COLUMNISTAS, ECONOMIA, Ultimas Noticias

Yerba al laudo, una disputa con razones compartidas

Compartí este articulo en:

¿Cómo se llega a un nuevo escenario de conflicto después de un año récord de consumo y exportaciones? La explicación debe buscarse más allá de las chacras y las industrias yerbateras: la inflación golpea desde abajo y presiona arriba.

Los productores reclaman un precio alto (13,50 pesos por el kilo de hoja verde) como salvaguarda del poder adquisitivo perdido por la suba de costos de 2018 y la de este año.

La industria advierte que si se atiende la demanda de los productores, el precio en góndola se dispararía y sería atentar contra la propia solidez de un mercado que recién se está recuperando. La yerba fue una de las pocas economías regionales que logró salir indemne de un año para el olvido generalizado. La alimentación, por caso, cayó siete puntos.

Pero uno de los secretos de haber mantenido las ventas fue un leve retroceso en los precios en góndola, a valores de septiembre del año pasado. Si la inflación se ubica nuevamente en valores altos, podría impactar en el consumo. El año pasado, un ejecutivo de una yerbatera había vaticinado una inflación de 49 por ciento y terminó siendo de 47,6. Ahora, el mismo ejecutivo, advierte que la inflación trepará al 40 por ciento.

Otro argumento de la industria para bajar las expectativas de aumento es que el sector no se recuperó después de varios años de pérdidas. De hecho, arrastra un fuerte endeudamiento desde la época de Guillermo Moreno. Pero esos dos mil millones de pesos de deuda heredada de la “década ganada”, se convirtieron en 3500 millones, según los datos del Banco Central por las “tasas imposibles”, como definió el mismo presidente Mauricio Macri. Eso equivale al 50 por ciento del stock de canchada y se estima que un 45 por ciento de la deuda es con proveedores.

Los 13,50 pesos que pedía la producción, representan 92 por ciento más que el precio conseguido en abril del año pasado. La industria estaba dispuesta a estirarse hasta 11 y monedas, por encima de los 10,83 de la grilla de costos. El consenso estaba cerca, pero finalmente no hubo acuerdo. Ahora será la Nación la que defina. En definitiva, tiene mucha responsabilidad por el conflicto en el, en otros tiempos, oro verde misionero.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*