EL MUNDO, LA REGION,

Paraguay quiere sumar líneas aéreas low cost

Paraguay quiere sumar líneas aéreas low cost
Compartí este articulo en:

Los vuelos de bajo costo pueden ser una realidad en Paraguay en poco tiempo. Viajar al exterior pagando a precio de colectivo podría fomentar el turismo local e impulsar a Paraguay como punto de transporte masivo de pasajeros.

ABC Color – Como un colectivo en el cielo. Así lo definió el presidente de la Dinac, Luis Aguirre. Coincidieron con él varios usuarios de estas aerolíneas en Europa y en otras partes de América. Son las aerolíneas “low cost” o de bajo costo, cuya llegada al mercado paraguayo es una cuestión de meses.

El propio Aguirre, presidente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil, reconoció que la modalidad “low cost” es una que “llegó para quedarse”. Estas aerolíneas de bajo costo, con mucho auge en Europa y Estados Unidos, ofrecen vuelos a los mismos precios —o en algunos casos más baratos— que los que uno pagaría si viaja en colectivo a otro país. Son las rutas internacionales las más apetecibles por los viajeros que lo único que buscan es transportarse de forma económica.

Son dos las empresas que, según Dinac, están haciendo lobby para conseguir la certificación para poder operar en Paraguay. Para ello, buscan ventajas económicas, una suerte de “periodo de gracia” para operar en rutas internacionales. En síntesis, quieren que se les exonere las tasas requeridas por las autoridades para poder operar en el Silvio Pettirossi. Y todo apunta a que las autoridades locales tienen todo listo para ofrecer estas ventajas.

Se trata de la argentina FlyBondi y la chilena Sky Airlines, aunque también sondean, en el fondo, la empresa Viva Air Perú —con base en Lima pero cuya dueña es la panameña Viva Air— y las argentinas American Jet y Alas del Sur, que todavía no comenzó a operar formalmente en el mercado del vecino país.

Aguirre explica: “Los vuelos ‘low cost’ buscan un mayor volumen de pasajeros, que la gente comience a usar el transporte aéreo, cambiar el ómnibus por el avión. Para eso se hacen una serie de recortes: no usar mangas, cobrar un extra por el transporte de maletas, etc. Esa es la filosofía”.

Los costos que las aerolíneas “low cost” quieren eliminar tienen que ver con las tasas aplicadas a cada billete y las operaciones técnicas que se hacen en torno al avión, como la asistencia especial, los sobrevuelos, etc. Para ello, contó Aguirre, existen dos decretos: uno para las tasas y otro de rutas exploratorias. El primero implica una modificación a través del Legislativo y del Ejecutivo, por lo que el segundo es clave. El de rutas exploratorias ofrece ventajas o “gracias” especiales a aquellas empresas que operen en rutas nuevas.

Pero todo tiene un truco. Evidentemente, la ruta entre Asunción y Buenos Aires, una de las más usadas, no es nueva. Pero las frecuencias actuales solo transportan hasta Aeroparque y Ezeiza. Sin embargo, FlyBondi opera con el aeropuerto de El Palomar, que está en las afueras de Buenos Aires y que anteriormente solo era una pista de uso militar. Por lo tanto, podría convertirse en una nueva ruta.

UN HUB, UN PUNTO ESTRATÉGICO

El presidente de Dinac no duda y afirma que Asunción es un punto estratégico para el transporte de pasajeros. Y también el de cargas. “Paraguay tiene un potencial de hub (sitio estratégico), pero hoy en día no lo es. Paraguay puede ser visto dentro del esquema de un gran distribuidor de carga de pasajeros”, dijo Aguirre. Es precisamente hacia allí donde apuntan las aerolíneas “low cost”.

Coincide con él Osvaldo Morínigo, presidente de la Asociación Paraguaya de Agencias de Viaje y Turismo. “Hay que ser consciente de que proyectos como estos requieren la participación de todos los sectores. Para nosotros, la posibilidad de operaciones de aerolíneas ‘low cost’ es altamente positiva y estamos a favor; inclusive, estamos a favor de las subvenciones para incentivar la llegadas de estas aerolíneas, de la reprogramación del presupuesto y de las tasas de servicio para incentivar (…) Estamos a favor (…) siempre que se tengan las normativas correspondientes (…) Va a ser muy positivo para Paraguay”, expresó.

El representante de Asatur agregó que, además de las conexiones internacionales de bajo costo, se necesitan conexiones nacionales desde mercados como Ciudad del Este, Encarnación y Concepción y hasta el Chaco. Una vez que las aerolíneas anuncien su arribo a Paraguay, la organización de turismo hará el trabajo para que los pasajeros se queden “tres o cuatro días más” en Paraguay en vez de hacer solo conexiones de tránsito o breves.

Esos planes incluyen no solo paquetes turísticos, sino más eventos deportivos internacionales en nuestro país, competencias, conferencias y seminarios internacionales. “Paraguay, de por sí, es un lugar estratégico. Desde aquí se llega en dos horas a Lima, a San Pablo, Río”, justificó.

EL ASPECTO LEGAL

Si bien las propuestas de las aerolíneas “low cost” se siguen evaluando, el presidente de la República, Horacio Cartes, promulgó un decreto —el 9.023— el 4 de junio en que se actualizan las tasas por la prestación de servicios aeronáuticos, entre otros. A través de este documento, la Dinac está autorizada a exonerar de algunas tasas a las empresas que ya operan o que operarán en nuestro país. El decreto especifica que esta regirá, por ejemplo, para las nuevas rutas.

“Se considerará ruta aérea no servida cuando la misma no sea operada, ya sea en su origen o destino, por otra línea aérea (…) La exoneración (de las tasas) será otorgada por el plazo de dos años”, expresa uno de los incisos.

La exoneración de un año se dará también a las líneas aéreas que ya operan y que aumenten la frecuencia de vuelo a destinos existentes y a las que aumenten las rutas aéreas.

LAS EXPERIENCIAS

El caso de FlyBondi en Argentina enojó a los sindicatos aéreos y lo primero que reprocharon los opositores a los vuelos “low cost” fue que el vuelo inaugural de la compañía tenía problemas de seguridad. Este fenómeno también se da en Europa, donde se han cuestionado los casos de supuesta carencia de combustibles en algunos vuelos de aerolíneas “low cost”.

“Ya viajé varias veces con aerolíneas ‘lowcost’. La primera vez te engañan con los costos extras (tamaño o peso de la valija, o con cobrarte la impresión del ticket, etc); la segunda vez ya te vas preparado y consciente y disfrutás. Pero te vas en un colectivo con alas, eso sí. Volaría sin dramas desde Paraguay en una low cost”, afirmó Pamela Portocarrero, una de las consultadas sobre el tema a través del Facebook.

Paola Ferrario, otra de las personas que volaron con este tipo de aerolíneas, contestó que volaría desde Paraguay en una “low cost” siempre y cuando aseguren sus horas de salida y llegada y no sean como Aerolíneas Argentinas (cuyo registro de puntualidad es pésimo, dijo). “Si tienen muchas demoras, no, porque haría conexión y eso me haría perder mis vuelos de conexión”, señaló.

Oscar López Degeller se mostró “100% a favor” de las aerolíneas “low cost”. “Es un colectivo con alas. Nunca tuve problemas y usé varias veces servicios de ‘low cost”, indicó.

Macarena Gauto, otra de las consultadas sobre este tipo de aerolíneas, manifestó que solo usaría los vuelos “low cost” desde Paraguay si viaja por pocos días y sin equipaje. “Te engañan con el equipaje. Algunos solo te incluyen bolso de mano, fue una mala experiencia para mí. Al final pagué más que el boleto regular por el equipaje”, lamentó.

César Vázquez respondió que “le encantaría” la incursión de los vuelos “low cost”. “Me permitiría cumplir el sueño de volar por primera vez. Ahora conozco el avión sólo por la TV y ya tengo 33 años”, dijo riendo.

Raúl Espínola Monges contestó: “Mi experiencia fue con EasyJet: fueron como 20 tramos los que realicé con ellos en viajes de no más de tres días desde origen común. Todos ellos permitían sólo equipaje de mano, lo cual no fue mucho problema a excepción de los enseres de higiene. En ninguno había snacks libres y las cartas eran pagas completamente con tarjetas. La atención fue muy buena, a excepción, paradójicamente, de que incluía Madrid. Más que de acuerdo con que se incluya a Asunción en este tipo de vuelos”.

Hugo López indicó: “La única vez que usé me asesoré bien; permitía un bolsón de mano nomas y llevé un bolsón grande con mis cosas y sin problemas. De bajo costo y rápido; prefiero eso que irme en colectivo durante 20 horas hasta Buenos Aires”.

Fabiola Halley detalló su experiencia: “Yo volé en ‘low cost’ y lo que me pasó fue que sólo hasta cierto kilaje se permite tu valija y el resto se paga. Otra cosa que me pasó fue que en el avión no te sirven ni agua”.

Claudia Barreto Gill, dijo, por último, que su experiencia viajando en aerolíneas “lowcost” la tuvo con JetBlue. “El espacio era pequeño pero con Wi-Fi a bordo y un snack gratis. Si tenés más hambre, elegís de la carta y lo pagás con tarjeta (exclusivamente). Con respecto a su política de equipaje, a mayor cantidad, mayor el costo del pasaje”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*