CON SELLO PROPIO, EL MUNDO, ENTREVISTAS, Otras Noticias,

“La felicidad consiste siempre más en dar, que en recibir”, conocé la historia del posadeño que viajó a Angola para misionar

“La felicidad consiste siempre más en dar, que en recibir”, conocé la historia del posadeño que viajó a Angola para misionar
Compartí este articulo en:

Como muchos otros jóvenes, que dedican su vida a ser misioneros laicos, Alan Solis, oriundo de Villa Cabello, Posadas, tomó la decisión de dedicar su vida a los que menos tienen, llevar el evangelio, o como él lo llama “la buena nueva”. Y hace unos años emprendió a otro país, nada más y nada menos que a África. Donde no sólo la cultura, el clima, las tradiciones son distintas, sino la pobreza y los problemas de salud, son más evidentes.

Este joven, nos narra en primera persona, los cambios de cultura, la experiencia de ir tan lejos tras un propósito, el de evangelizar. Algo que comenta, es que no sabe muy bien cómo comenzó, pero se aventuró a dar mucho de sí, su vida, en un desafío enorme, el dejar atrás amistades, familia, hábitos que sólo realizaba en Posadas. En un país que los pocos medios de información pertenecen al estado, cuyo gobierno hace más de 40 años está en las mismas manos, es un gran desafío ya que los pueblos que tienen acceso sólo reciben información oficial, desconociendo otras situaciones. Por ello la importancia en la labor de estos jóvenes que no sólo llevan el evangelio, sino ayudan a muchas comunidades a enterarse de qué está sucediendo en todas las regiones de su país.

Hace cuánto tiempo estas en Angola África.

Bien en Angola África llegue a mediados de abril del 2017, a la provincia de Moxico, que se encuentra al este de Angola, limita con Zambia y república democrática del Congo. De ahí fui a trabajar un año como misionero a un municipio de esta provincia llamada Lumeje Cameia, trabajé con los jóvenes evangelizando por las aldeas y también haciendo actividades con el teatro un método para evangelizar en las zonas periféricas del municipio de Lumeje. Por otra parte, también hicimos formación del catecismo de jóvenes. El trabajo de evangelización que realizábamos con los jóvenes es, casa por casa, llevando el evangelio, el anuncio de la buena nueva, de un Cristo vivo que nos ama y que nos espera con los brazos abiertos siempre.

Para mayo del 2018, vine a Argentina a visitar a mi familia unos 25 días. Volví de nuevo para la Diócesis de Luena, a trabajar y evangelizar en el área de la comunicación, siempre para la Iglesia Católica.

El trabajo que estoy realizando hasta hoy, en primera instancia fue montar la radio Ecclesia lwena 89.3 FM. Desde instalar el transmisor, reparar antenas dipolos, hasta poner las salas técnicas de locución. En esta segunda parte, estamos trabajando en el estudio de tv y estudio de grabación de audio, que prácticamente ya está, lo terminamos en gran parte, ahora solo estamos esperando algunos equipamientos que lleguen para poder ponerlo a funcionar. Por tanto, la radio ya está funcionando con algunos programas al aire y retransmisión de Radio Ecclesia de Luanda 97.5 Fm. Radio Ecclesia, es la Emisora católica de Angola. 

Mientras trabajábamos en montar la radio, por las mañanas, por la tarde, teníamos curso de formación básica de la comunicación sobre, radio, tv, reporte gráfico y cosas básicas del periodismo. Hacíamos una formación básica.

Ahora estamos en un proyecto del Obispo Jesús Tirso Blanco, que es de acá de la Diócesis de Luena. El cual consiste en expandir la radio a los municipios, montar repetidoras para que la evangelización y también la información pueda llegar a lugares rurales. Antes de que exista radio Ecclesia, solo había una radio que era del gobierno y la información era muy poca. Lo próximo a seguir, es llevar la radio a sitios donde no hay diarios, tv, y otros medios de comunicación. Otras de las cosas que se vienen trabajando es un portal online, para noticias, un canal virtual para vídeos y un sistema podcast para poder subir programas de radio en vivo en la web. Vamos avanzando con paciencia, ya que el internet es costoso y muy lenta la velocidad de conexión, todavía. Pero, pienso que se va a mejorar la conexión. Todo esto acá en Moxico, es muy nuevo.

Como fue que te decidiste ir a misionar Angola África

Bien solo Dios sabe cuándo él toca tu corazón para ir a evangelizar, uno no puede entender solo él te guía y te lleva donde te precisa. Yo soy misionero hace ya más de 14 años con el grupo de Inmaculado Corazón de María de (Villa Cabello), fui de misión muchas veces por el interior de Misiones, Corrientes, Chaco, Paraguay. Pero, uno siempre tiene esas ganas de ir más allá de las fronteras y salir un poco de su cultura y tradición. Como decía San Arnoldo Jansen, Preciosa es la vida entregada por la misión. Y la verdad que servir, es una felicidad que yo siento desde que hago esto.

Ahora mi labor, mi trabajo, soy técnico de Radio Ecclesia. Siempre estamos trabajando, enseñando a hacer a otros todo lo que tenga que ver parte técnica. También, a veces colaboro con otras cosas más relacionadas al trabajo del periodismo, haciendo entrevistas, notas y en algunas ocasiones fotografía.

Qué cambios encontraste

En cuanto a costumbres, uno esta tan lejos que debe aculturizarse, a sus tradiciones, a sus comidas, las lenguas que hablan, vestimenta, más en cuanto a creencia y fe. Siempre mantengo mi fe, con la que vine de Argentina, creo en la Iglesia Católica y que Cristo Jesús es nuestro salvador. Pienso que sigo igual, mi cultura y costumbre, son imposibles de perder, ya están en uno, solo que uno acá debe respetar las tradiciones. Una sola cosa me cambio Angola, que es ser más humanitario, a tener paciencia y a no pensar tan rápido los proyectos.

Sí extraño algunas cosas de Misiones. Extraño los amigos, la familia, algunas comidas como, el asado, empanadas, el mate, el buen vino tinto y tal vez el clima de allá. También ver los partidos de River Plate. Lo que extraño de verdad, es ver recitales en vivo, tengo muchos amigos allá, que son músicos. Ir al teatro ver una obra. Aquí eso es muy escaso, rara vez hay un acontecimiento de esto.

Si tengo que hablar de la realidad de Angola, yo pienso que la pobreza existe en todas partes del mundo, solamente que aquí en África se refleja un poco más. La pobreza diría, existe también por la falta del compartir y tener misericordia con el otro.

Angola es un país rico en recursos naturales, el problema es que el gobierno que está en el poder, esta hace más de 45 años al mando. Pasaron por la guerra de independencia con los portugueses y después otra guerra entre dos partidos políticos el MPLA y el partido Unita. En esa última guerra, se empobreció a Angola.

La pobreza que se puede observar aquí no es solo gente de bajos recursos. La pobreza que se ve en las calles es: falta de empleo para la juventud, falta de buenas políticas para una buena educación, mejorar la salud, mejorar las condiciones sociales de los angolanos, mejorar salarios y por sobre todo estabilizar la economía. Falta de Industrias y de empresas que puedan invertir dinero para generar fuentes de trabajo.

Después de ver otra realidad muy golpeada, qué dirías a las personas que dicen que no tienen nada

Les diría que al decir NO tengo, en su pensamiento, ya han perdido la batalla. Y el decir que no tienen nada los va a devorar, los hará y hace tener pensamientos negativos. Les diría que entreguen sus necesidades problemas a Cristo Jesús, que no luchen solos, dejen que Dios luche por ustedes. Recen, crean y tengan fe en Dios, que él va a solucionar los problemas. Pero no quiere decir que Dios hará todo, de ninguna manera, él les dará las armas y fuentes para luchar juntos. Abriéndoles puertas para mejorar su vida, en esto me estoy refiriendo que hay que luchar, procurar hacer algo para poder trabajar. El señor Jesús es Misericordioso y ayuda a todos, él te dará el 50% y el otro 50%, es tu esfuerzo y lucha.

Y a los que tienen y se quejan porque no les alcanza 

Les diría que, cuando tienen, sepan administrar, para aquel día que puedan necesitar. No es gastarse todo hoy, sin dejar nada para mañana. La clave es saber administrar. Y que la vida en sí es luchar todos los días y trabajar. Estamos viviendo tiempos de crisis políticas, como económicas, no es momentos de grandes gastos.

Qué pensás para el futuro

Sobre mi futuro todavía no lo tengo resuelto, pero vengo planificándolo, por ahora voy a esperar un poco más, para poder deducirlo mejor. Hay una música de los cafres que dice: “sueña por el hoy, mañana es ahora”. Por el momento, aún sigo en nuestra labor, a la que todavía falta un poco más. Después aquí, unos meses voy te responder bien esa pregunta. Quiero aprovechar por este medio y pedir una colaboración a la gente de buen corazón, que es una ayuda económica con lo que pueda, sea $50, $100, lo poco es mucho para mí. Para realizar este aporte y acompañar las obras que estamos realizando, Les envío un abrazo a todos, la felicidad consiste siempre más en dar que en recibir, Dios le multiplique por su caridad.

Para ver el trabajo que vienen realizando visitar el Facebook: Alan Solis. Todos aquellos que quieran colaborar con su propósito y la misión, queriendo colaborar con este muchacho que dejó su casa para ayudar a los más necesitados, puede comunicarse con a los teléfonos. +549- 3764294419 o al +549 3764179397 de las hermanas Patricia y Aranza, Solis.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*