ECONOMIA, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Trabajó en el hotel de Obama y Bruce Willis y abrirá un restaurante que competirá con dos clásicos en el cuarto tramo de la Costanera

Trabajó en el hotel de Obama y Bruce Willis y abrirá un restaurante que competirá con dos clásicos en el cuarto tramo de la Costanera
Compartí este articulo en:

Tomás Carmona es un posadeño de 30 años que tras deambular por el país y el mundo durante una década, trabajando en gastronomía, volvió a su tierra colorada dispuesto a emprender contra viento y marea.

“La ciudad ya no me gustaba tanto y Misiones tira”, dice, riendo, este misionero que tiene un look muy urbano: Pelo revuelto, sobretodo negro arriba de una camisa, jeans gastados y zapatillas.

En pocas semanas más, Carmona y su socio Luciano Pinzone, apostarán fuerte en plena crisis, cuando abran un restaurante muy peculiar que ya está prácticamente listo. El salón está acondicionado y el personal contratado y en pleno período de capacitación.

Se llamará Osvaldo Chicken´s restó y tendrá la originalidad de no servir carne y especializarse, como su nombre en inglés lo indica, en distintos platos a base de pollo.

“Vamos a tener una carta con varias propuestas, muy regionales con una vuelta de tuerca y también algunas cosas que aprendí”, explica el posadeño, ex alumno del Roque González y el Alas y Raíces.

El nombre Osvaldo es en homenaje al padre de Pinzone, quien es el verdadero impulsor de la idea de abrir el restaurante. Pinzone –que fue distribuidor de bebidas en bares y otros locales gastronómicos- se enteró que Carmona estaba de regreso en la provincia y lo convocó. Primero como asesor y luego para sumarse a la aventura en calidad de socio.

Osvaldo Chicken’s está ubicado sobre la avenida Coronel López, en el Cuarto Tramo de la Costanera, donde antes estaba The Rox. El restaurante, sin embargo, estará muy enfocado en la gastronomía para toda la familia y quiere ser una alternativa a dos grandes clásicos de la Costanera, donde los domingos al mediodía cuesta mucho conseguir una mesa libre: La Ruedita y El Rancho.

La historia de Tomás en la cocina arrancó casi por casualidad. Porque se fue a la Capital apenas terminó la secundaria a estudiar Administración de Empresas en la UBA. Pero al poco tiempo se dio cuenta que no era lo suyo. A él le gustaba cocinar desde siempre, y consiguió un trabajo en un restaurante en Nuñez, cerca de la cancha de Ríver.

“Ahí entré como primer ayudante y terminé como jefe de cocina, me di cuenta que me gustaba”, recuerda.

Como vio que tenía vocación, decidió capacitarse y estudió la carrera de gastronomía en el IAG. Primero fue un curso de un año. Luego cursó la tecnicatura, más extensa, ávido de mayores conocimientos a medida que se adentraba en el mundo de la cocina.

Empezó a rotar trabajos, consiguiendo estar en sitios cada vez más sofisticados, donde la profesionalización es mucho mayor. Hasta que decidió viajar con un amigo a Aspen, el exclusivo centro de esquí en los Estados Unidos.

“Trabajé en el restaurante de uno de los hoteles más exclusivos de Aspen, el Little Nell, donde se suelen hospedad celebridades mundiales como Barack Obama o Bruce Willis”, comentó Tomás.

“Es un hotel 5 estrellas con una residencia 7 estrellas, algo súper lujoso”, cuenta. Tomás estaba en una dependencia muy pequeña situada arriba de la montaña. Una suerte de cabaña grande, donde algunas celebridades de la política, el deporte o el espectáculo a nivel global, tienen en forma permanente sus propios espacios personalizados, para cuando deciden
visitar el sitio.

“Cada persona tiene su bata, las pantuflas, el locker con su nombre, es el ultra lujo”, explicó. Tras esa experiencia de seis meses, Tomás volvió a Buenos Aires donde entró a trabajar en otro sitio que también suele recibir ricos y famosos de todo el mundo: el hotel Alvear.

El Alvear tiene cuatro hoteles, siendo el más conocido el Alvear Palace, que suele recibir presidentes y miembros de la realeza. Tomás trabajó allí y en el Alvear de Puerto Madero.

-¿Qué me podés decir de tu nuevo emprendimiento?

-Vamos a trabajar con platos regionales. Vamos a especializarnos en el pollo, platos con pollo más elaborados. No vamos a tener un bife de chorizo. Queremos salir del bife de chorizo, el bife de lomo o el ojo de bife. Vamos a tener en cuenta a los celíacos y los veganos.

-¿Alguna novedad en la carta?

-Sí, vamos a presentar algunos platos novedosos, con técnicas y recetas que aprendí en mi carrera. Así como la gente se va a comer un Mbeyu a la Costanera, creemos que también puede comer un Mbeyú o Caburé más gourmet. Yo trabajé mucho en la Casa de Misiones en Buenos Aires, hice la Noche de las Provincias, y ahí probamos esas recetas con una vuelta de tuerca. Un caburé relleno, sánguche de Mbeyú con una salsa de mango y cebolla, eso tuvo mucha repercusión.

-¿Es muy vocacional la gastronomía?

-Si, es trabajar cuando otros se divierten. No tenés feriado, trabajás con el ocio del otro. Algunos chicos que hoy arrancan en la gastronomía no lo entienden. Son muchas horas parado, un día podés trabajar 14 o 18 horas.

-¿Cuándo van a abrir?

-Septiembre, aunque no tenemos definida la fecha exacta, estamos con los trámites de habilitación.

-¿El mercado posadeño es muy sensible al precio, lo tienen en cuenta?

-Si, por supuesto. Lo vemos como un mercado donde la gente paga entre 400 y 600 pesos por
cubierto. Y queremos trabajar más o menos en el mismo rango de precios que la competencia.

Ficha personal
Nombre: Tomás Carmona
Edad: 30 años

Estado civil: En pareja, con una hija de 1 año
Estudios: Roque González, Alas y Raíces y IAG
Profesion: Socio en el futuro Osvaldo’s Chicken

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*