EDUCACION, Ultimas Noticias

Un obereño, el único misionero que ingresó al Instituto Balseiro

Un obereño, el único misionero que ingresó al Instituto Balseiro
Compartí este articulo en:

Franco Selleski, aprobó las exigencias del centro de estudios más importante del país y a fines de julio comenzará la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones. Accederá a una beca completa pero debe mantener el rendimiento académico para no perder el beneficio. “Estoy feliz, fue mucho esfuerzo”, aseguró.

 

“Desde chiquito cuando a mí me decían está ocupado el teléfono me despertaba curiosidad, y quería saber cómo y por qué la línea estaba ocupada”. Esa curiosidad por las comunicaciones lo llevó a Franco Selleski a los 21 años, a ser el único misionero este año en ingresar al Instituto Balseiro, el centro de estudios más importante del país, y cuyo ingreso es de los más exigentes.

En Oberá, lugar a donde pasa sus últimos meses junto a su familia antes de viajar para comenzar la carrera, Ingeniería en Telecomunicaciones, hizo dos años en la Facultad de Ingeniería, requisito que exige el instituto para la admisión. Luego debe aprobar un examen escrito para pasar a una entrevista personal.

“Fue mucho esfuerzo para ingresar, yo el año pasado rendí pero no pasé el examen escrito. Salí mal en mayo y en junio me puse a estudiar de nuevo para rendir este año. Me evalué sobre cuáles eran mis puntos fuertes y débiles y mis papás me dijeron que me podían bancar para que estudie, así que seguí adelante”, le contó Franco a Economis.

Los estudiantes del Instituto Balseiro reciben educación personalizada con docentes investigadores y tecnólogos en actividad que se vinculan con centros científicos y tecnológicos como con empresas de tecnología en el país y el mundo.

“Son tres años y medio de carrera, en noviembre terminan las clases y en diciembre tengo que tener todas aprobadas sino quedo libre y pierdo el beneficio. Tengo que seguir el ritmo para seguir con la beca”.

Franco Selleski

Todos los estudiantes de las carreras de grado reciben becas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) para cursar sus estudios. Están destinadas a cubrir los gastos de estadía en Bariloche.

El beneficio ronda los $10.500 (a julio de 2017) y se prevé un aumento escalonado del 20 por ciento.

La inscripción para ingresar a una carrera de grado en el Instituto Balseiro, institución dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo y la Comisión  Nacional de Energía Atómica es, precisamente la solicitud de una beca. El único mecanismo para obtenerla y el ingreso al Instituto Balseiro es la aprobación del examen de admisión que se realiza anualmente.

“Quisiera volver a Misiones una vez que termine mis estudios, pero allá tienen ofertas tentadoras de capacitación. Tengo tiempo para decidir, y ahora un par de semanas de vacaciones antes de comenzar con los estudios”.

Público y gratuito, el IB forma profesionales en cuatro carreras de grado y siete de posgrado, con énfasis en el laboratorio. Cuando están por recibirse, los alumnos se integran a grupos de investigación y aprenden con sus especialistas en energía nuclear, ciencias de los materiales, nanotecnología y bajas temperaturas.

Se dictan las carreras de Física, Ingeniería Nuclear, Ingeniería Mecánica e Ingeniería en Telecomunicaciones. Es la única institución del país donde se dicta Ingeniería Nuclear en nivel de grado. También, se brindan siete carreras de posgrado: la Carrera de Especialización en Aplicaciones Tecnológicas de la Energía Nuclear (CEATEN), las maestrías en Física, Física Médica e Ingeniería y los doctorados en Física, Ingeniería Nuclear y Ciencias de la Ingeniería.

“Estamos felices con mi familia, yo desde muy chico fui curioso por las comunicaciones, en cuarto año decidí que quería ingresar a este centro de estudios que es el más importante del país”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*