PERSPECTIVAS

Tú haces, nosotros hacemos, y ellos hacen

Tú haces, nosotros hacemos, y ellos hacen
Compartí este articulo:

Esta frase resume lo que entiendo será el devenir económico del año 2018. La economía nacional no logra exponer dos años consecutivos de crecimiento desde el año 2010 hasta la fecha, después de 7 años (2003-2009) con altas tasas de crecimiento indiscutido y reducción del desempleo.

El Gobierno Nacional entiende que para salir del actual estancamiento (en realidad, crecimiento y decrecimiento registrado año tras año) debe motivarse a la Inversión Privada como el disparador del crecimiento y el garante que sea sostenible todos los años venideros.

La inversión privada no es la colocación financiera en depósitos de ahorro, a plazo, compra de Lebacs o similares. Es el aumento en los bienes de capital de una sociedad (rutas, autovías, fábricas, maquinarias, medios de transporte, etc) que aumenta la capacidad de producción de un país y con ello su crecimiento.

Desde el Gobierno Nacional y las provincias (“Tú haces y nosotros hacemos”) se asumió un compromiso de reducción gradual de impuestos nacionales y provinciales con el objeto de mejorar la rentabilidad de determinados sectores de la economía –empezando por la industria y el transporte- y también su competitividad.

Ahora bien, para que el Consenso Fiscal surta los efectos deseados, estos sectores económicos beneficiarios deberán (“Ellos hacen”) reinvertir esos mayores beneficios productos de la reducción impositiva, inversión que asegurará el crecimiento económico y dinamizará a la economía.

Esta conducta empresaria será crucial para el éxito del paquete de reformas que se concretaron sobre el fin de este año. La inversión será el único componente de la Demanda Agregada que podrá exhibir un incremento sustancial, incrementar las ventas finales y con ello recuperar a la economía.

Los otros componentes no pueden asegurar lo mismo:

1) El Gasto Público no podrá aumentar en términos “reales”, es decir, por encima de la tasa de la inflación, con lo cual el sector público “perderá peso” en la economía, tal cual la ideología dominante en el Gobierno Nacional. Esto surge también de la nueva ley de responsabilidad fiscal que está en tratamiento del Congreso por estos días. Desde el Gobierno de la Renovación siempre se ha sostenido la participación del Estado en la economía, en los programas sociales y educativos, a fin de redistribuir el ingreso y reducir la pobreza; pero en el convencimiento que para salir del actual “estancamiento” de la economía hay que dar gobernabilidad y acompañar las medidas que puedan conducir al crecimiento, es que se ha acompañado este paquete de reformas.

2) El consumo privado, es un componente que por lo general “acompaña” a la economía, es decir aumentando en períodos de expansión y cayendo en períodos de recesión. Pocas veces, el Consumo ha sido la causa de los ciclos económicos, más bien es “la consecuencia”. Si la economía crece, las familias tienen más ingresos y consumen más, y viceversa. Por lo tanto, el consumo privado no es capaz de ser el disparador del crecimiento argentino en el actual contexto.

3)  El sector externo (exportaciones menos importaciones) aún se muestra deprimido. Si aumentaran las exportaciones argentinas, las empresas demandarían más empleo y aumentaría la producción, pero con un tipo de cambio rezagado y una economía internacional que no termina de despegar es dudoso que este sector pueda provocar el salto de crecimiento que se requiere. En esta área hay dos aspectos que pueden influir positiva y negativamente en forma respectiva: I) La recuperación de la economía brasileña, aún como “efecto rebote” que mejorará las exportaciones argentinas (positivo) y II) el aumento en las tasas de interés en Estados Unidos, que provocará una caída en el precio de nuestros productos agrícolas de exportación (soja, trigo, carne, etc) y perjudicando entonces nuestras exportaciones.

Como materia pendiente de la macroeconomía nacional:

  1. a) la baja en la tan criticada elevada tasa de interés de referencia del Banco Central, con el recurrente debut de las Lebacs pero que encarece el crédito para el consumo y la inversión,
  2. b) la corrección del tipo de cambio que le permita a las empresas exportadoras vender más y generar empleo, y
  3. c) la reducción del déficit fiscal nacional para evitar el sobreendeudamiento del Estado que, como dato positivo de último momento se estarían sobrecumpliendo las metas fiscales fijadas para el año 2017, lo cual marca un buen indicio.

Desde el Gobierno provincial, el norte siempre ha sido la defensa y generación de nuevos puestos de trabajo: la promoción del consumo con el Programa AHORA MISIONES, utilizado como modelo a nivel nacional por la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa para el lanzamiento del Programa de Comercios de Frontera que ha incluido a 14 localidades misioneras, el subsidio a la tarifa eléctrica para los sectores del comercio y de la producción, el lanzamiento del Fondo de Créditos Misiones SAPEM con más de trescientos créditos aprobados en estos primeros diez meses de existencia, la puesta en marcha del Parque Industrial con la radicación de empresas con tecnología de vanguardia como son las empresas VOLTU y LUG, la profundización de las relaciones con los estados del sur de Brasil para promover la integración regional son algunos de los tantos lineamientos definidos por el gobernador Hugo Passalacqua  y el conductor del Frente Renovador, Carlos Rovira para incentivar al desarrollo económico de Misiones.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*