ECONOMIA,

La Came advirtió que “las economías regionales no soportan más impuestos”

La Came advirtió que “las economías regionales no soportan más impuestos”
Compartí este articulo:

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que, de avanzar la exención de Bienes Personales a los inmuebles rurales contemplada en el Presupuesto 2019 se deteriorará aún más la rentabilidad de los productores.  Si bien el Gobierno nacional anunció la posible desgravación de este impuesto vía Ganancias, las pymes agropecuarias no aguantan un impuesto más.

“La presión tributaria es asfixiante y está generando una pérdida de rentabilidad significativa en todos los complejos productivos del interior del país. Seguir gravando a los productores agropecuarios nunca puede ser la solución. El único camino viable es aumentar la producción y las exportaciones con las economías regionales como pilares de la recuperación”, denunciaron.

Cabe mencionar que la iniciativa prevé subir el mínimo no imponible de los actuales $ 1,05 millones a $ 2 millones, además de elevar la alícuota a un 0,75% para bienes con una valuación superior a $ 20 millones (en el cual se incluye a todos los campos).

Es decir, si prospera la derogación de “Ganancia Mínima Presunta”, tal como dispone el Presupuesto 2019, ahora todas las personas físicas que sean propietarias de campos comenzarán a pagar el impuesto patrimonial de Bienes Personales el año que viene.

El vicepresidente de Economías Regionales de CAME, Eduardo Rodríguez, alertó que uno de los primeros impactos que tendría la imposición de Bienes Personales es un fuerte aumento en los arrendamientos. “Esto no es un dato menor en función de que el 70% de la agricultura se hace en campos alquilados”, sostuvo.

“El proyecto podría afectar el precio de los alimentos. Desde CAME esperamos que los diputados den marcha atrás con esta idea que va en contra de la inversión y el desarrollo de las economías regionales”, cuestionó.

 

En paralelo, la Federación Agraria Argentina también se pronució ante el inminente tratamiento del proyecto de ley del presupuesto nacional 2019. “Hace días nuestra entidad emitió un comunicado titulado ‘A más presión fiscal, menos empleo’, donde alertábamos que los productores más chicos no estamos en condiciones de enfrentar las posibles modificaciones impositivos y tributarios que en estas horas se barajan en el Congreso. Les pedimos a los legisladores nacionales que no avancen con estos cambios que profundizarían la crítica situación que atravesamos”, señalaron los federados, en alerta ante el trámite parlamentario de la ley de leyes. 

En los últimos días, a ese comunicado de FAA se sumó el que firmó junto a las entidades con las que conforma la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias nacional, así como también de la provincia de Córdoba. Asimismo, hubo Consejos de Delegados en los distritos 3, 5, 6, 9 y 10 de la entidad, donde se expresó la preocupación que mantiene en vilo a las bases federadas. “Este rechazo y el alerta ante las posibles modificaciones se repite en las consultas que recibimos de pequeños y medianos productores de todo el país y en los relevamientos que realizamos en todos los distritos”, indicaron desde FAA.

Los cambios que hoy están en agenda en relación con el impuesto sobre los bienes personales y con la carga tributaria que recaerá sobre nuestras espaldas resultan claves para el resultado final de la próxima campaña de miles de familias de pequeños y medianos productores. Por eso los rechazamos enfáticamente”, señalaron los federados. Y agregaron: “Son todas incertidumbres. Ya venimos preocupados por el clima, la dificultad para acceder al financiamiento y para mantener nuestra competitividad y ahora nos encontramos ante la posibilidad de que una vez más los políticos decidan someternos a mayores cargas impositivas y tributarias, mientras ellos siguen despilfarrando nuestros recursos, sin hacer ajustes sobre sus propios gastos”. 

Y concluyeron: “Nos preguntamos: ¿Siempre tienen que esquilmarnos a los productores?; ¿qué pasa con el poder Judicial?; ¿cuánto se ahorró en gastos políticos, vehículos oficiales o gastos superfluos?; ¿cómo puede ser que no encuentren nunca otra variable de ajuste, más que seguir aplastando a quienes damos vida a los pueblos con nuestro trabajo? Les pedimos a los diputados y senadores que tomen conciencia de que no podemos seguir soportando una carga mayor a la que ya tenemos. Tienen que encontrar otra salida”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*