LA PROVINCIA, Otras Noticias

Pidamos a María de Itatí que nos enseñe a tener un corazón solidario

Pidamos a María de Itatí que nos enseñe a tener un corazón solidario
Compartí este articulo en:

En la noche del 9 de Julio, Monseñor Juan Rubén Martínez, presidió la Solemne Misa con Te Deum en la Catedral San José de Posadas, estuvo acompañado por varios sacerdotes y además estuvieron presentes autoridades gubernamentales, jefes de seguridad, diáconos y el pueblo de Dios. El Obispo diocesano llamo a pedir a María de Itatí tener un corazón solidario capaz de defender la vida y de buscar el bien común.

En una celebración cargada de emoción, la diócesis de Posadas, celebró a María de Itatí, patrona diocesana. Durante la celebración eucarística, Monseñor Juan Rubén Martínez quien pidió que María de Itatí nos conceda un corazón más justo y más honesto para amar la vida y ser una sociedad con valores para defender a los más necesitados y sobre todo que entre todos generemos una cultura de la generosidad y eso se logra dejando de ensimismarnos en nuestros problemas y abriendo el corazón para ayudar a los que más necesitan, pero sobre todo aceptando nuestras diferencias y buscando juntos las soluciones a los problemas de nuestra patria.

Compartimos a continuación algunos fragmentos de la homilía de Monseñor Juan Rubén Martinez: Hoy estamos aquí para rezarle a la Madre de Itatí, nuestra madre, la que eligió quedarse con nosotros y ser nuestra guía. Quiero con especial alegría agradecer a los medios de comunicación que nos permiten estar juntos en muchas partes aunque estemos lejos. Agradecer a las autoridades aquí presentes, al vicegobernador electo y a los intendentes Posadas, el actual y el electo, además de las fuerzas de seguridad y las confesiones religiosas hermanas que también están presentes.

En primer lugar quiero referirme y que tengamos presentes a María de Itati, que está presente en nuestra región, en nuestra tierra, ella es patrona de nuestra diócesis. Esta desde siempre acompañándonos con diferentes nombres, Fátima, Lujan, Guadalupe, está presente en Argentina, pero sobre todo en América Latina. María de Loreto, madre de las misiones, protectora y compañera, pero con la misión especial de evangelizar a la región, protegiendo y transmitiendo valores también. Este lugar, Itati, es el lugar de fe de nuestro pueblo, hoy además celebramos lo que ocurrió en Tucumán y que nos transformó en una nación libre.

Cuanto quisiera que podamos vivir un poco más la cultura del encuentro como lo dice el Papa Francisco. Siempre es importante la variedad, para la democracia, encontrarnos diferentes pero con la capacidad de construir juntos, eso es importante para todos nosotros y sobre todo para la democracia, que es muy buena.

Tendremos que referirnos, reflexionar más sobre las dolorosas cifras de la pobreza que tenemos en nuestro país y podríamos, no sólo a los dirigentes políticos, sino a todos los argentinos que juntos busquemos una solución, porque es muy doloroso que el 50 % de los niños en Argentina están vivan bajo el nivel de la pobreza, teniendo en cuenta que nuestro país tiene muchas riquezas.

Esas cifras son sinónimo de avaricia, y de corrupción. Esto quiere decir que hay muchos que concentran demasiado y otros tienen mucho menos, niños que nacen en una situación de vulnerabilidad, desde el inicio están enfrentándose a diferentes miserias y dolores. Por ello entre todos debemos buscar caminos de esperanza y encuentro, porque flagelos como la desnutrición, que desde el vamos los deja en el camino, les quita oportunidades, y no los ayuda a tener esperanzas. Cuando pensamos en una sociedad con valores podemos decir que tenemos esperanzas. Según los datos que son difundidos por la UCA y el observatorio de la deuda social nos dice de manera muy concreta que en América Latina hay mucha gente por debajo de la línea de la pobreza. Esto sin lugar a dudas tiene que llamarnos la atención a todos, a actuar de verdad, sentarnos a hablar y buscar soluciones de manera conjunta, sin buscar diferencias sino que buscando el bien común.

Nosotros desde la Iglesia, nunca les diremos a quién votar o quien no hacerlo, pero si pediremos que a la hora de votar, tengamos más consideración y más búsqueda del bien común, pensando en los demás, generando una mayor cultura de la solidaridad. Pedimos a María de Itatí que podamos tener un corazón justo y solidario, que defendamos la vida, y que con nuestro corazón podamos hacer un verdadero llamado a la esperanza del bien común para todos.

Al continuar con la celebración se entona la oración del Te Deum. El Te Deum "A ti Dios" es un cántico de acción de gracias que la tradición católica le atribuye a los Santos Ambrosio y Agustín. En él, se alaba y venera a Dios y se le ruega que venga en ayuda de sus siervos a quienes redimió con su preciosa sangre. En nuestro país, desde el primer gobierno patrio, se celebra el Te Deum agradeciendo a Dios por el surgimiento del Estado Argentino que proclamaría su independencia formal en el año 1816. Luego de esto se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y el obispo diocesano dio la bendición final.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*