PERSPECTIVAS

“Hoy el misionero se anima al turismo porque ve que tiene futuro”

“Hoy el misionero se anima al turismo porque ve que tiene futuro”
Compartí esta noticia en :

El turismo durante este año, tuvo uno de sus mayores picos históricos en la historia de la provincia (si no el mayor). Son muchas variables que lo componen y por eso podemos estimar que crecimos entre un 9 y un 11% respecto a 2016 y que venimos creciendo en un promedio del 7% interanual. Lo cierto, es que durante este 2017, en los hechos, se vió reflejado el trabajo que todos los días, hacen quienes tienen al turismo como su forma de vida, y también (y esto hay que decirlo) de quienes sin saberlo -o sin ser plenamente conscientes-, también aportan su cuota diaria para que esta industria sea beneficiosa cada día para más misioneros.

No sólo los resultados del 2017 nos dejan satisfechos. Sino que son las perspectivas del 2018 y 2019, las que nos entusiasman (y mucho).

Somos conscientes de que para que el crecimiento sea sostenido, también tiene que ser gradual. No queremos (ni debemos) crecer un 25% anual en, -por ejemplo- la cantidad de visitantes que recibimos. Si esto sucede, la demanda superará a nuestra oferta, nuestra infraestructura no daría abasto, y comenzaríamos a cometer errores propios de quien “hace las cosas a las apuradas”.

La oferta (que crece día a día en toda la provincia), debe cumplir con parámetros que apunten a la sustentabilidad del destino. Ese es el diferencial que tenemos hoy por explotar los misioneros en cada paso que demos, tanto desde el sector público, como desde el privado. Es ahí, hacia donde apunta el turismo de manera global, en casi todas sus variantes. Si un destino diverso como el nuestro, puede jactarse de “sustentable” de manera real, puede decirse también que no tiene “techo” de crecimiento. De otra manera, la dependencia de factores externos a la propia actividad, sería determinante.  Misiones, una provincia pequeña dentro de un país siempre versátil, caminaría siempre al ritmo que marquen el mercado, las asimetrías, los cambios de gobierno, y las crisis globales.

Como misioneristas, tenemos el mandato de trabajar para que las variables que exceden a la potestad provincial (aquí hablo tanto del gobierno, como del mismo pueblo), sean minimizadas. Nuestras acciones deben accionar como un contrapeso de ellas, basado en un responsable, constante y coherente trabajo. Solo así, los vaivenes de la economía, las grietas políticas, y los intereses externos, no afectarán a nuestra gente, a sus fuentes laborales y a su bienestar.

Y esta es paradójicamente, la única forma para que los turistas principalmente, los inversionistas, el Gobierno Nacional, y los organismos internacionales, vean en Misiones, un destino turístico con futuro.

Así tenemos sobrados ejemplos que demuestran que este es el camino. Por sólo citar algunos, podemos decir que en este 2017, los turistas gastaron un poco más de 7 mil millones de pesos en Misiones; tenemos al BID, que está a punto de financiar más de 100 millones de dólares para la Ruta de los Jesuitas, que si bien es de carácter internacional, tendrá en nuestra provincia su epicentro neurálgico y estamos trabajando para que así sea; tenemos al Gobierno Nacional, invirtiendo en este proyecto y apoyando a la Provincia para que pueda concretarse; la Nación también estará invirtiendo en el Aeropuerto de Iguazú, la suma de 574 millones de pesos para su puesta en valor, esto contribuirá a posicionar a nuestra maravilla del mundo como un destino de primer nivel, sin descuidar el turismo no-premium (por decirlo de alguna manera), que tiene un importantísimo lugar en la distribución de nuestros visitantes. En ese aeropuerto, van a operar por un lado, aerolíneas como Air Europa, que permitirá la llegada de turistas de todo el mundo a través de Madrid, y por otro, las Low Cost, como Fly Bondi, que conectará a precios muy -pero muy- accesibles, a nuestra provincia con el resto del país y a través del HUB Córdoba, con toda la región.

Cuando asumimos, nos encontramos con que Puerto Iguazú, tenía un tráfico aéreo de  22 vuelos diarios de dos aerolíneas, contra 35 de su vecina ciudad brasilera. El 2018, encontrará a la ciudad maravilla, con unos 27 vuelos diarios, operados por al menos 5 aerolíneas y con otras tantas avanzarán en sus proyectos de volar a la provincia. La puesta en valor del aeropuerto, nos permitirá llegar al 2020, con 40 vuelos diarios.

Entendemos que cada uno de los factores, potencia al siguiente. Así, tenemos en nuestra tierra capitales extranjeros que están invirtiendo miles de millones de dólares en hoteles de lujo particularmente en Puerto Iguazú. Y cuando nos extendemos y recorremos toda la extensión de la provincia, vemos que cada vez, la gente se va animando más a invertir su dinero en hoteles, en restaurantes, en campings, balnearios y en atractivos de los mas diversos que se puedan encontrar en la región. Son los emprendimientos familiares, atendidos por sus propios dueños, donde los niños de hoy, se crían viendo el esfuerzo de sus padres para concretar ese hotel, ese lodge, esas cabañas con las que siempre habían soñado.

 

Más turistas, más trabajo para los misioneros

Hoy el misionero se anima al turismo, porque ve que tiene futuro y que si hace las cosas bien, no va a parar de crecer. Y los de afuera también se animan, y ven hoy a Misiones por sobre la media global de alternativas, como una inversión rentable que tiene frutos seguros, porque las bases que los misioneros supimos asentar, son fértiles y duraderas.

Todo esto, ¿en que se traduce? ¿Por qué ponemos tanto énfasis y tanto empeño para que el Turismo siga creciendo? Porque entendemos que el Turismo es trabajo. Es trabajo para esa familia que logró salir adelante con su emprendimiento, es trabajo para el conserje, el gerente y la mucama del hotel, para el mozo, el taxista, el guía de turismo, para los despachantes, para el trabajador de una estación de servicio; para el kioskero y el repositor, para los organizadores de eventos, y así podemos seguir en una lista interminable de gente que directa o indirectamente, puede no solo llenar la olla, sino progresar con el Turismo en Misiones.

Hoy, según datos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos, el 10% del empleo formal, está directamente relacionado al turismo y claramente va en aumento. El futuro nos entusiasma, y mucho. Lo que antes era una pequeña actividad económica solo en algunas localidades, hoy ha sabido convertirse en una industria que tiene un potencial ilimitado, pero repito, ese potencial, tiene que ser aprovechado con responsabilidad, coherencia y gradualidad para convertir a nuestra provincia en uno de los destinos más importantes del mundo.

Bookmark and Share
Compartí esta noticia en :

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*