ECONOMIA, Ultimas Noticias

Instalaron la última turbina en la represa Baixo Iguaçu, aguas arribas de las Cataratas

Compartí este articulo en:

El jueves, en la central hidroeléctrica Baixo Iguaçu se hizo el descenso del rotor en el pozo en la usina generadora 3. La represa está ubicada frente a Capanema, sobre el río Iguazú, a la altura de Andresito y aguas arriba de las Cataratas compartidas entre Argentina y Brasil.

Es el último gran equipo a ser instalado en la usina, que debe entrar en funcionamiento hacia el final de este año. La gobernadora del estado de Paraná, Cida Borghetti acompañó el trabajo y resaltó la contribución de la represa para el sector energético de la región y el país. La represa se ubica en el tramo final del río Iguazú, entre los municipios de Capanema y Capitán Leônidas Marques, en el sudoeste del Estado y es construida por Copel y Neoenergia.

La inversión total es de 1.700 millones de Reales -500 millones de dólares-, con una participación del 30% de Copel y el resto de la Neonergia.

El presidente de Copel, Jonel Yurk, recordó que esa represa es el último gran aprovechamiento hidroeléctrico del río Iguazú, a escasa distancia de los parques nacionales tanto de Brasil como de Argentina.

Las localidades de Capanema y Capitán Leônidas Marques, con áreas cubiertas en la construcción de la represa, serán directamente beneficiados con el aumento en la recaudación de impuestos y generación de empleos.

Además, cuando empiece a producir energía, la Usina Baixo Iguaçu va a pagar una compensación financiera por el uso de los recursos hídricos, aumentando los ingresos de las alcaldías.

El alcalde de Capanema, Américo Belle, recordó que el municipio, de pequeño porte, vive en función de los recursos estatales y federales, por lo que la nueva planta tiene un impacto positivo en las finanzas.

En tanto, el presidente del consorcio Copel / Neoenergia, José Anchieta, recordó que el lago de Baixo Iguaçu será operado «a hilo de agua», lo que significa que no tendrá la función de acumular gran volumen hídrico para regularizar el caudal del río.

Destacó que el impacto ambiental de la obra es el menor posible.

 

La obra comenzó en 2013 y, en el pico de construcción, generó 3.100 empleos. Actualmente, 2.500 empleados trabajan en la fase final de construcción.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*