CULTURA, EMPRENDEDORES,

Fantasma vuelve al pueblo: la palabra del equipo de producción

Fantasma vuelve al pueblo: la palabra del equipo de producción
Compartí este articulo en:

El rol del productor cinematográfico

Para que una película llegue a buen término se necesita no sólo la mirada del director o directora, el trabajo de los actores y actrices, el del equipo técnico, sino también la presencia del equipo de producción.  En el caso de Fantasma vuelve al pueblo – escrita y dirigida por Augusto González Polo – el equipo de producción está compuesto por Mónica Amarilla (Inimaginaria Producciones) en coproducción nacional con Santiago Carabante y Montecine SAS (Yamila Barnasthpol).

Respecto a los criterios que suelen primar a la hora de asociarse, Santiago Carbante (Productor de Los Vagos,  2017 y Far from us, 2018, entre otras) afirma: “Desde el comienzo (los productores) tienen características similares, cierta trayectoria o cierto gusto por lo que se va a contar y ahí se dividen los roles. Hay una parte muy ligada a lo contable, a lo legal, lo financiero y otra parte muy ligada al campo. El caso de Fantasma vuelve al pueblo  es así. Una parte muy ligada al día a día y otra parte muy formal – el INCAA, el IAVIM – .” Respecto al rol del productor, Mónica Amarilla (productora de Granada y al paraíso, 2014; El perro Molina, 2015; El aprendiz, 2016; El Azote 2017 entre otras) lo define de la siguiente manera: ”La pelicula es el resultado de la unión 50% desde la dirección y 50 % desde la producción en tremino de elementos necesarios del todo,  El rol de la productora es quien asume los riesgos economicos y legales de la obra audiovisual. Es legalmente el titular de los derechos de esa película. Dentro del ámbito de la producción está el productor o productora general, que asume toda esa responsabilidad pero también puede compartir esa responsabilidad y ahí es donde conforman las coproducciones. Cuando uno conforma una coproducción nacional como es el caso de fantasma vuelve al pueblo lo que se hace es que se dividen en porcentajes las partes que se acuerden la titularidad de la obra. Eso en cuanto a la producción específicamente. Una vez que se conforma el equipo de producción se trabaja en diferentes áreas. El de la producción ejecutiva quien administra los recursos: económicos, financieros, técnicos, humanos que implica una gran responsabilidad porque se trabaja con trabajo registrado, es decir se le da de alta en AFIP como empleados, a la totalidad del elenco como todos los técnicos, se tienen que cumplir los convenios colectivos de trabajo. Es decir, son muchas exigencias que no se ven a la hora de ver la obra terminada. Después se conforma un grupo de producción de campo que se encarga de las necesidades del set de filmación.” Yamila Barnasthpol (Otro Extremo Misiones, 2015, Respiro, 2016 y Manduricio, 2017 entre otras) establece el tiempo de intervención en que los productores permanecen involucrados con una película: “Esto empezó hace muchos meses, años, y va a terminar mucho después de que se estrene la película. Y hay una etapa, esta etapa de rodaje donde se suma gente que es el equipo técnico, como por ejemplo jefatura de producción, jefatura de locaciones que se encargan de lo operativo durante el rodaje. Nosotros como productores generales estamos desde que comenzó la preproducción hasta que termine el rodaje, presentes en el set.”

 

La relación entre productores y directores

 

Respecto a cómo se relaciona la visión artística del director con los recursos disponibles Santiago Carabante lo expresa de la siguiente manera: “Desde lo artístico, en ese sentido, la realidad es que el director propone y el productor dispone. Hay que acordar antes de comenzar por lo menos la preproducción. Hay muchos casos de directores que no ceden y productores que se van, y es saludable  que así sea, El caso nuestro es un director que vino con una idea y se fue amoldando a lo que nosotros le podíamos dar y al mismo tiempo está abierto y receptivo a lo que durante el rodaje hay que ir modificando porque el equilibrio económico y financiero de una película es muy delicado. Cuando algo que estaba previsto no pasa, repercute en el set. Pero bueno, Mónica (Amarilla) trabaja así, Yamila (Barnasthpol) trabaja así y, en consecuencia Augusto (González Polo) trabaja así, es muy difícil que quienes trabajan de esta manera encuentren un director que no se va amoldar no sólo a lo que tenemos nosotros sino al momento que el cine argentino pasa.”

 

Perspectiva de género

 

En el caso de Fantasma vuelve al pueblo se puede notar una gran presencia femenina en diferentes áreas de trabajo. Esto es algo que no es casualidad sino una forma de entender la participación de mujeres en los diferentes espacios. Mónica Amarilla sostiene que:” Nosotros queremos poner en valor eso, justamente, lisa y llanamente que en esta producción los roles de decisión están siendo desarrollados por mujeres. Porque nos parece fundamental el hecho de tomar los espacios y poder desenvolver la producción de una película con todo lo que eso significa. La idea es que otras mujeres puedan sentirse inspiradas, tal vez y puedan tomar esos espacios.”

 

El tiempo es ahora

 

Para que una realización cinematográfica pueda desarrollarse normalmente es fundamental que los recursos comprometidos estén disponibles en tiempo y forma. En ese sentido es imposible la producción de la obra audiovisual si los compromisos asumidos por los diferentes aportantes no se cumplen, fundamentalmente durante el tiempo de rodaje. Misiones se está posicionando como una provincia en donde la actividad audiovisual aparece como estratégica. Yamila  Barnasthpol cuenta cual es la situación de la producción en la provincia: “En este momento hay varias productoras  filmando en Misiones, nosotros tres filmando ésta película y en el norte está la productora de la tierra filmando Selva, y luego van filmar otra película más. Como decía Santi es un momento difícil y delicado. En nuestro caso se presentó la película a un concurso a nivel nacional  en el INCAA y se ganó el primer lugar según orden de mérito. Las ayudas y los acompañamientos en la provincia están. Nosotros estamos en un momento delicado financieramente de la película y necesitamos que los compromisos que se asuman, se cumplan en tiempo y forma. Hablando expresa y llanamente en lo que se refiere al acompañamiento estatal y financiero a esta película que contrata a más del %70 del personal artístico y técnico, y todos los servicios misionerosY nosotros como productores tenemos responsabilidades a la hora de filmar una película, como decía Mónica, todas las personas que están en ese set son responsabilidad de ella. Y son compromisos asumidos y que acarrean un costo económico. Entonces debe haber presencia estatal porque en este caso funcionamos como una Pyme básicamente. El compromiso siempre debe ser real y se tiene que cumplir en tiempo y forma. Esto es tiempo sobre todo. Si la película se va a filmar el 4 de febrero, el acompañamiento debe estar en febrero. A lo que Mónica Amarilla agrega: “Respecto de  lo que dice Yamila. Se entiende que hay voluntad política y la desición está claramente de forma concreta. Existe el IAAVIM, la ley provincial, que se hizo posible tras años de lucha del sector. Tambien  existe el Fondo de Credito,  que tiene una linea especial para el audiovisual  cuyo objetivo es apuntalar al sector. Y lo celebramos.  Comprendemos que es un aprendizaje, por que de alguna manera estamos dando los primeros pasos juntos, pero es importante destacar que, por la  especificidad de la actividad audiovisual,  hay etapas que apremian mas que otrasComo ser la de rodaje, que es la etapa que estamos  atravesando en este momento en Aristobulo del Valle, los compromisos son al día. Nosotros no podemos mover los pagos, capaz podemos pedir que nos aguanten una semana. Pero  necesitamos que antes que finalice el rodaje previsto para el 1 de marzo dar respuesta a todos los compromisos asumidos.”  respecto a las dificultades que muchas  veces se presentan en relación a los acuerdos que se asumen, Mónica Amarilla reflexiona: “Eso es una tendencia en cuanto a la diletencia de la solución, sería constructivo que como sociedad tratemos de modificarla, en el sentido de que si un acuerdo no se concreta en tiempo y forma no se cumple el objetivo. Ponerse en el lugar del otro para poder abordar soluciones de manera equitativa desde lo creativo y desde lo institucional. El objetivo es acompañar a les hacerdores. Sino, queda en una intención y lo que  necesitamos es  pasar a la acción. Y el tiempo es ahora.”

 

Federalizar los relatos del cine nacional

 

Por último, coinciden los productores, es necesario resaltar la importancia de una carácter federal en la producción de cine a nivel nacional, espacios en los ejercen su militancia activamente, desde el trabajo en particular y en general desde las organizaciones a las que pertenecen. Santiago Carabante dice: “Somos nosotros contando nuestras historias antes que vengan otros y las cuenten mal.” A lo que Mónica agrega: “…me parece fundamental que las narraciones que surjan desde las provincias contribuyan a la cinematografía nacional. Porque estas tienen otra mirada. Tienen esa particularidad de los tiempos, de las formas de pensar, de la forma de hablar, de los tiempos verbales. Y eso representa una riqueza infinita. Es muy  importante que podamos estar contando historias desde las provincias, en el lenguaje audiovisual.”

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*