ECONOMIA,

La inflación comienza a pegar donde más duele: creció la indigencia en Posadas

La inflación comienza a pegar donde más duele: creció la indigencia en Posadas
Compartí este articulo:

Con 3,9 por ciento, la inflación de agosto fue la más alta del año y acaricia el 35 por ciento en los últimos doce meses. En agosto el NEA tuvo el promedio más alto del país, con 4 por ciento de aumento. El constante aumento de precios comienza a reflejarse en los datos de la pobreza e indigencia.

Según los datos del primer trimestre del año, la pobreza se redujo 0.9 por ciento en relación a diciembre del año pasado, pero la indigencia creció 0,3 por ciento. Es decir, el aumento de los precios, especialmente de los alimentos, empujó hacia abajo a quienes menos recursos tienen y deben destinar la mayor parte de sus ingresos a llenar la olla.  

Si la comparación se realiza entre el primer trimestre de 2018 e igual período de 2017, la pobreza medida por ingresos descendió de 34,6% a 29,6%, mientras que la indigencia disminuyó del 21,4% al 16,1%.

La caída en ambos indicadores se explica porque el ingreso familiar per cápita entre el primer trimestre de 2018 y el mismo período de 2017 creció en promedio 28.6 por ciento -se incluyen no sólo los ingresos laborales sino también los no laborales- mientras que la canasta básica había subido un 16.6 por ciento. Con un dólar a 20 pesos.

 

Hasta el primer trimestre, aunque algunos indicadores de consumo doméstico marcaban un declive, otras señales de la economía mantenían un ritmo alcista o de recuperación.  La venta de cemento portland había crecido 11.2%, los permisos de edificación 6%, venta la de combustibles 4.5%, inscripciones iniciales de automotores, 16.7%, inscripciones iniciales de motos 18.7%.

Pero la inflación acelerada en los últimos meses, como consecuencia de la corrida del dólar a 40, no augura buenos datos en pobreza e indigencia, señalan los expertos del Instituto Provincial de Estadística y Censos.Es que, toda la medición se compara con un dólar a 20 pesos -promedio de 2017- y hoy ya está el doble. La harina, por ejemplo, en el último mes aumentó 82 por ciento y el precio del pan solo se mantiene congelado gracias al programa Ahora Pan que presentó el Gobierno provincial.

En esa línea, los programas provinciales construyeron un muro de contención social que todavía se sostiene, aunque a cada momento se hace más difícil evitar filtraciones.

Los datos del Índice de Pobreza e Indigencia Multicausal o Multidimensional (IPIM) para Gran Posadas revelan que, en el primer trimestre de este año, la cantidad de hogares pobres ascendía a 34.626, en tanto que los hogares indigentes sumaban 18.834.

Es decir, respecto a diciembre de 2017, 985 hogares pasaron de ser Hogares pobres Hogares no pobres. Además, 507 hogares que no eran considerados indigentes, pasaron a serlo.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*