COLUMNISTAS,

¿Hay plan V?

Compartí este articulo en:

Al ritmo de la inflación y pendiente de la suba del dólar se vive el clima político en la Argentina. Al Presidente convencido de que su reelección era un trámite, lo desafía un rival inesperado que lo puede hacer tambalear: si la economía no mejora, el humor social empeorará y las proyecciones electorales serán más negativas para Cambiemos, sea plan M o plan V.

Pero nada indica que el Gobierno de Mauricio Macri cambie el modelo, pese a la desesperación de los socios menores del radicalismo, que ven peligrar su propia supervivencia si hay un fracaso en octubre. Los radicales reclamaron un plan “anticrisis” que permita reactivar el consumo y un acuerdo de precios para frenar la inflación, que volverá a ser alta incluso en abril, admite Marcos Peña.

El jefe de Gabinete asegura que no hay crisis ni fracaso económico del Gobierno. “La Argentina es un fracaso económico”, se desentendió de modo elegante. Si la Argentina es un fracaso en abstracto, no importan medidas, ni decisiones ni responsabilidades.

Peña celebra en cambio, que el Gobierno cumple con el exigente plan económico diseñado para la Argentina desde el año pasado. “El FMI se ha sorprendido con la rapidez que estamos cumpliendo las metas”, se felicitó.

Pero la buena de Christine Lagarde además de sorprenderse y prestar más dinero, impone nuevas condiciones: Será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario”, describe después de los elogios la titular del Fondo. Esto es, achicar, más si cabe, el gasto, ya que no hay margen fáctico para que se mejore la recaudación vía impuestos.

Lagarde también aplaudió que el Gobierno promueva una reforma de la ley del Banco Central que “afianzará la credibilidad de la política monetaria”. Por las dudas, el proyecto de Cambiemos contempla el okey para incorporar directores extranjeros al directorio del Central.

Lo que el Gobierno y el FMI celebran, tienen un lado B. La industria y la construcción volvieron a derrumbarse en el acumulado interanual y apenas muestran signos de vida en comparación con enero, lo que el equipo económico se apura en bautizar como nuevos brotes verdes.

Pero la desigualdad creció tres veces más en Argentina en el último trimestre de 2018 medido frente a mismo período de 2017, según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos y el consumo sigue sin dar señales de reanimación.

Hasta la carne, marca registrada de la Argentina, bate récord negativos: en el primer trimestre de 2019, el consumo de carne vacuna fue el más bajo de los últimos 50 años, con 49,6 kilos per cápita. El promedio nacional es desalentador y en Misiones la situación no es mejor. Según datos de la Confederación Económica, la caída del consumo fue del 18 por ciento en 2018, mientras que el promedio nacional fue del 15 por ciento. Hay una migración a carnes más baratas, como el cerdo o el pollo, explica un ruralista.

La economía de Misiones no escapa a la crisis nacional e incluso la sufre más, por una inflación que castiga con fiereza a toda la región. Solo las respuestas locales mitigan la frustración. Las comparaciones son odiosas, pero apenas cruzar la frontera, en Corrientes la pobreza creció exponencialmente y abraza a la mitad de la población. La provincia gobernada por Gustavo Valdés, de Cambiemos, es la segunda donde más aumentó la pobreza, detrás de Salta, manejada por el candidato presidencial Juan Manuel Urtubey. Misiones está en la mitad de tabla entre las zonas donde más creció la pobreza, merced a una decidida intervención del Estado en la economía local, que no se enfoca únicamente en los sectores más vulnerables, sino que atiende también a las capas medias, con incentivos a la demanda a través de diversos programas.

Mientras que en la Nación recién comienzan a pensar en un “plan anticrisis”, la Provincia hace tiempo busca atenuar sus efectos. El jueves llegaron a Misiones las máquinas necesarias para la puesta en marcha de una fábrica de viviendas de madera que tiene una sinergia entre Estado y privados que busca por un lado reactivar la actividad y por el otro, cubrir una cada vez más intensa demanda de viviendas ante la caída de la obra pública y los inaccesibles créditos hipotecarios.

Apenas unas horas después, el gobernador Hugo Passalacqua selló un esperado acuerdo con las concesionarias de 0km, devastadas por una caída histórica en las ventas. Después de varias semanas de conversaciones, con el presidente de la Confederación Económica, Alejandro Haene como negociador, nació el Ahora Patentamiento, que incluirá una devolución del 1,5 por ciento del valor del vehículo de hasta 900 mil pesos. El comprador debe patentarlo en Misiones y para desactivar cualquier especulación, debe estar a nombre de una persona física y no jurídica.

Son medidas que no corregirán el desequilibrio de fondo, pero que hacen a un conjunto que busca custodiar la actividad, reactivar el consumo y, sobre todo, sostener el empleo en momentos de una caída generalizada. En la semana habrá novedades para los madereros dedicados a la exportación, que también esperan algún tipo de incentivo.

Al mismo tiempo, marcan el pulso de la campaña electoral en Misiones. El Gobierno provincial puede agitar las banderas de la gestión como emblema. La oposición enrolada en la alianza Cambiemos, rebautizada “Vamos Juntos”, casi que hace silencio, porque no puede defender lo que llega de la Nación ni repetir promesas después de cuatro años vacíos. Por eso acuden a “discutir los problemas locales”, en un intento por despegar de los problemas nacionales.

Yo en algún momento quiero ser gobernador y por eso quiero discutir la luz de Emsa, las chacras, la falta de viviendas”, disparó Pedro Puerta, el nuevo socio en Cambiemos que amenaza con desplazar al radicalismo como aliado necesario del PRO.  El hijo de Ramón Puerta, el embajador en Madrid, se ríe de los radicales que hasta hace poco renegaban de su apellido… y revela que puede estar en la lista de diputados, ya que el sexto lugar que le corresponde, podría ser ser para una familiar directa.

Mientras que Puerta -hijo- aceita relaciones con el PRO, el radicalismo todavía no puede desprenderse de los problemas derivados de su propia interna. La Justicia electoral le reclama internas y los candidatos sólo atinan a una negación peligrosa. Vencidos los plazos y si no hay un cambio de último momento, evalúan poner a los candidatos sin las siglas. Así, ocuparían cargos, pero con el partido afuera. Pero para Cambiemos, el problema principal no es la suerte de los radicales, sino la imposibilidad de encontrar candidatos defensores del modelo en los 76 municipios.

Los más veteranos y con cargos, obligados a defender la gestión nacional, reciben en la calle inusuales muestras de rechazo.

En el frente Popular, Agrario y Social se friegan las manos contemplando el escenario de Cambiemos, con la esperanza de avanzar un casillero y convertirse en segunda fuerza. Sobre todo porque la candidatura de Isaac Lenguaza abreva en una mezcla de chacra y sectores populares, que casi no se rozan entre sí, pero amalgaman un proyecto que se ofrece como alternativa.

La Renovación, paciente, comienza a mostrar sus cartas, con algunos nombres que trascienden de apuro de voceros oficiosos y otros que se hacen visibles desde la gestualidad. Los empresarios Claudio Wipplinger y Nicolás Brea y el sindicalista Alejandro Velázquez forman parte del abanico de propuestas del oficialismo, que contará con más de 250 sublemas en toda la provincia y una inédita cantidad de candidatas mujeres en los municipios, impulsadas por la ley de paridad de género que rige para los cargos legislativos. El intendente de Posadas, Joaquín Losada, mostró a su equipo y ratificó que buscará un segundo mandato, al igual que Fernando Meza, el presidente del Concejo Deliberante. 

Mientras tanto, a pocos días del inicio formal de la campaña, los dirigentes del oficialismo perciben buena sintonía en cada recorrido de Passalacqua u Oscar Herrera Ahuad, el candidato a gobernador.

El Mundial de Fútbol de Salón, que se define por estas horas, mostró buena organización, logística a tono y a los misioneros y visitantes en el disfrute de una cita que casi no tuvo puntos flacos y que generará, en retribución, una enorme promoción global que no se compra con nada. Las Cataratas del Iguazú, que son llevadas en las retinas de jugadores e hinchas, fueron protagonistas de una promoción invaluable en dólares: el famoso programa Good Morning América, de la cadena ABC en Nueva York, le dedicó una salida en vivo desde los mismísimos saltos. El video de Emanuel Ginóbili abrió caminos: desde hace tiempo se venía negociando con la figura de la NBA, que había prometido promocionar la Argentina apenas terminara su contrato. La gestión misionera logró que sea primero en las Cataratas, lugar a donde China también a sondear posibles negocios con el turismo.

La gestión es la primera herramienta política y se nota en las encuestas. Passalacqua aparece arriba, emparejado con Herrera Ahuad y ambos alejados de los segundos. Lo mismo sucede en las principales ciudades.

Del otro lado, la preocupación nace desde arriba. Una encuesta marca que el Presidente le resta votos a María Eugenia Vidal, quien tiene una intención de voto del 32 por ciento, que se reduce cuando la pregunta se amplía a la eventual reelección de Mauricio Macri. Sin embargo, el Presidente la encorsetó en Buenos Aires: “María Eugenia es tan buena que la queremos poner en todos lados, pero tiene que ser candidata a gobernadora”, la ubicó.

El Presidente, que hasta hace unos meses ganaba en cualquier ballotage, ahora aparece segundo detrás de Cristina y pierde en segunda instancia incluso con la ex mandataria, algo impensado en el apogeo de la grieta.

Por eso, el interrogante es saber si Sergio Massa, que presentó oficialmente su candidatura en Alternativa Federal, podrá sumar a Roberto Lavagna al objetivo de ganar competitividad. Separados pierden fuerza. El ex ministro de Economía es atractivo para sectores independientes y hasta para el radicalismo, donde hay sectores que estudian un eventual abandono de la alianza con el Gobierno si se profundiza la crisis. Por eso, Macri coquetea con llevar a un vice radical. Pero al mismo tiempo, solo no puede y tampoco puede imponer condiciones dentro de Alternativa Federal, que busca consolidar el espacio en una gran interna abierta.

Río Negro será hoy la segunda encuesta para Cambiemos. Se elige entre la continuidad provincial, de la mano de Arabela Carrera, ministra de Turismo, ungida de apuro tras el veto de la Corte Suprema a Alberto Weretilneck, Lorena Matzen, de Cambiemos y Martín Soria, hijo del ex gobernador, quien va como candidato de una coalición entre el peronismo y el kirchnerismo. Hasta ahora no hubo sorpresas y los analistas consideran que la tendencia será a que los oficialismos sean aprobados, salvo el interrogante de la Nación.

Las mejores oportunidades para la oposición están en manos del Gobierno. La economía en crisis define el humor de la mayoría de los argentinos y menos del 30 por ciento apostaría por la continuidad del Presidente. Como sea, en el oficialismo aseguran que no hay plan B.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*