ECONOMIA,

Precios: la canasta básica posadeña subió 0,83 por ciento en abril

Precios: la canasta básica posadeña subió 0,83 por ciento en abril
Compartí este articulo:

Mientras que en mayo la inflación nacional fue de 2,7 por ciento, la más alta del año, los costos de la Canasta Básica Alimentaria y de la Canasta Básica Total en Misiones aumentaron por debajo de ese promedio.

La canasta básica de abril para una familia tipo –lo mínimo necesario para subsistir- en Posadas fue de 8,005.61 pesos, 0.83 por ciento más que en marzo, cuando costaba 7,939.55 y 21,2 por ciento más que en abril del año pasado, cuando valía 6,603.19 pesos.

En tanto, la Canasta Básica Total, que incluye servicios, fue de 20,527.20 pesos, 0.83 por ciento más que en marzo, cuando costaba 20,357.81 y 21.2 por ciento más que en abril del año pasado, cuando valía 16,931.25 pesos, según los datos relevados por el Instituto Provincial de Estadística y Censos.

Los datos de Misiones coinciden con la tendencia regional. La inflación de abril en el NEA fue la segunda más baja del país medida por regiones. En el año la inflación más baja del país se encuentra en la región pampeana mientras que en la Patagonia la suba registrada es la más alta.

En el país, la inflación acumulada ascendió a 9,6% por ciento. Lo que más sube en lo que va del año es Educación, Comunicación, Transporte y Vivienda. En cambio Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Ropa y Calzado, es lo que menos sube. A este ritmo, se necesitaría una inflación mensual de 0,61% en los próximos ocho meses para cumplir con la meta del 15 por ciento.

Según la consultora Ecolatina, “la desinflación ya estaba en pausa antes del salto del dólar”.

  • La consultora fundada por Roberto Lavagna señala que según el INDEC, el Nivel General de precios avanzó 2,7% a nivel nacional durante abril. Por otro lado, en términos interanuales (i.a.), la inflación se aceleró levemente el mes pasado trepando a 25,6%. De este modo, constituyó el mayor registro desde la publicación del IPC Nacional (diciembre 2016). Por su parte, el IPC Core –que excluye precios Regulados y estacionales- creció 2,1% en abril y se mantuvo en 22,4% i.a.

 

  • Esta diferencia fue resultado del aumento de los precios Regulados (+5,3%), explicado por el incremento de la tarifa del gas y del boleto del transporte, que no sólo tuvo lugar en el Gran Buenos Aires, sino que alcanzó a la totalidad del país. Como resultado, los precios Regulados acumularon una suba de 15% en el primer cuatrimestre del año.

 

  • Con este dato, se verifica que tanto el Nivel General como el IPC Núcleo crecieron por encima del 2% por tercer mes consecutivo, y acumulan en el año un alza de 9,5% y 8,5%, respectivamente. Esta aceleración es más clara al observar el IPC Núcleo, ya que las nuevas correcciones tarifarias y el movimiento del tipo de cambio del primer trimestre impulsaron esta dinámica.

 

  • El alza de precios acumulada en los primeros cuatro meses del año supera en 0,5 puntos porcentuales (p.p.) a la registrada en igual período del 2017 (9,0%). Este hecho se acentúa al observar el IPC Núcleo, que se ubica 1,1 p.p. por encima del registro acumulado a lo largo del primer cuatrimestre de 2017 (7,4%). Dado que la política monetaria del Banco Central tiene una mayor incidencia sobre estos precios, su aceleración es la más preocupante. De este modo se evidencia que el proceso de “desinflación” ya estaba en pausa, aún antes de la reciente suba del dólar.

 

  • En este sentido vale aclarar que estos resultados no están influenciados por el potencial impacto en los precios de la trayectoria del dólar de las últimas semanas, ya que la mayoría de los precios fueron relevados antes del inicio de la corrida cambiaria (el dólar de referencia cerró abril en 20,8 ARS/USD). Cabe destacar que el efecto final de la suba del dólar en la inflación se registrará recién una vez que el tipo de cambio se estabilice en torno de un valor que sirva de referencia a los fijadores de precios; de modo que las recientes tensiones del mercado cambiario tendrán un impacto en los próximos meses.

 

  • Por último, producto de la dinámica del dólar de las primeras dos semanas de mayo estimamos que no sólo no se cumplirá la meta de inflación este año –lo que ya estaba prácticamente descartado -, sino que probablemente tampoco se alcance un descenso en la inflación anual. Concretamente, creemos que la suba de precios se ubicará en 2018, de mínima, en la zona de 25% de modo que, en el mejor escenario, igualará al resultado del año pasado (24,8%).
Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*