ECONOMIA, EN FOCO,

La política económica misionera: la acción por sobre la espera

La política económica misionera: la acción por sobre la espera
Compartí esta noticia en :

La proyección de los escenarios económicos claramente impacta no solo en el resultado de las cuentas fiscales, sino en lo más trascendental, que es el bienestar de la Población, dado que su fuente principal de ingresos son los laborales y por tal, la recuperación de los puestos de trabajo que se lleguen a dar en función del grado de la flexibilidad en la contratación de personal por parte de las empresas dependiendo de los sectores que crecen (o no) dependiendo de la variación de la actividad económica.

La acción por parte de los mandatarios provinciales debe confrontar el contexto nacional e internacional, dado que nadie está inmerso en una burbuja aislada, sino más bien el entorno económico puede impactar positivamente o negativamente dependiendo de su comportamiento, pero para ello, es imprescindible determinar cuáles son los síntomas actuales y futuros para así desarrollar los instrumentos y herramientas necesarias para pailar los contextos adversos o aprovechar de pleno las expansiones de acuerdo a las variables que se pueden influir (controlables).

El Gobernador de la Provincia de Misiones, en función de las atribuciones que le confiere la propia Constitución Provincial, determinándolo como “jefe de la administración”, presentó tal como lo establece el inc. 4 del Artículo 116, el proyecto de ley de presupuesto general de la administración pública provincial y de las reparticiones autárquicas, acompañando de un plan de recursos, siendo éste, el principal instrumento de la política fiscal donde se plasman el destino de las erogaciones a desarrollarse en el año venidero con su respectiva fuente de recursos en función a determinados parámetros.

Este jueves se volvió a dar nuevamente un hecho histórico en la Provincia con la aprobación unánime del Proyecto de Presupuesto remitido por el Gobernador que contempla como destinó de las erogaciones por la finalidad lo siguiente:

Lo notorio y con el afán de mantener la política de estado de la actual gestión con una visión de inclusión y en aras de generar posibilidades de un desarrollo integro en toda la Provincia, en el referido presupuesto que se aprobó se determinó en función a las estimaciones de erogaciones que la finalidad INVERSIÓN SOCIAL representará el 57 % es decir, cada $ 100 que se proyecta para el año 2018 $ 57 pesos son destinados a la Salud, Cultura y Educación y Ciencia y Técnica.
Asimismo, el gasto en cultura y educación que pasó de una participación del año 2017 del 26,1 % al año 2018 del 30,6 %, representando un incremento del 4,4 % (en participación) tiene como objetivo central la inversión en la formación de las habilidades del capital humano provincial para generar la inclusión de los grupos sociales para el desarrollo económico a largo plazo, que a posterior se traducirá en una mejora en la distribución del ingreso, dado que la educación es un factor convergente.
En tal sentido, las políticas llevadas a cabo en materia de la educación relacionadas acceso a la formación (construcción de escuelas, etc.), cualificaciones apropiadas que se traducen en la difusión de conocimientos tienen como objetivo, no solo el corto plazo sino el largo plazo de la economía provincial que trasciende cualquier gestión, con el fin de que crecer económicamente en términos per cápita sustentándose en los diferentes estudios que demuestran la correlación positiva entre una tasa elevada del capital humano en función al nivel de escolaridad promedio de la población con respecto al nivel del PBI per cápita.
Asimismo, no puede obviarse que la Provincia en cuanto al nivel de erogaciones viene realizando se encuentra financiada en mayor magnitud con recursos propios, sin tomar como medida el endeudamiento para financiar gastos corrientes, tal como lo hicieron determinadas jurisdicciones (ej. Bs As) que solo benefician a las generaciones actuales (por el mayor gasto) y perjudica a las generaciones futuras debido a que son las que deberán afrontar los servicios de deuda sin ningún tipo de beneficio por el mismo, caso contrario, si su destino sería si el endeudamiento sea para financiar gasto de capital.

Tal como refleja el gráfico precedente de acuerdo a la ejecución presupuestaria del año 2016, la Provincia de Misiones se encuentra en el último puesto de las 24 Jurisdicciones tomando en cuenta el indicador de deuda que asciende al 0,3 %, que surge del cociente entre los servicios de deuda que pagan (amortización e intereses) sobre los ingresos corrientes netos de las transferencias por coparticipación a Municipios, pero ¿qué significa esto?
Esto se traduce en que la Provincia de Misiones se encuentra claramente desendeudada y adicionalmente posee un stock de deuda pública por sobre los ingresos totales cercano al 16 % y si se lo mide por sobre el Producto Bruto Geográfico (lo que genera la economía genera) está por debajo del 2 %, y por ende, ante el achicamiento del gasto de capital que viene realizando el Estado Nacional para “reducir” su déficit fiscal que implica menores transferencias para Misiones en los programas que tenían como objetivo reducir los problemas habitacionales, el Estado Provincial puede, tal como lo plantea realizar, buscar un financiamiento para cubrir este recorte que se destinará para las erogaciones de capital.
Entonces, el poder de acción de un gobierno depende en primera instancia de las acciones preliminares que venía llevando a cabo, como ser el desendeudamiento, que le permiten que ante estos escenarios económicos adversos por el recorte nacional y con las asimetrías que persistirán en el año futuro conforme a las proyecciones del Ministerio de Hacienda de la Nación, se puedan desarrollar políticas fiscales que impulsen el nivel de actividad económica en el corto plazo sin descartar el largo plazo.

Bookmark and Share
Compartí esta noticia en :

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*