ECONOMIA, ENTREVISTAS,

La fábrica de LED polaca y la increíble historia de cómo Misiones le “birló” una inversión millonaria, primero a Brasil y luego a Buenos Aires

La fábrica de LED polaca y la increíble historia de cómo Misiones le “birló” una inversión millonaria, primero a Brasil y luego a Buenos Aires
Compartí este articulo:

Falta poco, entre 40 y 60 días, para que en el Parque Industrial de Posadas empiece a producir LUG Argentina, una modernísima fábrica de lámparas LED, esos dispositivos que consumen mucho menos energía que los convencionales. Dicen que el ahorro es de más de 60 por ciento y eso es plata en el bolsillo en tiempos en que la boleta de luz castiga como nunca.

Economis recibió en su redacción a dos de los máximos responsables de esta inversión de 6,5 millones de euros (unos 190 millones de pesos a la cotización del viernes). Rogelio Bertone, el empresario misionero que hace seis años armó el proyecto y tocó una y mil puertas hasta que fue escuchado. Bertone es titular de Provider S.A., la sociedad que controla el 50 por ciento de LUG Argentina y será el CEO de la compañía.

El otro ejecutivo es Jorge Chamorro Escalona, un chileno que ya se radicó en Misiones y será el director operativo de la nueva compañía. Chamorro no viene del otro lado de la Cordillera. Llega de Polonia, porque es ejecutivo de LUG S.A., la empresa polaca que puso la otra parte de la inversión y aportó toda la tecnología y el know-how.

“Polonia está creciendo mucho y LUG se expandió por toda Europa, está en Inglaterra, Alemania, Francia y compite de igual a igual con empresas como Philipps”, dice Chamorro y aporta otro dato que sorprende.

“La idea original de LUG no era venir a la Argentina, sino que apuntaban a Brasil para iniciar su expansión fuera de Europa, por la dimensión de ese mercado, además LUG había hecho la iluminación del metro de San Pablo, un trabajo importante.  Hay que tener en cuenta que la fábrica de Posadas será la primera de la compañía fuera de Europa”, detalló.

¿Por qué a la Argentina?

¿Qué hizo que la inversión que iba para Brasil quedara en una Argentina donde -además-, la lluvia de inversiones nunca llegó?  La crisis económica y política en Brasil, responde Chamorro.

Hay un punto para la Argentina, que desde la puesta en vigencia del Mercosur para acá (1995) generalmente ha perdido la pulseada con Brasil en cuanto a captar inversiones productivas extranjeras. En especial, cuando esas inversiones están en condiciones de ir indistintamente a un país o a otro y se ponen a evaluar en detalle incentivos, ventajas y desventajas de cada país.

¿Y por qué a Misiones?

“Inicialmente pensé que el lugar ideal para radicar este proyecto era Buenos Aires, concretamente Pilar, en el Norte del Conurbano bonaerense”, comentó Bertone.

En Posada están lejos los proveedores locales que aportarán partes a esas lámparas LED que producirá LUG y también estará más lejos de muchos potenciales mercados en los grandes centros urbanos.

El “tercer socio” de LUG

Sin embargo, Bertone se topó con un “tercer socio” que generó las condiciones para que LUG se radicara en Posadas: El Estado misionero. Con un audaz mecanismo le brindó a LUG los incentivos necesarios para que pusiera en marcha la planta acá.

LUG Argentina y la Provincia firmaron un acuerdo que le garantiza a la empresa la provisión de luminarias para el alumbrado público de buena parte de la provincia. Según una nota enviada a la Bolsa de Varsovia, Misiones pondrá una orden inicial por valor de 5,6 millones de euros y una segunda orden por 15 millones.

Es un acuerdo por el cual todos ganan. Porque los municipios de Misiones tenían que ir cambiando esas luminarias, pero en lugar de comprarlos a un importador que los podría traer de países como China o Canadá, la adquisición será a una planta misionera que genera trabajo para misioneros. En rigor, todos los municipios del país se pasarán a luminarias LED bajo el Plan de Alumbrado Eficiente que impulsa el ministerio de Energía de Juan José Aranguren y la apuesta es a proveer a buena parte del país.

La apuesta de LUG no es una planta industrial cualquiera. Está en un sector de esos que promete hacia el futuro, la producción de luminarias de bajo consumo. La energía va camino a ser cara por mucho tiempo, sino para siempre, en la Argentina y el resto del mundo. También implica tecnología y la posibilidad de ir integrando cada vez más partes con componentes misioneros en el mediano plazo. El sueño sería que lámparas con trabajo misionero iluminen calles y rutas de todo el país.

“Cuando estabamos analizando posibilidades, en un momento los socios extranjeros también miraron los números de la provincia, ya que se evaluó emitir deuda para financiar parte del proyecto y también ahí encontraron muchas ventajas, con cuentas muy ordenadas”, explicó el titular de LUG Argentina.

Trabajo misionero

“Ya tenemos contratado a casi todo el personal técnico profesional y vamos a contratar a 30 operarios de planta, en total serán unas 50 personas trabajando en forma directa”, explicó Bertone.

Un operario de planta de LUG Argentina ganará el sueldo de convenio que establece la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) que rondará los 18.000 pesos de bolsillo.

Los números son interesantes. Pero asustan cuando uno compara la cantidad de gente que entra cada año al mercado laboral en busca de un empleo y lo que costó traer a esta compañía.

Mucho esfuerzo de gente como Rogelio Bertone, que apuesta a producir en un país con las condiciones difíciles de la Argentina (costos laborales altos, presión impositiva alta, tasas de interés altas, inestabilidad financiera). “Hay que tener pulmón, nada más”, dice sonriendo, cuando se le hace notar que le gusta remar contra la corriente.

Decisión de los polacos, que no se pusieron a analizar lo que rendían las Lebacs y se focalizaron en apostar a esta primera planta que será clave en su expansión mundial.

“Ya tenemos todas las maquinarias en el puerto, esperando a completar los trámites aduaneros, en poco tiempo más estarán instaladas y comenzarán a producir”, dijo Chamorro.

Y mucha decisión política del “tercer socio”, que el jueves les explicaba a los primeros clientes de LUG –los intendentes de cada municipio de la provincia- lo que costó traer esta inversión.

Cuentan que cuando el gobernador Hugo Passalacqua visitó la fábrica en Polonia, les planteaba a los ingenieros polacos si había forma de hacer las LED con menos robots y más personal.

Trabajo para los misioneros. Operarios misioneros, en su mayoría jóvenes que buscan empleo y se anotaron en la Oficina de la Municipalidad esperando una oportunidad. Ingenieros misioneros egresados de la Facultad de Ingeniería de Oberá.

Si las cosas van bien, habrá una “exportación” de luminarias LED “made in Misiones” para otras provincias de la Argentina y también otros mercados, como Brasil. “También queremos desarrollar los proveedores locales para los componentes de las LED”, explicó Bertone.

Por todo esto la historia de LUG Argentina es para celebrar en medio de una época difícil para el país.  El jueves, mientras Bertone y Chamorro explicaban en Economis los pormenores de esta moderna planta, Passalacqua lo festejaba en el Centro del Conocimiento casi como si la Argentina hubiera ganado el Mundial de Rusia.

Lo del Gobernador se pareció a una arenga, a un grito largamente atragantado. Porque las inversiones de este tipo para la Argentina son tanto o más esquivas que la Copa del Mundo para la Selección.

“Tal vez Misiones sea la única provincia que logra traer esta inversión genuina, cuando la timba financiera está en la tapa de todos los diarios”, celebró Passalacqua.

 

Lug Argentina S.A. – Ficha técnica

 

Composición accionaria: 50% Provider S.A. (Bertone) y 50% LUG S.A. (Polonia)

Inversión inicial aproximada: 6,5 millón de euros (190 millones de pesos a la cotización del viernes)

Fábrica: Nave de 1.200 metros cuadrados

Acuerdo con la provincia: Según una nota enviada a la Bolsa de Varsovia el 13 de octubre de 2016, la provincia de Misiones acordó una orden inicial de lámparas por 5,6 millones de euros y una segunda orden por 15 millones de euros. Esta fue la clave para decidir la radicación en la provincia.

Características: Cuenta con una “Sala Limpia”, un recinto libre de cualquier partícula de polvo, suciedad, y con características de temperatura y aire de un quirófano, que permite producir lámparas de alto rendimiento.

Qué se fabricará: Brazos robotizados producirán los módulos, las placas donde están los circuitos. Los diodos serán importados (se consideró en producirlos localmente, pero no hay manera de cerrar los números por ahora).

Integración local: El 60% de los componentes serán nacionales, con lo cual podrá ser exportado al Mercosur con los beneficios de un producto “Made in Argentina”.

Capacidad de producción: 3.000 módulos en 2 turnos (8 horas cada uno). Una lámpara puede llevar varios módulos.

400 dólares – el valor promedio de una lámpara

¿Cuánto comprarán los municipios de Misiones? El Plan Oficial aspira a reemplazar las 50.000 lámparas de alumbrado público en los 76 municipios.

Ahorro de energía: Más del 60% respecto de una lámpara convencional. La LED consume 120 w/h versus las actuales de sodio, que consumen 250 a 300w/h)

¿Cuánta gente contratarán? Los técnicos profesionales o mandos medios ya fueron contratados. Una contadora jefa de administración y un jefe de producción, un ingeniero electrónico (Oberá) que ya fue capacitado.

Operarios de planta: 30 que serán contratados a través de un convenio con la Oficina de Empleo de la Municipalidad de Posadas. Se dedicarán al ensamble, pañol, almacenes, etc.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*