de la mortalidad empresarial» Pyme

Alertan que «se agravará el problema de la mortalidad empresarial» Pyme
Compartí este articulo en:

Según el último informe sobre “Nivel de Competencia Directa entre las PyME” de la fundación Observatorio Pyme urgen cambios en la estructura competitiva de las Pequeñas y Mediana Empresas. Ya que «sin una inyección suficiente de crédito y capital en el sector PyME los actuales comportamientos no serán sostenibles y se agravará el problema de la mortalidad empresarial”.

En un escenario macroeconómico de estanflación que ya lleva ocho años, los cambios observados en la microeconomía de las PyME, que afectan a más de la mitad del sector, muestran algunos rasgos positivos. Sin embargo, la ausencia de mercados de capitales y de crédito industrial impide el crecimiento sostenido del sector y amenaza el futuro.

Los datos que se presentan a continuación se desprenden del Informe Especial “Nivel de Competencia Directa entre las PyME”  recientemente desarrollado por la Fundación Observatorio PyME:

 La cantidad de competidores directos en el mercado interno que históricamente tiene en promedio una PyME industrial argentina es entre 5 y 6. Sin embargo, en el quinquenio 2012-2017 más de la mitad de estas empresas han experimentado nuevas situaciones competitivas que derivan de la desaparición (cierres) de empresas nacionales, del ingreso de nuevas empresas nacionales al negocio y de la aparición de nuevos productos lanzados por las empresas extranjeras (Gráficos 1 y 2). En números, estos cambios estarían afectando a unas 11.000 empresas y 300.000 trabajadores. 

 A pesar que las devaluaciones del peso en 2018 y de los últimos días puedan estar morigerando transitoriamente la presión de la competencia externa, las investigaciones de FOP muestran que actualmente el 40% de las PyME industriales está amenazada por la competencia de productos importados y que un poco menos de un tercio de las empresas del sector (28%) perdió participación en el mercado interno debido a la competencia de las importaciones.

 En particular, el 33% de las PyME manufactureras experimentaron un incremento en el número de competidores directos en el mercado interno y el 21% una caída (Gráfico 1). Es importante destacar que ambos grupos (el que enfrenta un aumento de la competencia y que ha experimentado una disminución de la misma) son sustancialmente diferentes. El primer grupo, además de ser  más numeroso, está compuesto por industrias PyME más grandes, más exportadoras, más inversoras, más certificadas, menos amenazadas por la competencia extranjera, más demandantes de personal calificado, más productivas y con mayor acceso al crédito  (Tabla 1).

 Desde el punto de vista sectorial se encuentran algunas diferencias de composición. Las primeras son más frecuentes en sectores menos ligados al consumo directo (químicos, electrónica), mientras el segundo grupo es más frecuente en los sectores más tradicionales (calzado, confecciones, textiles). Desde el punto de vista regional no se observan diferencias significativas.

 Los cambios en el nivel de competencia podrían ser potenciados positivamente mediante la inyección de más capital y crédito industrial en el sector. Los cambios microeconómicos en el escenario competitivo han sido enfrentados en soledad con los recursos propios de las empresas. De esta manera, en ausencia de un amplio mercado del crédito y de capitales, el relativamente virtuoso comportamiento de las empresas que vieron aumentar la competencia estuvo por debajo de sus propias posibilidades de crecimiento mientras que, en el segmento de las empresas que vieron disminuir la competencia, las restricciones de crédito y capital han provocado probablemente el cierre de un número de empresas mayor que el necesario.

 La prolongación del escenario de “estanflación” actual seguirá provocando modificaciones en la estructura del mercado industrial argentino cada vez más profundas; y en ausencia de crédito industrial nada asegura que la reestructuración del segmento PyME en curso sea positiva. Una inteligente política industrial debería apuntar a expandir el crédito industrial de largo plazo para ayudar la expansión de las empresas existentes a través de eficaces mecanismos de absorción de los mercados abandonados por las empresas nacionales que cierran. 

La Fundación Observatorio PyME es una entidad sin fines de lucro, cuya misión es promover la valorización cultural del rol de las pequeñas y medianas empresas en la sociedad, la investigación microeconómica aplicada y las políticas públicas de apoyo al desarrollo productivo. Desde sus orígenes en 1996, genera información sistemática y de manera ininterrumpida sobre las PyME industriales y de otros sectores de actividad. Sus socios fundadores son Organización Techint (OT), Universitá di Bologna (UNIBO) y la Unión Industrial Argentina (UIA).

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*