ECONOMIA,

Mercado Libre estudia mudarse a Brasil por una demanda de la AFIP

Mercado Libre estudia mudarse a Brasil por una demanda de la AFIP
Compartí esta noticia en :

La Administración Federal de Ingresos Público (AFIP) decidió reclamarle a la empresa creada por Marcos Galperín millones de pesos en impuestos no tributados dado que no debería gozar de los beneficios impositivos que otorga el Régimen de Promoción de la Industria del Software.
En caso de que este reclamo prospere, el importe que MercadoLibre debería abonar sería millonario: según el reporte que presento a la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, el régimen le permitió ahorrar 60% del impuesto a las ganancias y 70% en costos laborales relacionados con el desarrollo de software. Todo esto suma, en los últimos 12 meses, US$ 31,6 millones o unos $550 millones (al cambio de hoy).
De acuerdo a AFIP, la empresa incumple con dos de los tres requisitos previstos por la ley que dio origen al Régimen de Promoción: destinar fondos a actividades de investigación y desarrollo de software y aplicar una norma de calidad y exportar software.
¿MercadoLibre exporta software? La entidad a cargo de Alberto Abad dice que no, que solo envía software al exterior en todo lo relacionado con soporte técnico y atención al cliente. Desde MercadoLibre señalan que el régimen alcanza a quienes desarrollen productos y servicios de software. “El Ministerio de Producción aplica el criterio de que las compañías que desarrollan el denominado ‘software as a service’, entre ellas las de e-Commerce, se consideran alcanzadas por el régimen de beneficios definido en la ley de software”, dicen desde la cartera liderada por Francisco Cabrera ante la consulta de Infotechnology.com. “Esto será informado a la AFIP en los próximos días”, suman.
“Se concluye que Mercado Libre SRL no se encontraría beneficiada por las dispensas tributarias establecidas en el ordenamiento analizado, tanto por las observaciones realizadas respecto de su actividad principal como por el incumplimiento de requisitos esenciales definidos en el plexo normativo”, le informó la AFIP a La Nación de acuerdo a un comunicado al que accedió el matutino La Nación enviado el pasado 28 de septiembre a Producción. A esto hay que sumarle todo lo que la agencia impositiva puede reclamarle de beneficios pasados, dado que MercadoLibre accedió al régimen en 2007.
Desde la compañía indican: “La última fiscalización técnica y contable abarcó los períodos de septiembre 2014 a septiembre 2016. Los resultados de dicha auditoría, así como de todas las anteriores, no tuvieron observaciones y fueron favorables al confirmar que Mercado Libre cumple con los requisitos exigidos por la norma para ser beneficiario del régimen. Las auditorías, previstas en la Ley de promoción, fueron realizadas en forma independiente.”
Agregan además que “más del 85% de los empleados” desarrollan actividades promovidas y destacan que por el momento MercadoLibre no ha recibido comunicación alguna por parte de la AFIP.
En este sentido, Jacobo Cohen Imach, encargado de relaciones gubernamentales de MercadoLibre, indicó vía Twitter que la Argentina “debe decidir si quiere promocionar solamente empresas que vendan software a otras empresas (para que estas después las vendan a clientes finales) o también a empresas que venden software directamente a consumidores finales en el formato software as a service (SaaS)”. Señaló también que “las mayores empresas de tecnología del mundo producen y exportan software directo a los consumidores finales”, y citó como ejemplo a Google, Amazon, Facebook, Alibaba y otros.

Es por esto que la empresa en cuestión está evaluando, aunque aún no oficialmente, abrir un segundo “cuartel general” para ubicarse. Esto surge de un tuit de Marcos Galperín, que se pregunta por qué no hacer que distintas ciudades participen de una subasta como la que está haciendo Amazon, que abrirá un nuevo headquarter en la ciudad estadounidense que le otorgue los mayores beneficios fiscales. Una posibilidad es San Pablo, una suposición educada que tiene asidero ya que del mercado brasileño la compañía obtuvo el 60% de sus ganancias, de acuerdo a lo informado hace 10 días. En este sentido, una fuente con conocimiento de la situación confirmó la posibilidad, aunque desde la compañía no tienen comentarios para realizar.

A esto se le suma la queja de Cohen Imach, también vía Twitter. “Es difícil tener tu casa matriz y competir versus las mayores empresas del mundo en un país donde, 10 años y 4 auditorías más tarde, te amenazan con cambiar las reglas de juego (y te enterás vía la prensa)”, indicó.

Bookmark and Share
Compartí esta noticia en :

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*