COLUMNISTAS,

Refundando el federalismo

Compartí este articulo en:

Que Misiones es Vanguardia en el ámbito nacional en políticas de Estado aplicadas en la gestión de Gobierno, a esta altura de la información disponible, ya es un hecho que no admite dudas.

La escuela de Robótica, primera en el país, el aula invertida, nuevo concepto de educación de avanzada, hoy son íconos del Misionerismo que generan una impronta de gestión estatal que provoca admiración.

 

En el ámbito de los servicios elementales que constituyen la esencia misma de la existencia del Estado, Misiones muestra resultados contundentes, contrastables, medibles, no es un relato.

 

En Salud, con un parque de la Salud Modelo en el País, con tecnología de primera línea y con servicios de excelencia que incorporan la radioterapia gratuita para el tratamiento del cáncer, no hay mucho más por decir, va… recordar nomás que acá se hacen operaciones robóticas con el Da Vinci –actualmente solo cinco en Argentina, el nuestro fue el segundo-.

En Educación, los resultados hablan por sí solos, aunque buena parte de las provincias argentinas mostró caídas en sus niveles de desempeño en la prueba Aprender 2018 de Matemática, la nuestra ha sido una excepción, ya que entre 2016 y 2018 se ha avanzado y liderado el nivel nacional, así aparece Misiones (7,1 puntos), Salta (4,4 puntos), Chubut (3,3 puntos).

La estructura edilicia y la inclusión de los más chiquitos –NENIS- está lejísimo de las promesas presidenciales de más jardines de infantes, convirtiendo en obligatoria la salita de 4, se logró escolarizar al 89% de los niños en esa edad. Un ejemplo Nacional de política educativa.

La Justicia Misionera, está en constante capacitación, se evalúa su servicio según estándares internacionales, ha impulsado una reforma de los códigos de procedimientos que se ha modernizado, agilizado y mejorado, siendo los procesos laborales un ejemplo actual de celeridad en la justicia, concluyendo en tiempos promedios de un años a  un año y medio, sin dudas los menores de la región y envidiable promedio temporal Nacional. Las causas no duermen los sueños de los justos.

 

La implementación de la oralidad en los procesos civiles, recientemente anunciada, provocará, no solo celeridad procesal, sino una verdadera depuración de los profesionales matriculados, quedando los no preparados al margen de perjudicar a los justiciables con su falta de competencia.

 

La seguridad, con las estadísticas propias de tiempos de crisis, ha avanzado hacia una Policía de servicio, cerca de los vecinos, con equipamiento y tecnología –reconocimiento facial por ej-, sumado a la profesionalización de los integrantes de la Institución, que muestran resultados constantes, sobre todo en la lucha contra el narcomenudeo, la instalación de cámaras de vigilancia en muchas localidades, sistema nuevo de comunicación, recupero de bienes producto del delito etc… demuestran una gestión Ministerial a cargo de Marcelo Perez, dinámica, eficiente, profesional y de avanzada.

 

En general todas las áreas han desarrollado programas de crecimiento, estímulo, profesionalización y avance en las distintas áreas.

 

Éste es un modelo que viene siendo observado desde las provincias, desde la Nación, por dirigentes Peronistas, Radicales, Independientes… la génesis misma del Partido de la Concordia Social, columna vertebral del Frente Renovador de la Concordia, es eso, la síntesis de ideas confluyentes, doctrinas, pensamientos económicos, políticos y sociales, que provocan un sinergia, capaz de generar círculos virtuosos, algo que hace años no se ve en el espectro de otras administraciones Provinciales o Nacional.

En ese contexto, liderados por Carlos Rovira, los misioneros tienen un norte claro, una dirección, un proyecto futuro.

Otros liderazgos provinciales se han mostrado en lo político, en el mapa nacional, por si acaso los resultados de Córdoba, Entre Ríos, Provincias del Sur, Tucumán, Santiago del Estero, están mostrando algo muy significativo.

Los líderes provinciales, se ratifican en gestión. Han saneado sus cuentas. Son superavitarias. Administran bien la coparticipación y hoy es la Nación la que no acompaña y está en deuda.

Cabe la interrogación entonces, ¿estamos dando una vuelta de página en nuestra historia institucional y el Federalismo dejará de ser una expresión vacía de contenido real?

Martín Miguel de Güemes, Salta, Facundo El Tigre de los Llanos Quiroga y Ángel El Chacho Peñaloza, La Rioja;  Justo J. de Urquiza, Entre Ríos; Juan Manuel de Rosas y Manuel Dorrego, Buenos Aires; Felipe Varela, Catamarca; Estanislao Lopez, Santa Fe; Juan Bautista Bustos, Córdoba; Alejandro Heredia, Tucumán; Felipe Ibarra, Santiago del Estero; Juan Saá, San Luis; Andrés Guacurarí, Misiones; José Felix Aldao, Mendoza; Pedro Ferré, Corrientes, fueron los líderes provinciales que confluyeron en la idea de la UNION, para dar nacimiento a La Nación Argentina, intereses económicos-Políticos, con el tiempo tergiversaron ese espíritu y el puerto de Buenos Aires se convirtió en el centro de absolutamente todo, en desmedro de las provincias.

Líderes provinciales como Carlos Rovira, Misiones; Bordet, Entre Ríos, Uñac San Juan, Schiaretti, Córdoba, Zamora, Santiago del Estero, Manzur, Tucmán, Gerardo Morales, Jujuy, Mariano Arcioni, Chubut, Sergio Ziliotto, La Pampa, Arabela Carreras, Neuquén, son quienes tienen hoy la posibilidad de imponer el federalismo en la República. Su posición, en la mayoría alejándose de la grieta, pero en todo caso siempre reafirmando el liderazgo local, marca tal vez una oportunidad histórica, la de sugerir los cambios legislativos futuros necesarios para que el federalismo esté muy bien garantizado, fundamentalmente en el reparto de fondos, obras y desarrollo de infraestructura. En lo político un verdadero gabinete Federal, compuesto en su mayoría por hombre de las provincias, conocedores de la Argentina Profunda y sus necesidades, capaces –por gestión demostrada- de llevar a la Nación una impronta proactiva, eficiente, austera y ordenada que permita avizorar un futuro de estabilidad y crecimiento para nuestro país.

Tal vez llegó el tiempo de proponer a la sociedad que elija a quienes los van a representar frente a la Nación defendiendo fuertemente la identidad local y que sean los encargados de proponerse a la fórmula presidencial los responsables de seducir al electorado de cada distrito, así, en esencia, había sido en definitiva el diseño de Juan Bautista Alberdi –expresado en su obra Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina-.

Tal vez sea tiempo de priorizar el fortalecimiento local, en cada distrito.

Tal vez sea el tiempo de desafiar viejas costumbres y prácticas y llevar una boleta corta.

Tal vez hay alguien que ya se anima a dar el primer paso de Refundación del Federalismo.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*