COLUMNISTAS

Post Ceo Liberalismo Cultural: Neo Zonceras Argentinas

Compartí este articulo:

Comprendido que estamos transitando el fin del Ceo Liberalismo, esa expresión infame y obscena (aún más) del Neo Liberalismo, nos debemos a la tarea de derribar un cuantioso número de zonceras, al decir de Don Arturo, en el andar de la batalla cultural que nos requiere, por lo menos, lúcidos. En esta breve notita voy a mencionar algunas, las más obvias quizá, de esos “axiomas intelectuales” que cautivaron a una gran cantidad de argentinos, y tilingos de otras latitudes también. “Macri siempre fue rico”, “no va a robar porque es rico y no necesita”…. Y la que más me gusta: “si al gobierno le va bien, a nosotros nos va a ir bien”.

“Macri siempre fue rico”: breve, contundente, casi irrefutable, eficaz. Pero pensémosla. Franco Macri es un inmigrante italiano que, huyendo de la crisis de pos guerra, se instala en Argentina. Como buen inmigrante, emprendedor. Fundó algunas empresas vinculadas a la construcción, a los automóviles, recolección de residuos, cobro de servicios, entre otros. Siempre al amparo del poder de turno y particularmente durante el proceso cívico – militar de Martínez de Hoz y Videla, donde le fue condonada una deuda con el Estado de 300 millones de dólares, a instancias de un joven, y ya entonces pelado, Domingo Cavallo al frente del BCRA. Así se hizo rico Macri: Estafando al Estado Argentino siempre.

Veamos otra: “no va a robar porque es rico y no necesita”. Mauricio, Macri, asume como presidente con 214 causas pendientes en la justicia, muchas en calidad de procesado, otras tantas de imputado: “Estafa y asociación ilícita”; “Abuso de autoridad y Violación de los deberes de funcionario público”; “enriquecimiento ilícito”; “Falsificación de documentos públicos”; “amenazas y abandono de personas”; “lavado de activos, peculado y falsificación de documentos”; “Espionaje y escuchas ilegales”; entre otras carátulas que llevan sus causas, todas ellas para perpetrar, permitir, acceder, fomentar y/o participar de un delito: ROBO. Algunas en su condición de funcionario público (jefe de gobierno porteño entre 2007 y 2015), otras en su condición de empresario negociando con el estado.

De uno y otro lado del mostrador y siempre robando. Un caso testigo en su rol de empresario fue el del contrabando de autopartes, donde fue condenado en dos instancias y luego escandalosamente salvado por la famosa Corte Suprema de la “mayoría automática”. Evidentemente se hicieron ricos robando y corrompiendo al estado y necesitan seguir haciéndolo.

“Si al gobierno le va bien, a nosotros nos va bien”: Zoncera Mayor que encierra un sofisma casi perfecto. Desculémoslo: Quiénes son el “gobierno” y quiénes somos “nosotros”.

Gobierno: Ceos de multinacionales, gerentes, dueños, traficantes de influencias, especuladores, evasores, falsificadores de documentos, mafiosos, proxenetas del oro, lavadores de activos, espías, estafadores, cínicos mentirosos, “piratas, filibusteros, corsarios y bucaneros”. Nosotros: jubilados, pensionados, universitarios, niñas y niños, adultos mayores, trabajadores de toda índole, comerciantes, pequeños y medianos empresarios, profesionales, artistas, artesanos, deportistas, adolescentes, amas de casa, vendedores, changarines, etcétera. Naa, incompatibles. No hay forma que si a ellos les va bien en el manejo de la cosa pública, a nosotros nos vaya bien en algún sentido.

Podemos percibir un sinnúmero de expresiones generalizadas en los impresos, las redes sociales, las colas de los bancos, en la panadería, en las conversaciones de vecinas con y sin ruleros y escobas, en las salas de esperas, en las fotocopias de cuadernos, en la tele. Tipo: “se robaron todo”, “cansado de mantener vagos”, “hay que darles tiempo para que gobiernen”…

Obviamente, como dice Jauretche, esto es apenas una brevísima enumeración de Neo Zonceras Argentinas, queda en el “Nosotros” el trabajo de “deszoncerización” necesario para la batalla cultural que se avecina.

Por Pichi EsperPerié

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*