COLUMNISTAS,

La Gestión del Talento Humano en la Industria 4.0

Compartí este articulo en:

Talento: proviene del griego  tálanton y significa inclinación, tendencia.

Es la habilidad (aptitud, potencial) de una persona para realizar una cierta actividad.

La Industria 4.0 demanda profesionales multidisciplinarios con conocimientos de tecnología y gestión

La nueva fuerza de trabajo, por ahora, encabezada por los millenials, y en los años por venir por la generación Z, exige una gestión de talento “inteligente” y flexible.

¿El futuro del trabajo o el trabajo sin futuro?

Actualmente, la Inteligencia Artificial (IA) es capaz de aprender por sí misma, de mostrar rasgos propios de la inteligencia humana.

Sin embargo, carece de otras cualidades clave como el sentido común, la conciencia o las capacidades sociales y creativas.

De hecho, en el año 2.020, según el World Economic Forum, las habilidades más demandadas en el ámbito laboral serán las relativas a:

  • Resolución de problemas complejos 
  • Relación social
  • Capacidades creativas
  • Liderazgo 
  • Co – creación.

¿Qué perfiles liderarán la Industria 4.0?

  • Los profesionales provenientes de itinerarios formativos científicos y técnicos, ya sean desde formación profesional o la universidad, como ingenieros, serán los más adecuados para liderar esta transición. Dado su conocimiento tecnológico, les resultará más sencillo abordar la transformación digital de la industria.
  • Aquellos profesionales con experiencia de negocio en el sector metalúrgico, industria en general, sin necesariamente conocimientos tecnológicos, como economistas y expertos en dirección y administración de empresas.

En definitiva, los profesionales de la Industria 4.0, independientemente de su función, deben estar preparados para abordar su digitalización y seguir siendo competitivos.

Ciclo Evolutivo de los Recursos Humanos

Si analizamos el ciclo de evolución de los recursos humanos en los últimos años, encontramos dos características relevantes, el líder transformacional quien fomenta la participación creativa de los trabajadores, cree en su equipo, se preocupa por los demás, motiva a su equipo, inspira, no tema afrontar riesgos. Se centra en el capital humano, en los miembros de su organización, para conseguir el cambio que busca y, el nómada del conocimiento, este término viene del neologismo inglés knowmad, que combina las palabras know (conocersaber) y nomad (nómada), y que da cuenta del perfil del sujeto capaz de ser un nómada del conocimiento. John Moravec ​en el  libro Knowmad Society (2013), lo utiliza para referirse al trabajador que es innovador, imaginativo, creativo, capaz de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Un knowmad es valorado por su conocimiento personal, lo que le proporciona una ventaja competitiva con respecto a otros trabajadores.

¿Qué retos supone la Industria 4.0 para los responsables de recursos humanos y gestión del talento?

  • Mayor movilidad: la posibilidad de trabajar desde distintos centros de trabajo y plantas y colaborar con equipos de otros países en tiempo real ha pasado de ser una posibilidad a ser una necesidad.
  • Big Data y analítica de datos: cada vez tenemos más información disponible, y estamos más acostumbrados a consumirla, gestionarla y compartirla. Los empleados cada vez adquirirán mayores competencias para hablar e interpretar el lenguaje de los datos: hoy, es tan importante leer y entender datos como escribir y contar lo era hace 100 años.
  • IoT y Machine Learning: con cada vez más datos, podemos tomar mejores decisiones. Pero los datos no solamente sirven para tomar decisiones: las decisiones generan a su vez datos que permiten evaluar su eficacia.
  • Colaboración y autoservicio: los empleados son cada vez más autónomos y tienen más herramientas de consulta y colaboración a su servicio, ejemplo, los portales del empleado.

La disrupción tecnológica y la implantación del análisis predictivo será todo un desafío, con un uso creciente de nuevas herramientas para la gestión del talento y el Big Data como base de la toma de decisiones.

Sin duda, el que se diferencie, ganará la partida en este mundo competitivo en constante evolución.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*