ECONOMIA, EN FOCO,

Fuerte retroceso de la pobreza estructural en Misiones

Fuerte retroceso de la pobreza estructural en Misiones
Compartí este articulo en:

En la Argentina, la pobreza subió al 32 por ciento de la población y Misiones no escapó a una de las más duras consecuencias del modelo económico nacional. Sin embargo, hay algunos datos alentadores que permiten apreciar el impacto de las políticas públicas de los últimos años: hay menos pobreza estructural en Misiones.

¿Qué es la pobreza estructural? Aquella que excede la medición por ingresos, que es la que utiliza el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Con la medición tradicional, si una familia tiene ingresos por unos pocos pesos más que el valor de la canasta básica, ya dejó de ser pobre. 

En Misiones se utiliza esa medición, pero también un método multicausal del Instituto Provincial de Estadística y Censos, que mide otras condiciones, como el hacinamiento, el tipo de casa, de cocina y cantidad de habitaciones, entre otras. Ahí se nota una enorme disminución de la pobreza estructural, que, de todos modos, sigue siendo alta.

En el tercer trimestre de 2018, la pobreza en hogares alcanzaba a 34,8% por ciento y bajó a 33,1% al cierre del año pasado, con una caída de 1,7 puntos porcentuales.

Lo mismo sucedió con la indigencia. Era de 18,8% en el tercer trimestre y cayó a 16,6% en el cuarto, con una baja de 2,2 puntos porcentuales.

Sin embargo, la pobreza interanual, en la misma línea que el promedio nacional creció 2,4 por ciento, mientras que la indigencia creció 0,8 por ciento.

En total, en Posadas hay 39217 hogares pobres y 19612 en la indigencia. Pero 2168 hogares pasaron a ser no pobres y 2717 hogares dejaron de ser indigentes.

¿Cómo se explica la reducción? La pobreza medida por ingresos aumentó, lo mismo que la “relativa”, medida por la brecha de ingresos. 

Pero el contraste se dio en la pobreza estructural, que se redujo 1,2 por ciento entre el tercer y cuarto trimestre de 2018. 

En la mayoría de los umbrales hubo mejoría, es decir, hay menos hogares pobres. 

Hay 9.196 hogares menos sin cielorraso/revestimiento interior y 36,8% menos hogares con letrinas, lo mismo que 40,0% menos de hogares con desagüe con conexión directa a la tierra. 

También hay 70,8% menos de de hogares en zonas inundables y se redujo 44,4 la cantidad de hogares en villas de emergencia, por lo que el hacinamiento cayó 1,5.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*