ECONOMIA, EN FOCO,

Municipios misioneros no podrán aumentar sus gastos por encima de la inflación

Municipios misioneros no podrán aumentar sus gastos por encima de la inflación
Compartí este articulo:

La Cámara de Diputados aprobó anoche la adhesión al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno, que apunta a lograr un equilibrio financiero y obligará a los municipios a congelar sus gastos hasta el límite impuesto por la inflación que reconozca el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Hasta ahora la Provincia ha cumplido las metas que fija la ley y lo que se pretende con la adhesión es que los municipios cumplan con las mismas normativas para “continuar con la política provincial de ordenamiento y transparencia”.

La tasa nominal de incremento del gasto público corriente primario neto de cada municipio, no podrá exceder la tasa de aumento del índice de precios al consumidor de cobertura nacional publicado por el Indec.  Quedarán exceptuados solo los gastos que cuenten con aportes no automáticos de la Provincia o Nación que tengan una asignación específica. Los municipios deberán comprometerse a que el nivel de endeudamiento en cada ejercicio fiscal no supere el 15 por ciento de los recursos corrientes. Aquellos que los superen, no podrán acceder a nuevo endeudamiento, excepto que sea una refinanciación de organismos multilaterales de crédito o préstamos de repago similares.

Para acceder a financiamiento o nueva deuda, los municipios deberán pedir autorización a la Provincia y los intendentes que requieran un auxiliio financiero, deberán haberse adherido a la ley.

El Consejo Provincial de Responsabilidad Fiscal será coordinado por la Provincia, junto a ocho representantes divididos por zonas, que tendrán voz y voto. La Provincia se reservará el derecho a veto.

A partir de 2020, en el caso de que los municipios presenten un presupuesto con déficit, la tasa de incremento del gasto tampoco podrá superar el índice de inflación, mientras que aquellos con superávit, no podrán incorporar gastos superiores a la tasa de crecimiento del Producto Bruto Interno y si éste es negativo, solo podrá crecer en paralelo a la inflación.

En paralelo, desde el año que viene, los municipios deberán congelar la relación de cargos ocupados en planta permanente o contratados hasta el 31 de diciembre de este año, respecto a la población proyectada por el Instituto Provincial de Estadística y Censos. Solo aquellos con superávit podrán incorporar por encima, siempre y cuando estén asociados a nuevas inversiones que impliquen prestaciones sociales.

Asimismo, los municipios serán obligados a “promover la adecuación” de las tasas a la efectiva “prestación de servicios”.

Los municipios se verán obligados a publicar sus presupuestos en páginas webs y las proyecciones plurianuales, además de la cuenta del ejercicio vencido, hasta un rezago de tres meses.

Asimismo deberán informar el nivel de ocupación del sector público, consignando planta permanente y contratados.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*