ECONOMIA,

Insalubridad: mientras en Misiones Cambiemos quiere quitarle el mote a las pasteras, un diputado suyo quiere que la venta de nafta lo sea

Insalubridad: mientras en Misiones Cambiemos quiere quitarle el mote a las pasteras, un diputado suyo quiere que la venta de nafta lo sea
Compartí este articulo:

En medio del fuerte respaldo del Gobierno nacional a la industria forestal, el propio presidente Mauricio Macri insistió en que se derogue la ley de insalubridad que alcanza a la industria celulósica. El Presidente hizo suyo el argumento de los empresarios: “No se puede atraer inversiones a una industria insalubre”.

Sin embargo, un diputado de Cambiemos, en Entre Ríos, presentó un proyecto de ley idéntico, pero para el expendio de combustibles.

Un proyecto de Ley presentado en la Cámara de Diputados de Entre Ríos pide al Poder Ejecutivo que declare insalubre “el trabajo que realizan los expendedores de combustibles líquidos (nafta, gasoil, kerosene, lubricantes y/o sucedáneos) que realizan ventas al público en las estaciones de servicio”.

La iniciativa, que consta de un sólo artículo en el que se pide la declaración de insalubridad, apunta “al bienestar de los trabajadores de bocas de expendio de combustibles líquidos” que, señalan, “ha sido puesto en dudas más de una vez en el país”.

En la fundamentación del proyecto sostienen que “las personas que trabajan en Estaciones de Servicios están en permanente exposición a los combustibles, inhalan sus gases y el contacto en forma permanente y prolongada trae aparejadas consecuencias para la salud”.

“No en vano las aseguradoras de riesgos del trabajo exigen exámenes periódicos al personal de estos establecimientos”, agrega el legislador.

El texto impulsado por el radical –y médico crujano-  Alberto Rotman deja en claro que el conflicto por el resguardo de la salud de los trabajadores de las Estaciones de Servicio no es una problemática local. “Mundialmente se viene sosteniendo que estas tareas traen aparejados problemas generales como estrés, violencia por robos o asaltos, turnos rotativos, peligro por incendios o explosiones, atropellos o golpes por los vehículos de los clientes, exposición a temperaturas y condiciones ambientales cambiantes y, principalmente, la exposición a inhalaciones de gases de la combustión como monóxido de carbono, óxidos de azufre y otros componentes de los hidrocarburos como el benceno, que es cancerígeno”, advierte.

A esas afecciones se suman casos de dermatitis por contacto con los combustibles y lubricantes.

Asimismo, señala que, como no existen insalubridades genéricas por actividad, sino lugares o condiciones de trabajo insalubres así declarados por la autoridad competente, “es importante requerir a la secretaría de Trabajo de la Provincia de Entre Ríos que determine si las tareas descritas son insalubres”.

En efecto, la calificación genérica de una actividad como insalubre debe ir acompañada de una verificación y declaración concreta de la autoridad administrativa acerca de la no salubridad de los lugares o condiciones en las cuales esa actividad se lleva a cabo, dado que así lo exige el artículo 200 de la Ley Contrato de Trabajo, y esta determinación es competencia exclusiva de la administración laboral provincial; en este caso, la secretaría de Trabajo de Entre Ríos.

Rotman finalmente destacó: “si el Ministerio de Medio Ambiente ha entendido que el suelo es afectado por los gases y líquidos que genera la venta de combustibles, no quedan dudas que existen consecuencias sobre el personal que esta diariamente frente al surtidor”.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*