TURISMO,

Iguazú estrenará moderno hotel sindical con una enorme inversión en el cuidado ambiental

Iguazú estrenará moderno hotel sindical con una enorme inversión en el cuidado ambiental
Compartí este articulo en:

La Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (FATERYH) ha construido el hotel O2 Iguazú, de 4 estrellas superior, con una superficie cubierta de casi 7000 metros cuadrados con las técnicas constructivas más modernas disponibles. El flamante hotel con un especial énfasis en el cuidado del entorno, será inaugurado este jueves por el secretario general de la FATERyH, Víctor Santa María acompañado por funcionarios de los gobiernos nacional, provincial y municipal.

 

El edificio tiene características que lo destacan de su entorno, aportando una estética moderna y funcional, siendo hoy el hotel más alto de Puerto Iguazú.

El hotel O2 Iguazú está en la calle Paraguay 546 de Puerto Iguazú y cuenta con 88 habitaciones, con distintas tipologías (dobles, triples, connecting y suite superior), un restaurante para 85 cubiertos, un bar en su terraza con una vista única a la Triple Frontera y al puente Tancredo Neves -gracias a su elevación de 35 metros- y un wine bar en el foyer del Auditorio Caras y Caretas ubicado en el primer piso.

 

Los servicios a los pasajeros incluyen un spa con tres gabinetes de masajes, un hidromasaje para 8 personas con decks internos y externos para el relax, un sauna y un gimnasio de última generación provisto por la cadena Megatlón.

 

Además de las instalaciones esencialmente hoteleras, a través de un acceso independiente el hotel O2 Iguazú cuenta con un auditorio para 270 personas sentadas con un escenario con camarines y un sonido instalado alta definición, apto para disertaciones y obras teatrales. Además el hotel cuenta con un salón de usos múltiples con una capacidad máxima de 350 personas y divisible en dos a través de paneles acústicos alemanes. Completa la oferta de ambientes de reunión, un privado para pequeñas reuniones en el entrepiso de foyer del auditorio.

La FATERyH, contrató los servicios de la empresa Dotia para que vuelque toda su experiencia en el gerenciamiento del hotel, el cual no solo estará al servicio de los afiliados de la FATERyH sino que estará abierto al competitivo mercado hotelero de Puerto Iguazú.

 

Durante los 40 meses de la obra la empresa constructora realizó importantes compras en comercios de la provincia, subcontrató empresas de la región y ocupó en su pico de demanda más de 80 trabajadores en forma directa.

El hotel ya en funcionamiento tendrá un equipo de alrededor de 35 trabajadores, todos residentes en Puerto Iguazú, más todos los trabajadores eventuales que se contratarán. Los insumos serán comprados en su mayoría en la ciudad, por lo que el impacto económico creemos que va a ser muy positivo.

Además del impacto económico consecuente, la FATERyH proyecta aportar al mantenimiento y mejora de los espacios públicos que componen su entorno (Plaza Rolón y Plazoleta Juratovich), como así también desarrollar acciones de orden medioambiental, social y cultural.

 

La FATERyH, en la construcción del hotel O2 Iguazú, puso una especial atención en la accesibilidad para que personas de movilidad reducida puedan disfrutar del hotel y sus servicios adicionales, existiendo una habitación especialmente adaptada, rampas de acceso a los decks de la piscina y al hidromasaje, baños en todas las áreas públicas, altura diferencial en el front desk de la recepción y un ascensor exclusivo para subir al auditorio del primer piso entre otros elementos.

 

Cuidado del medioambiente

 

El hotel de cuatro estrellas superior que estará abierto a los afiliados y al público en general, se destaca a primera vista por ser el más alto de la ciudad y por su estética moderna de hormigón y vidrio, pero sin descuidar el aspecto medioambiental.

La FATERyH desde la concepción del proyecto puso mucha atención a reducir, mitigar y compensar el impacto ambiental que lógicamente ocasiona una construcción de la magnitud descripta. Si bien el hotel se encuentra emplazado en el ejido urbano y a escasos metros de la avenida Brasil de la ciudad de Puerto Iguazú, dicha preocupación se manifestó en fuertes inversiones en el hotel O2 Iguazú:

  • Se construyó bajo nivel, en el lecho rocoso, una cisterna de 37500 litros que va a colectar el agua de lluvia, dicha agua será utilizada para las descargas de los inodoros, limpieza general y en el sistema de extinción de incendios.
  • Todos los inodoros tendrán descargas diferenciadas para reducir al mínimo la cantidad de agua.
  • Todos los vidrios exteriores del hotel son dobles con cámara de vacío (DVH) a fin de ahorrar el consumo eléctrico para la climatización de los ambientes.
  • Se optó por la instalación de sistemas individuales Split en lugar de sistemas centralizados de climatización a fin de ajustar la demanda a la cantidad de pasajeros en el hotel
  • Se instaló un sistema de calefones solares para la provisión de agua caliente.
  • Se instalaron paneles fotovoltaicos para el aprovechamiento de la energía solar, dicha energía será utilizada en el sistema de bombeo y filtrado de la piscina.
  • Se invirtió en una planta de ozonorización a fin de reducir al mínimo el uso de productos químicos en el agua de la piscina.
  • Todas las habitaciones tienen un sistema de corte en ausencia de los pasajeros a fin de reducir el consumo eléctrico.

Además de estas inversiones en la construcción, la FATERyH acordó el asesoramiento de la Fundación Ecologista Verde para la evaluación del impacto de la obra, la capacitación del personal que va a trabajar en el hotel, las acciones de compensación que se deberán ejecutar y establecer prácticas acordes a los estándares fijados por la organización internacional Rain Forest Alliance a fin de ser el primer hotel de propiedad sindical en obtener la certificación como emprendimiento sustentable.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*