COLUMNISTAS

¿Por qué tenés miedo de hablar en público?

Compartí este articulo:

¿Te imaginás hablando ante un público que no conocés de 50 o más personas, sin ponerte nervioso y comunicando de manera eficaz, con el lenguaje no verbal adecuado, utilizando correctamente el tono y volumen de tu voz y sabiendo manejar los silencios?

 

Hablar en público es una habilidad como cualqueir otra que puede y debe ser entrenada.

Llegó la hora de ver la oratoria como una magnífica herramienta que te permite desempeñarte mejor en tu lugar de trabajo, proyectarte como un verdadero profesional cualquiera sea tu actividad y por supuesto aprovechar las ventajas que tiene hacerlo bien, para lo cual primero hay que vencer esos nervios tan comunes.

 

Si sos como el 95% de las personas, seguro que sentís nervios o incluso miedo de hablar en público.

El miedo es una señal biológica que está indicando que existe un riesgo, que hay un peligro inminente.

 

Se pone adelante tuyo y te quedás paralizado, pero el miedo sólo viene a decirte que no tenés recursos para abordar la situación que tenés que enfrentar.

Si te quedás mirando al miedo te bloqueás, y ese es el momento de preguntarte, ¿Qué recursos necesito para afrontar esta situación?

De esta manera das vuelta a ese miedo y empezás a buscar los recursos necesarios para afrontarla, en este caso hablar en público.

 

El miedo se manifiesta a través de síntomas fisiológicos y psicológicos.

 

Los síntomas fisiológicos se inician cuando el cerebro detecta una amenaza, esto hace que se activan mecanismos hormonales segregándose adrenalina y cortisol.

La adrenalina que es una hormona relacionada con reaccciones rápidas y el cortisol es la hormona relacionada con el estrés.

Estas dos hormonas no te ayudan a pensar, sino que te hacen reaccionar y querés escapar de esta situación.

Pero hay que hablar!!!, ante profesores, clientes o directivos de una empresa por ejemplo.

 

El otro tipo de reacciones se producen cuando interviene la mente y lo empeora todo, se manifiestan los síntomas psicológicos.

De esta manera la mente  comienza a jugar un papel importante en el miedo y en la capacidad de controlarlo.

 

Los síntomas psicológicos son de 2 tipos:

  • El diálogo interno. Lo que uno se dice.
  • Las imágenes mentales. Lo que uno se imagina.

 

El diálogo interno trae razones por las cuales las cosas pueden salir mal:

“No voy a poder”

“Me voy a quedar en blanco”

“No voy a saber contestar las preguntas que hagan”

“Van a pensar que no se del tema”

Por lo tanto las reacciones psicológicas forman una película mental que se uno se inventa de manera exagerada.

 

¿Qué hacer para vencer ese miedo?

Dos cosas: reconocerlo y entrenarse

 

Muchas veces se ponen pretextos a la hora de hablar en público para no reconocerlo, pretextos como: “estoy mal de la garganta” o “a mí no me gusta figurar, soy de perfil bajo”.

 

Por lo tanto para hablar en público de manea eficaz primero hay que reconocer el miedo y sus síntomas y después entrenarse estudiando las diferentes técnicas, pero sobre todo practicar lo suficiente para ir adquiriendo confianza y seguridad.

 

Sólo desde la serenidad y la buena gestión de las emociones es posible hablar en público con soltura y poder trasmitir ideas y emociones.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*