TURISMO

Turismo Rural Comunitario: una herramienta para el desarrollo local

Turismo Rural Comunitario: una herramienta para el desarrollo local
Compartí este articulo en:

El Ministerio de Turismo de la Provincia, la Organización Travolution Latinoamérica y la Municipalidad de Puerto Iguazú inician la propuesta. Las comunidades guaraníes son las protagonistas.

Este jueves, el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa; y el intendente de la ciudad de las Cataratas, Claudio Filippa, firmaron un convenio de adhesión para incorporar a las comunidades guaraníes en una nueva actividad de desarrollo y turismo.

Se trata del programa “Turismo comunitario como herramienta para el desarrollo local”, que invita al visitante a conocer la cultura guaraní contada por sus integrantes. Para ello, los líderes reciben una formación como guías y pasan a formar parte de un circuito que promueve la integración y el reconocimiento de sus valores e identidad.

“El turista podrá no solo comprar una artesanía sino saber de dónde viene, cómo se produce, de dónde se sacan esos materiales, cómo son elaborados. Se genera un servicio más a quienes nos visitan, pero también se brinda una posibilidad de desarrollo para los dueños de estas tierras, y siempre en un marco de respeto, sin invasiones”, expresó el ministro Arrúa.

A su vez, la tierra colorada se abre camino en estas experiencias que se encuentran en auge en Latinoamérica, permitiendo al turista vivir un viaje distinto que fomenta el vínculo y la conexión con la historia y la cultura del lugar que visita.

El Turismo Comunitario es entendido como una herramienta para el desarrollo local, tendiente a fortalecer la creación de nuevos productos destinados al desarrollo de comunidades rurales y urbanas, como por ejemplo la de los pueblos originarios.

El programa tiene tres ejes: el primero tiene que ver con la producción propiamente dicha de productos, con un diagnóstico, identificación de recursos, definición de turistas y una propuesta de valor de los recursos disponibles. Una vez logrado esto, se tiende a la inserción responsable de estos productos turísticos en los canales apropiados de promoción y comercialización.

Si bien el foco central del programa son las comunidades indígenas, ya que ése es el compromiso más importante que se está tomando dado que en esos productos se va a tener en cuenta la interculturalidad, y también van a ser interculturales las propuestas turísticas, donde van a participar comunidades campesinas y rurales que se van a poder capacitar en conjunto con comunidades urbanas, lo central y lo que se debe tener en cuenta es que ya hay 10 emprendimientos turísticos en la provincia que están funcionando y necesitan tener una calidad de oferta ordenada de turismo comunitario.

El segundo eje es la capacitación, que acompaña todo el proceso hacia la producción, y va a tener como resultado la propuesta de creación de una escuela itinerante de turismo indígena; y el tercer eje es el marco regulatorio, es decir, como se le da marco legal a todo lo que se está haciendo, desde los reglamentos internos de los emprendimientos, pasando por los códigos de ética, y los acuerdos de mutua colaboración con las empresas privadas: los hoteles, la gastronomía, los operadores, las agencias, los guías, y también con las reglas básicas que debe cumplir cada emprendimiento para poder entrar en una corriente legal y poder competir en el mercado de manera igualitaria.

“El programa es muy bueno y va a tener como una condición muy interesante que recién va a poder ser anunciado en su totalidad cuando pase por el proceso de consulta previa que se realizará con las comunidades indígenas y se hagan todos los ajustes, atendiendo todas las dudas y los requerimientos. Recién en ese momento, respetuosamente, se podrá decir cuál va a ser el programa que se va a llevar adelante”, explicó el asesor externo del programa, Claudio Salvador

Además, Salvador indicó que “en esa consulta previa van a entrar 10 emprendimientos distribuidos de la siguiente manera: 2 en San Ignacio, 1 en Aristóbulo del Valle, 3 en El Soberbio y 4 en Puerto Iguazú, que son todos los que están en las 600 hectáreas. “Va a estar abierto a los colectivos campesinos o urbanos que quieran sumarse, inclusive los productos se podrán construir de manera articulada cuando se habla de productos integrados”, remarcó

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*