COLUMNISTAS

Hacia una reacción conservadora –UNASUR

Compartí este articulo:

      Se perfila el establecimiento de una derecha conservadora retrógrada en los principales países que conforman  el Mercosur más el agregado de Chile, donde la elección de Sebastián Piñeira cimenta el calificativo que enunciamos. Mauricio  Macri en Argentina, Michel Temer y su probable sucesor Jair Bolsonaro en Brasil, kruchinski en Perú, hoy destituido y hasta hace poco, Horacio Cártes en Paraguaya a quien le sucede Mario Abdo Benitéz,  de matiz más progresista.     

¿Qué es UNASUR?.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) es una comunidad política y económica entre doce países suramericanos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela), concebida el 8 de diciembre de 2004, en Cuzco (Perú), en la Tercera Cumbre Suramericana.  El 23 de Mayo de 2008, se firmó, en Brasilia, el Tratado Constitutivo que estructuró y oficializó esta organización que fue ratificada por todos sus miembros. La Secretaría General es el órgano que bajo la conducción de un secretario general, designado por el Consejo de Jefes de Estado, ejecuta los mandatos que le confieren los órganos del bloque, ejerce su representación y no puede ser sucedido por una persona de la misma nacionalidad.

              La Unión es una estructura institucional y territorial que, a modo de confederación o federación, constituye una entidad política organizada y reconocida internacionalmente.

              Su territorio es un subcontinente que tiene 400 millones de habitantes y una superficie de 17.500millones de km2. Tiene un producto bruto (PBI) aproximado de 4,8 billones de dólares y un ingreso per cápita promedio de 10.000 dólares.

               Entre los factores ambientales y económicos se  destacan: Posee el 30% del agua dulce del mundo; es el primer productor y exportador  de alimentos del mundo; Reservas de hidrocarburos por 100 años; 8 millones de km2. de tierras forestales; está rodeado de los dos océanos más grandes; el 90% comparte una sola religión; la gran mayoría habla dos idiomas mutuamente inteligibles; tiene historia común y valores  compartidos; medio ambiente no contaminado, amplios espacios vacíos; posee el 66% de la población de América y el Caribe y el 70% de PBI de América Latina y el Caribe.

                 A nivel mundial produce: 52% de la soja; 44% de la carne; 45% del café; 45% del azúcar.

                  UNASUR es un proceso de construcción, es ambicioso en sus objetivos estratégicos  y deberá ser flexible  y gradual en su implementación, asegurando que cada Estado adquiera los compromisos según su realidad. Lo destacable es que esta instancia multilateral ha marcado el fin de una época en la región.

Este entramado poderoso compuesto por países que buscan una identidad y objetivo común, hoy se ve amenazado por  una derecha retrógrada que se cimenta en Brasil con Jair Bolsonaro, un candidato ultraderechista, ex militar,  enemigo de las mujeres, partidario de la tortura, cimentado sus votos por un evangelismo que conquista adeptos en una clase creyente de milagros en el mayor país católico y que personifica el retroceso  que se intenta superar en el siglo XXI. En tanto Lula, que encabeza todas las encuestas por la presidencia, tuvo que delegar su candidatura  al  el ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, un dirigente de la izquierda  que creció en popularidad, no tanto,  pero suficiente para forzar la segunda vuelta. ¡Paradojas del destino! Lula que lideró Brasil durante su mayor apogeo económico y social, y que  sacó a millones de personas del umbral de la pobreza  y  robusteció el sistema judicial que luego lo metió preso, al finalizar su periodo, tenía el impresionante apoyo de un 90 por ciento de la población. Va a la cárcel por una ley que el mismo promulgó para evitar una mayor corrupción.

¿Está muerta la UNASUR?. Creemos que no, pese al avance de la derecha con Macri en Argentina, Bolsonaro en Brasil, Piñera en Chile  y la decisiva influencia de Trump y la CIA en todo el proceso Latinoamericano que buscan resguardar lo que Estados Unidos  considera su el PATIO TRASERO. Por suerte hoy existen líderes Latinoamericanos dispuestos a dar lucha contra esta imposición y son Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Tabaré Vázquez, sucesor del recordado José Mujica en Uruguuay y en Argentina un conglomerado de movimientos que l integran Cristina Kirchner, el Movimiento Obrero, la misma Iglesia Católica y sectores del Centenario Partido Radical que no comulgan con CAMBIEMOS.

Bookmark and Share
Compartí este articulo:

Un Comentario

  1. Andrea Bonilla

    Rafael Correa dejo de ser presidente de Ecuador desde hace más de un año señor Schmalko, además, el Sr Correa vive el Bélgica. Con los juicios por corrupción que tiene en su haber, dudo que luche por la integración regional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*